Comunicado

X  Círculo de estudio ideas y reflexión

Pueblo de México

Las próximas elecciones para elegir diputados, senadores, gobernadores, presidentes municipales, alcaldías y presidente de México no son una elección más, se presentan como la posibilidad de abrir una puerta al cambio, no son el fin, sino el espacio para manifestar el descontento popular, como una forma de poder dar cauce al hartazgo que tenemos de los gobiernos del PRI, PAN, PRD y sus paleros.

Quienes andamos por la calle de la amargura, que hemos vivido el empobrecimiento, el aumento del precio del gas, de las rentas, el alto costo de los productos de la canasta básica, del incremento de la inseguridad, creemos que es justo y necesario un cambio.

En las próximas elecciones se presentan dos propuestas para gobernar a México, la primera donde caben Anaya, Meade y el Bronco, que representan la continuidad de lo mismo. El otro proyecto es representado por Andrés Manuel López Obrador, quien sostiene la posibilidad de cambio por oponerse en algunos aspectos a la política de privatización, hambre, empleo mal pagado y tan solo su propuesta de seguridad puede disminuir el derramamiento de sangre e impunidad de la guerra contra el narcotráfico, su propuesta representa la oportunidad de un respiro, de un mejor escenario para seguir luchando.

Sabemos que es difícil confiar en el sistema electoral mexicano, por ello muchas personas aún están indecisas en votar por Obrador, sin embargo, no debemos confiar en el sistema electoral, este siempre estará en beneficio de cuidar los intereses del enriquecimiento de los ricos burgueses, así pasó en 1988 y en 2006 cuando se consumaron fraudes con el fin de imponer las medidas económicas neoliberales.

La ventaja de AMLO sobre los demás candidatos es aplastante, no sólo por las encuestas que lo llevan 20 puntos por delante, sino por la fuerza e ímpetu de la gente que está dispuesta a hacer algo más que votar el 1° de julio.

Las transformaciones son obra del pueblo organizado, por ello el triunfo de Obrador por sí mismo no significa el cambio, el cambio dependerá de la participación y organización del pueblo para frenar las medidas de privatización que hunden al país en violencia, impunidad y desigualdad social.

Al buen entendedor pocas palabras, habrá fraude electoral. No seamos ingenuos, la perversidad y cinismo de quienes están en el Estado no tiene límites. Dependerá de la fuerza en defensa de la voluntad popular que AMLO arribe a la presidencia, incluso de llegar al gobierno el escenario es que la derecha le impida llevar adelante su proyecto de nación.

No nos confiemos, Obrador se encuentra rodeado de personas ajenas a los intereses del pueblo, necesitamos ser muy astutos, su triunfo es sólo un paso que posibilita mejores condiciones, por ello, más importante que votar el 1°de julio por Morena, es luchar contra el fraude, defender la voluntad popular, vigilar el cumplimiento del programa de Morena para que aquellos puntos que favorezcan al pueblo trabajador llevarlos a último término, así como también es tarea elevar la conciencia del pueblo para que cada vez más personas veamos la necesidad de luchar no sólo contra el neoliberalismo sino contra el sistema que oprime y explota a los trabajadores, o sea el capitalismo.

Compañeras y compañeros, juntos haremos historia, mejorando las condiciones inmediatas, nuestro fin es luchar hasta acabar con la opresión y explotación, esta gran obra será resultado de la organización con el proletariado a la vanguardia hasta la victoria y el socialismo.

¡En la defensa de la voluntad popular!

¡Alto a la privatización del sistema de salud!

¡Por la derogación de las reformas energética, educativa, laboral!

¡Por un gobierno popular-antineoliberal!

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 4 =