Serbia. Fatídico aniversario

Este martes, 24 de marzo, se cumplen 16 años del inicio de la intervención armada en Serbia, guerra en la que participaron cerca de mil aviones que partían a bombardear ese país desde las bases de la OTAN en Italia y del portaaviones norteamericano Theodore Roosevelt, estacionado en el mar Adriático. Entre esa fecha y el 12 de junio de 1999, la OTAN, que bien podría ser denominada la mano negra terrorista de los EE.UU., lanzó un total de 2300 misiles crucero Tomahawk contra 1000 objetivos y sus aviones realizaron unas 38000 misiones de combate, que destruyeron cerca de 40000 casas residenciales, unas 300 escuelas y más de 20 hospitales. Sólo sobre Belgrado, ciudad que pocos estadounidenses son capaces de señalar en el mapa, cayeron unas mil bombas. Estos ataques criminales causaron 6000 heridos y cobraron la vida de más de 3000 civiles, entre ellos 100 niños, muchos otros perdieron los brazos o las piernas. Tanta bomba convirtió a los serbios en expertos capaces de reconocer por el ruido del avión si iba cargado de bombas o no y el tipo de aviones que los bombardeaban.
Leer más

Grecia se pone de pie

Grecia, ante el embate de la derecha neoliberal y con una fuerte legitimidad, intenta sacar al país del cataclismo que se encuentra, renegociar la deuda, el tiempo corre…
Punto Final

El triunfo electoral de Syriza, la coalición de la Izquierda radical griega, ha supuesto el inicio de un nuevo ciclo político en Europa. Este proceso tendrá consecuencias a escala planetaria en la medida en que logre desarrollar una crítica práctica al orden neoliberal impuesto desde las instituciones de la UE, reforzado desde el sistema intergubernamental de Bretton Woods.

1 2 3 4