Claves históricas para entender el triunfo de López Obrador en México

x Camila Matrero

La victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en México con el 53% de los votos frena, o al menos pone en entredicho, la restauración conservadora en la región. Desde los tiempos de la hegemonía indiscutible del Partido Revolucionario Institucional (PRI), un presidente no superaba los 50 puntos.

López Obrador en el tablero político mexicano

AMLO supo conjugar en estas elecciones la esperanza de transformación, en una apelación al futuro, pero sustentada en el pasado mítico de la primera revolución social exitosa del continente y el cardenismo de los años treinta, el movimiento nacional popular que terminó de concretar las promesas revolucionarias al extender la reforma agraria, nacionalizar el petróleo y establecer un programa de educación socialista en la república.

La apelación a Lázaro Cárdenas como fuente de inspiración no es azarosa. En un país que hace décadas perdió la soberanía alimentaria y actualmente depende de la importación de maíz estadounidense, base de la alimentación de su población, AMLO recupera al hombre que más tierras repartió entre campesinos en la historia del país, para hablarle a ese Sur que quedó rezagado a partir del Tratado de Libre Comercio del Atlántico Norte (NAFTA-TLCAN).

Leer más

Gana López Obrador en México, ¿hay esperanza?

x Marcelo Colussi

En México, por un amplio margen, acaba de ganar las elecciones el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional -MORENA- Andrés Manuel López Obrador. El campo popular en su sentido más amplio y la izquierda -mexicana y mundial- lo festejan.

Incluso hubo quien dijo que esto muestra que de ningún modo está terminado el ciclo de los gobiernos progresistas en Latinoamérica, tal como los resultados electorales de varios países lo pudieran hacer pensar, con el retorno de propuestas abiertamente neoliberales y la caída/salida de administraciones de centro-izquierda (Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay).

Por supuesto que es para saludar la llegada de aire fresco a la casa presidencial. De hecho, México es un referente en Latinoamérica, y su peso político influye considerablemente en el sub-continente. Más allá de todo lo que pueda decirse de la propuesta de López Obrador, está claro que no es el neoliberalismo descarado, una visión ultra-derechosa de las cosas, un proyecto antipopular. Saludémoslo entonces.

Leer más

Cinco meses de tensión y especulación sobre la viabilidad del programa de AMLO

x Gerardo Villagrán del Corral

Millones de mexicanos, ávidos de un radical cambio de rumbo eligieron a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como su presidente, con el 53% de los votos que significan mayoría en ambas cámaras del Congreso, cinco de nueve gubernaturas en liza, incluyendo la capital y el estratégico Veracruz, así como de congresos estatales e importantes alcaldías. Pero, ¿podrá AMLO realizar la revolución pacífica que anunció?

Pero hasta el primero de diciembre próximo, cuando asumirá el gobierno, el poder seguirá estando en manos de la clase capitalista ­trasnacional. En este lapso, el bloque de poder, incluidos sus medios hegemónicos (Televisa y Tv Azteca, de Azcárraga y Salinas Pliego, ambos megamillonarios de la lista Forbes), y sus operadores en las estructuras gubernamentales (el Congreso, el aparato judicial, etcétera), escalarán la insurgencia plutocrática buscando ampliar sus privilegios y garantizar sus intereses de clase, y para seguir potenciando la correlación de fuerzas en su favor, señala Carlos Fazio.

Leer más

El verdadero autor de este triunfo histórico es el pueblo mexicano

x Guillermo Almeyra

A Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hay que reconocerle su tenacidad y persistencia –fue candidato en 2006, 2012 y 2018 y supo construir una maquinaria electoral vencedora- pero también es necesario criticar su pragmatismo desprejuiciado, que le sirvió para lograr una amplia base de masas pero sin movilizarlas y, al mismo tiempo, obtener el bueno de una parte de las clases dominantes.

Su victoria electoral premia sus cualidades y, a corto plazo, también su astucia porque en MORENA juntó intereses opuestos lo que le permitió ganar ya que, como escribía Nicanor Parra, “la derecha y la izquierda unidas jamás serán vencidas”.

Pero el verdadero autor de este triunfo histórico, que sacó del gobierno a quienes lo ocupaban desde los años treinta, es el pueblo mexicano, con sus luchas heroicas pagadas con un alto precio de sangre.

Fueron los jóvenes de los barrios de la ciudad de México quienes se autoorganizaron, comprendieron y superaron la impotencia y la incapacidad del gobierno y rescataron víctimas del terrible terremoto de 1985, haciendo así una importante experiencia política que, poco después, llevó a la ruptura del ala izquierda del partido-Estado, el PRI.

