En defensa de la orientación tradicional de Chapingo y los derechos fundamentales de los miembros de su comunidad universitaria

x Rafael Ortega Paczka

(Profesor-investigador adscrito a Centros Regionales y de servicio en los departamentos de Fitotecnia y Agroecología)

Este año cumplo 50 años de egresado y 42 años como de profesor de Chapingo. Me encuentro en la recta final de mi vida profesional y casi todo mi tiempo disponible lo dedico a la investigación en conservación y mejoramiento de los maíces criollos de México y a la docencia en recursos fitogenéticos. Como a muchos otros de sus maestros, nuestra institución me ha dado oportunidad de desarrollar líneas de trabajo afines al Acta de constitutiva de la ENA. Me he propuesto concentrarme en mi labor académica, pero ante el actual intento de desestabilizar a la UACh considero necesario dedicar esfuerzos en defensa de la actual orientación que le imprime la administración del Dr. Sergio Barrales Domínguez a Chapingo.

Mi diagnóstico general es que la mayoría del profesorado está envejecida y cansada de la larga crisis que padece institución y de que casi todos los que actúan políticamente han acabado por tolerar la corrupción que permea a Chapingo. Pero frente a este panorama sombrío, como fruto indirecto del movimiento estudiantil de hace un poco más de dos años, ganó la Rectoría el Dr. Barrales, con cuya línea política y ética simpatizo. Es cierto que llegó débil a causa del desgaste del movimiento estudiantil, a que hubo numerosos candidatos y no tuvo lugar segunda vuelta electoral que ampliara la base que apoyara su plataforma, que aceptó como parte de su equipo a varias personas no afines con su línea de trabajo y honradez personal y que ha trabajado con la ya triste y larga condición del Consejo Universitario, en donde la mayoría de sus integrantes están mucho más comprometidos con sus grupos políticos que con sus comunidades académicas que dicen representar.

No obstante, múltiples obstáculos, la institución marcha, mejora, aunque sea lentamente. El rector ya recompuso su equipo de trabajo y salieron algunos de los colaboradores originales nefastos, no se ha apegado a las políticas neoliberales del Gobierno federal como son el recorte de personal académico y administrativo y el recorte presupuestal, hace labor y declaraciones para que el sector agropecuario salga del TLCAN, por ser una persona incorruptible no facilita que se debilite más a Chapingo. Pero el partido en el poder en México requiere alinear a su favor a todas las instituciones del Estado mexicano ante las próximas elecciones estatales y nacionales, entre ellas a Chapingo y encuentra aliados internos interesados en usufructuar puestos en una posible nueva administración y disponer como premio de su labor desestabilizadora de proyectos millonarios con fondos públicos o extranjeros.

Además del breve análisis general de la actual coyuntura por la que atraviesa la institución, considero necesario por su actualidad e importancia denunciar a la mayoría de los consejeros universitarios de la Comisión de Información, Agenda, Plebiscito y Seguimiento de Acuerdos Ampliada (CIAPSA-A), que desde la moderación de las reuniones de discusión sobre el plebiscito actúan de manera facciosa, entorpecen el diálogo del Dr. Barrales y simpatizantes con los grupos de la comunidad universitaria, impiden la participación de profesores de servicio en las asambleas departamentales y favorecen la participación de quienes encabezan los cuestionamientos a la administración, en especial de los profesores Luis Llanos Hernández, Jorge Ocampo Ledesma y Raúl Nieto Ángel, sin importar que no sean miembros de las comunidades en que se realizan asambleas. Una muestra de las extralimitaciones de dicha comisión es que el día miércoles 19 de abril la CIAPSA-A prohibió que el Dr. Barrales se reuniera con los estudiantes de los posgrados, con lo que los integrantes de esa comisión muestran su poco interés por promover la participación de ese sector estudiantil tradicionalmente marginado de la política universitaria y, lo que es peor , atentando contra el derecho de reunión y discusión de los asuntos políticos que está protegida por la Constitución y la Ley que Crea la UACh.

Hago un llamado a los profesores y estudiantes de Chapingo para que en especial en el proceso de este plebiscito participen a favor de la continuidad del desarrollo de la institución en la orientación progresista que marca su Acta constitutiva y en favor de la Autonomía universitaria, en este caso, emitiendo su voto a favor del Dr. Barrales y que nos preparemos para que la Comunidad universitaria recupere el control de otros órganos de gobierno de la institución, en especial del Consejo Universitario.

¡Comparte!

3 comentarios

  • Raymundo Acosta Sanchez

    Por desgracia nuestro querido Chapingo, ha sido en los últimos tiempos, refugio de conflictos que se traducen en una desestabilizacion del fin al que debe dedicarse la educación, el cumulo de intereses por el poder siguen ejerciendo presión para hacerse llegar las riendas de la institución, quien sabe que sucederá el el futuro y si habrán movimientos que causen mas zozobra que soluciones al problema, ojala que se pueda llegar a tener una estabilidad que se avoque a producir mejores agronomos para el campo. los saludo cordialmente otro cincuentenario

  • Jesús Najar Arias

    Como podemos los egresados apoyar y participar JESUS NAJAR ARIAS najar_arias@yahoo.con

  • La solución para conservar la grandeza de nuestra alma mater .. es volver a la constitución como ENA. Y así volver a pertenecer y ser parte de las fuerzas armadas de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce − 12 =