Entre los terroristas del No y los supuestos pacifistas del Sí, el pueblo decide no votar

x James Petras – La Haine
Ninguna de las dos opciones hablaba de lo que más influye sobre el pueblo, que es la falta de una transformación social de la economía

Análisis de James Petras en CX36, lunes 3 de octubre de 2016. Escuchar: http://www.ivoox.com/analisis-james-petras-cx36-audios-mp3_rf_13163642_1.html

Efraín Chury Iribarne: Muy bien, Petras, comencemos por Colombia. ¿Te sorprendió? ¿Qué puede pasar ahora?

JP: En primera instancia debemos reconocer el hecho trascendente que ha pasado y que nadie comenta en los grandes medios de comunicación, que es el 63% de abstención. Es casi dos tercios del electorado que decide no elegir entre las dos opciones que existían. Primero, rechazando la política de la oposición a la paz, pero tampoco abrazando los acuerdos que firmaron los guerrilleros y el gobierno de Santos.

¿Y cómo podemos interpretar eso? Algunos hablan de apatía, otros hablan de falta de información, otros hablan de intimidación, dan muchas razones. Pero creo que se dio porque ninguna de las dos opciones hablaba de lo que más influye sobre el pueblo, que es la falta de una transformación social de la economía. Entre los terroristas del No y los supuestos pacifistas del Sí, el pueblo decide que no tiene representación.

Ahora, algunos pueden pensar que las encuestan indicaron que iba a ganar el Sí por un margen importante; descontando la idea de que haya un gran fraude, yo creo que eso no tiene mucho que ver con lo que pasó. Si analizamos la abstención, la gran mayoría son representantes de los sectores más pobres de la población; que son los que no se sienten afectados por el cambio y no van a moverse para votar.

En una palabra, que más allá de que el No ganó por un pequeño margen de menos del 1%, tal vez debemos buscar otra forma de representar lo que quiere el pueblo.

EChI: ¿Puede pesar el hecho de que el voto no sea obligatorio?

JP: Podríamos decir eso. Pero en muchos casos donde no hay obligación pero la gente siente que sus intereses están en juego, van a votar. Tenemos casos incluso en EE.UU. cuando la gente se siente afectada, hay una medida muy importante sobre su vida, sobre su trabajo, sobre su empleo, la votación aumenta. Pero cuando no sienten que algo está afectando sus intereses, por qué dejar  la rutina e ir a votar por algo que no se siente relevante a su vida.

EChI: Vamos a EE.UU. ¿Cómo viene la campaña para las elecciones de noviembre?

JP: Los debates son insultos. No hay una campaña seria, aquí todo el mundo comenta que hay más insultos y calumnias de uno contra el otro en los debates. Pero más allá de eso, los medios de comunicación están en guerra contra Trump.

Nunca hemos visto que el 95% de los medios estén totalmente a favor de Clinton y en contra de Trump, con mentiras, insultos y cualquier cosa que puedan descubrir de los antecedentes de Trump. Últimamente apareció el hecho de que no pagaba todos los impuestos .Y él gana con eso, porque los comentaristas favorables a Trump dicen, qué vivo es Trump, aprendió a evadir los impuestos. Entonces, cualquier cosa que aparece contra Trump lo convierten en virtud.

Más allá de eso sigue la problemática aquí de un empate electoral. En todas las encuestas se indica que Clinton tiene una ventaja de sólo un 1 o 2% y cualquier cosa puede pasar entre ahora y cuatro semanas más.

Lo que está en juego para mucha gente es el miedo. El miedo contra los anuncios abruptos de Trump, las políticas agresivas contra inmigrantes, contra los acuerdos económicos. Y del otro lado hay gran miedo contra Clinton, ha declarado que va a intervenir en Siria controlando el espacio aéreo, lo que para los norteamericanos implica un conflicto aéreo con Rusia.

Entonces, hay mucho miedo de que ambos candidatos podrían provocar rupturas económicas y rupturas bélicas.

EChI: De todas maneras la representatividad popular que va a tener el próximo gobierno es muy baja, ¿no?

JP: Sí, las encuestas indican que algo más del 60% son desfavorables a ambos candidatos.Un poco más contra Trump, un 65%, contra Hillary alrededor del 60%. Entonces, cualquiera de los dos que sea elegido va a llegar como candidato minoritario desfavorable, y visto como el mal menor en el mejor caso.

