El reino wahabí quiere armas nucleares

La clara posibilidad de un acuerdo nuclear entre Irán y los P5+1 (EE.UU., Reino Unido, Rusia, Francia, Alemania y China) está a solo unas semanas, el 30 de junio.

Por lo tanto hay que conjeturar lo que se propone la siempre paranoica Casa de Saud: Conseguir una bomba nuclear para contrarrestar la inexistente “bomba iraní” que Teherán, a través del Supremo Líder Ayatolá Jamenei, ha execrado regularmente como no islámica y que en todo caso no podría poseer debido a estrictas inspecciones que formarían parte del acuerdo nuclear final.

Leer más

La caída de Palmira altera el equilibrio geopolítico en el Levante

La situación en el Levante se agrava considerablemente al cortar el Emirato Islámico la llamada «ruta de la seda», o sea el paso de Irán hacia el Mediterráneo. Para ello sólo existen dos opciones: pasar por Deir ez-Zor y Alepo o por Palmira y Damasco. La primera vía está cortada desde inicios de 2013 y la segunda acaba de verse interrumpida. La caída de Palmira tendrá, por consiguiente, consecuencias considerables para todo el conjunto del equilibrio regional.

Leer más

La CIA se ve desbordada ante el inesperado apoyo de civiles al Emirato Islámico

Abrumada y sorprendida por el fulgurante desarrollo del Emirato Islámico, grupo yihadista que ella misma creó, la CIA (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos) será objeto de una profunda reorganización. Pero el problema que actualmente enfrenta la Agencia es realmente inédito: una retórica inventada por la CIA para justificar la firma de comunicados reclamando la autoría de atentados terroristas bajo bandera falsa se ha convertido en una poderosa ideología al entrar en contacto con una población cuya existencia la inteligencia estadounidense ni siquiera conocía. Para Thierry Meyssan, la reforma de la CIA será ineficaz y no permitirá a la Agencia manejar el cataclismo que ha provocado en el Levante.

Leer más

El futuro del Medio Oriente

Hace meses que Barack Obama viene tratando de modificar la política estadounidense para el Medio Oriente para poder eliminar el Emirato Islámico con ayuda de Siria. Pero no logra concretar esa modificación. Por un lado, porque durante años estuvo repitiendo constantemente que el presidente Assad tenía que irse. Y también porque sus aliados regionales apoyan al Emirato Islámico en contra de Siria. A pesar de eso, la situación va evolucionando lentamente y finalmente debería lograrlo. Parece, por el momento, que todos los Estados que apoyaban al Emirato Islámico han dejado de hacerlo, abriendo así el camino a una redistribución del juego.
Leer más