Leer más

Trump, AMLO y el mandato popular

x John Saxe-Fernández
El combate a la pobreza, la desigualdad, la corrupción, la impunidad y la violencia, como eje de la campaña electoral 2018 de las candidaturas de Andrés Manuel López Obrador y Morena a todo nivel, jugó y jugará en todo momento, ahora y en el futuro, un papel central en la permanencia y consistencia del apoyo popular, bien detectado por las encuestadoras, un verdadero huracán electoral, que sustentó la victoria de AMLO en pos de la Presidencia, de gubernaturas, diputaciones y senadurías bajo las promesas de no les voy a fallar y no traicionaré al pueblo. Desde la empatía que viene con los años, el mandatario electo dice que la suya es una disposición sólida y serena ante el pueblo, el mundo y ante sí mismo. Es un mandato Ayotzinapa, que tiene como fuerza motora detener la masacre en curso entre mexicanos, tratándose de un reto trascendental y complejo ante el que se buscará todo apoyo, desde lo doméstico hasta la ONU y el papa Francisco, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional. Pero sin abandono del neoliberalismo por 36 años vigente bajo el FMI, sería difícil ir a la raíz.
Leer más

Perdió el PRI, ahora acabemos con el neoliberalismo

x Agustín Ávila Romero

Se tiene que celebrar que frente a una campaña sucia y despiadada de la derecha vs AMLO, el pueblo mexicano salió masivamente a votar y expresar su hartazgo contra la corrupción, la violencia, la inseguridad, el desempleo, la ausencia de seguridad social y la esperanza de un grito de dignidad frente a Donald Trump y sus tratos con los emigrantes nacionales.

En los millones de votos a favor del cambio existe una aspiración legítima de terminar con la oscuridad neoliberal que ha trasladado las ganancias por la explotación de bienes naturales y apropiación del presupuesto gubernamental a un grupo reducido de capitalistas que son además grandes beneficiarios del presupuesto gubernamental. En una unión clara del poder político y económico como se ha señalado.

MORENA y sus aliados han obtenido además la mayoría en el congreso lo que podría facilitar enormemente la reversión de aquellas reformas que han lesionado el bienestar de las familias mexicanas.

A un gobierno que le preocupe realmente la alta vulnerabilidad social de millones de mexicanos debe en un primer momento retirar al ejército de las calles y derogar la ley de seguridad interior. En segundo lugar echar para atrás la reforma energética y minera que entrego estos recursos estratégicos a manos extranjeras –no basta con revisar contratos- el petróleo, los minerales y el agua deben ser de los mexicanos y no de los corporativos saqueadores del pueblo.

No basta con revisar la reforma educativa, debe derogarse y construirse una nueva realmente con la participación de los maestros y la sociedad defendiendo el carácter gratuito y laico en todos los niveles y los derechos laborales de los profesores. Urgentemente se debe rescatar y dar servicios de calidad en escuelas, hospitales, clínicas, hacer efectivo el derecho a la salud y a la educación de todos y todas. Y cumplir el rescate del campo mexicano, la prohibición de la liberación de transgénicos y fortalecer las normas para garantizar el derecho a una alimentación sana, libre de tóxicos y del “veneno” agroindustrial.

Leer más

No nos confiemos: ¡A seguir luchando!

x Círculo de estudio, ideas y reflexión

En vísperas de las elecciones, es del dominio público que la coalición Juntos haremos historia que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO) va a ganar con una aplastante victoria, que no nos quede la menor duda de que vamos a ganar en las urnas.

Sin embargo, aún hay dudas ya que sabemos que el sistema electoral mexicano no es confiable. ¿Cuántos fraudes no han hecho? Por ello la estructura del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ha hecho bien en preparar la vigilancia del proceso electoral, pero, no nos confiemos, aunque

AMLO lleve mucha ventaja en las encuestas, el PRI y el PAN no se van a quedar con los brazos cruzados, buscarán a la mala obtener puntos a su favor. Desde la compra de votos, las amenazas, y la coacción, hasta otro tipo de mañas que pueden ocurrir en el cómputo y conteo final de votos, de estas formas fraudulentas serán responsables el Instituto Nacional Electoral (INE) y su director Lorenzo Córdova.

Leer más

¿Por qué tanto pleito si los cuatro candidatos son lo mismo?

x OLEP/Fragua

Las verdades generales no le enseñan al proletariado a tener consciencia de sus fuerzas y de las posibilidades de su participación en las coyunturas; no le enseñan los objetivos inmediatos y las tareas inmediatas a cumplir. Las verdades generales no permiten a los agrupamientos políticos del proletariado determinar con exactitud su táctica para fortalecerse como opción política frente al resto de las clases dominadas y como oponente real de la burguesía.

Las verdades generales no permiten que la táctica del proletariado fortalezca su estrategia de lucha y, en este sentido, lo alejan de la posibilidad de alcanzar sus objetivos históricos: la toma del poder político y la construcción del socialismo.