EChI: Petras, a unos meses ya del Brexit, ¿cómo se ve la posición de Inglaterra en relación a la Unión Europea?

JP: Los comentaristas dicen que el Brexit significa una ruptura total de Inglaterra con la Unión Europea y que tratará de vincularse más con los poderes atlánticos, las ex colonias inglesas como Australia, Canadá, Nueva Zelanda, etc. Pero es muy cuestionable porque muchos bancos tienen sucursales en otros países o funcionan en Inglaterra como trampolín para vender en el mercado de Europa.

Entonces, por un lado hay mucha expectativa ahora de que Inglaterra puede abrir un nuevo camino, gran independencia, fomentar nuevos acuerdos comerciales. Pero, por otro lado, los banqueros están preocupados porque piensan que Inglaterra sólo es una punta de lanza para Europa.

Entonces, sigue el debate aquí sobre cuáles son las consecuencias de haber salido Inglaterra y en qué profundidad va a romper con Europa. El debate se sigue profundizando y no hay claridad sobre qué efectos podría tener en el corto, mediano y largo plazo sobre la economía de Inglaterra.

EChI: ¿Petras, Barak Obama aceptará irse sin intervenir más profundamente en la realidad de Siria?

JP: Ya está muy involucrado, ha enviado armas y tropas apoyando a los terroristas, ha dicho que Turquía y Arabia Saudita son aliados profundos. Ha reconocido que está apoyando terroristas y que los moderados no existen como una formación independiente con capacidad de formar algo democrático.

El hecho es que Obama ha continuado la política agresiva, y ahora hay candidatos como Hillary Clinton que son más extremistas todavía y uno no puede confiar en que Obama y Clinton tengan alguna diferencia. Si Clinton quiere ir más allá es porque Obama tiene miedo de terminar su gobierno en una gran guerra sangrienta. No hay ninguna diferencia ahora entre Obama y Clinton y eso es muy peligroso.

EChI: Petras, algún otro tema que tengas en la agenda en este momento…

JP: Sí, tenemos tres importantes. Uno es el caso de Brasil donde el PT perdió en San Pablo, perdió 4 de las 5 mayores capitales estatales. Han bajado extremadamente en Río de Janeiro a ser el tercer partido, y la ultra derecha ganó con 28%; el PSOL -con algo de izquierda socialista- con el 18% y el PT con 3%.

Entonces, es una caída vertical que uno tiene que reconocer que está afectando al PT, es una derrota profunda y es difícil ver cómo se puede recuperar con los acuerdos que firmaron. La posición supuestamente de centro izquierda no atrae a nadie, perdieron un importante porcentaje de las masas populares.

Entonces, todo depende de si hay un viraje fuerte hacia la izquierda, hacia la lucha, pero es difícil entender cómo el PT puede hacer un cambio interno a tanta profundidad para recuperar, por lo menos, el apoyo que han perdido en estas elecciones municipales. Lo que está claro es que no están en condiciones de ganar la Presidencia en el año 2018.

El segundo punto que quiero tocar brevemente, es cómo Hungría rechazó las cuotas de inmigración, el 98% votaron No contra la cuota para inmigrantes. Un profundo rechazo de la inmigración y una confirmación de las posiciones ultraderechistas que se están fomentando en estos países de Europa Central.

Y finalmente quiero comentar sobre algo que podría tener enormes repercusiones que es el conflicto, la guerra económica, entre Alemania y EE.UU.

El gobierno norteamericano impuso una multa de 14.000 millones contra Deutsche Bank y el Deutsche Bank está afectado profundamente, cayó en la Bolsa un 40% el valor de sus acciones. Eso es en venganza porque Alemania apoyó a la Comisión Europea que impuso 13.000 millones de multa contra Apple.

Los alemanes están gritando que todas las medidas de multas por parte de EE.UU. forman parte de una guerra económica para perjudicar a Alemania y favorecer el papel de los bancos norteamericanos. Eso es público ahora, en el parlamento alemán, y ahora uno tiene la sensación de que los acuerdos internacionales entre Europa y EE.UU. son cada vez más precarios.

Extractado por La Haine

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 1 =