Leer más

Los empresarios en el ruedo electoral

x OLEP/Fragua

Un gobierno para “todos”

A lo largo de toda su campaña, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha repetido una y otra vez que no quiere cambios radicales, que no quiere cambiar el modelo económico, sino simplemente quiere un gobierno que esté por encima de las clases y que modere “la riqueza y la indigencia”.

Aun así, para los grupos empresariales más retrógradas, aquellos que no quieren perder ni un solo centavo de sus millonarias ganancias, estas aseveraciones atentan directamente contra su forma de vida, contra lo que han construido a partir del despojo y la explotación: ellos no se quieren moderar en absolutamente nada.

En los primeros días de mayo hubo un “encontronazo” entre AMLO y los empresarios del Consejo Mexicano de Negocios (CMN); dimes y diretes, que si traficantes de influencias, que si minoría rapaz, que si son calumnias, que si los empresarios son quienes generan los empleos de nuestro país. Posteriormente, la Confederación Patronal por la República Mexicana (Coparmex) entró al ruedo y, si bien en un tono menos hostil, también se rozó con el representante del MORENA pues la Coparmex busca dar sus propuestas para una fiscalía anticorrupción “que sirva” a sus intereses asumimos, entre otras cosas. Al final, AMLO llamó a la conciliación, pues para su proyecto de nación también son necesarios los empresarios y se los hizo saber.

Leer más

Comunicado

X  Círculo de estudio ideas y reflexión

Pueblo de México

Las próximas elecciones para elegir diputados, senadores, gobernadores, presidentes municipales, alcaldías y presidente de México no son una elección más, se presentan como la posibilidad de abrir una puerta al cambio, no son el fin, sino el espacio para manifestar el descontento popular, como una forma de poder dar cauce al hartazgo que tenemos de los gobiernos del PRI, PAN, PRD y sus paleros.

Quienes andamos por la calle de la amargura, que hemos vivido el empobrecimiento, el aumento del precio del gas, de las rentas, el alto costo de los productos de la canasta básica, del incremento de la inseguridad, creemos que es justo y necesario un cambio.

En las próximas elecciones se presentan dos propuestas para gobernar a México, la primera donde caben Anaya, Meade y el Bronco, que representan la continuidad de lo mismo. El otro proyecto es representado por Andrés Manuel López Obrador, quien sostiene la posibilidad de cambio por oponerse en algunos aspectos a la política de privatización, hambre, empleo mal pagado y tan solo su propuesta de seguridad puede disminuir el derramamiento de sangre e impunidad de la guerra contra el narcotráfico, su propuesta representa la oportunidad de un respiro, de un mejor escenario para seguir luchando.

Sabemos que es difícil confiar en el sistema electoral mexicano, por ello muchas personas aún están indecisas en votar por Obrador, sin embargo, no debemos confiar en el sistema electoral, este siempre estará en beneficio de cuidar los intereses del enriquecimiento de los ricos burgueses, así pasó en 1988 y en 2006 cuando se consumaron fraudes con el fin de imponer las medidas económicas neoliberales.

La ventaja de AMLO sobre los demás candidatos es aplastante, no sólo por las encuestas que lo llevan 20 puntos por delante, sino por la fuerza e ímpetu de la gente que está dispuesta a hacer algo más que votar el 1° de julio.

Las transformaciones son obra del pueblo organizado, por ello el triunfo de Obrador por sí mismo no significa el cambio, el cambio dependerá de la participación y organización del pueblo para frenar las medidas de privatización que hunden al país en violencia, impunidad y desigualdad social.

Al buen entendedor pocas palabras, habrá fraude electoral. No seamos ingenuos, la perversidad y cinismo de quienes están en el Estado no tiene límites. Dependerá de la fuerza en defensa de la voluntad popular que AMLO arribe a la presidencia, incluso de llegar al gobierno el escenario es que la derecha le impida llevar adelante su proyecto de nación.

No nos confiemos, Obrador se encuentra rodeado de personas ajenas a los intereses del pueblo, necesitamos ser muy astutos, su triunfo es sólo un paso que posibilita mejores condiciones, por ello, más importante que votar el 1°de julio por Morena, es luchar contra el fraude, defender la voluntad popular, vigilar el cumplimiento del programa de Morena para que aquellos puntos que favorezcan al pueblo trabajador llevarlos a último término, así como también es tarea elevar la conciencia del pueblo para que cada vez más personas veamos la necesidad de luchar no sólo contra el neoliberalismo sino contra el sistema que oprime y explota a los trabajadores, o sea el capitalismo.

Compañeras y compañeros, juntos haremos historia, mejorando las condiciones inmediatas, nuestro fin es luchar hasta acabar con la opresión y explotación, esta gran obra será resultado de la organización con el proletariado a la vanguardia hasta la victoria y el socialismo.

¡En la defensa de la voluntad popular!

¡Alto a la privatización del sistema de salud!

¡Por la derogación de las reformas energética, educativa, laboral!

¡Por un gobierno popular-antineoliberal!

1 2 3