Oleada de lucha obrera en Matamoros

x OLEP/Fragua
Tiemblan ante el despertar proletario

Como Sabemos, iniciamos el año 2019 con un aumento al salario mínimo del 16%, con lo que pasó de 88.36 a 102.68 pesos. Sin embargo, para 43 municipios de la frontera con Estados Unidos el aumento se dio en un 100%, es decir, en esa zona fronteriza el salario mínimo ahora es de 176.17 pesos.

La frontera del país fue el lugar que se volvió un paraíso para los empresarios desde hace tres décadas, justo desde la imposición del neoliberalismo. Fue ahí donde los patrones encontraron el lugar perfecto para ejercer la explotación de miles de trabajadores que se encontraban en la pobreza y de muchos migrantes que ya no pudieron cruzar la frontera. Fue por esto que los trabajadores de las maquilas se han enfrentando a bajos salarios, a la nula sindicalización libre, al chantaje de los patrones y a la falta de servicios básicos.

Leer más

El triunfo del Morena, resultado de la lucha de clases

x OLEP/Fragua

En los últimos meses hemos escuchado distintas explicaciones acerca del triunfo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Para algunos fue un “gravísimo error” por parte de un pueblo “inculto y torpe”, que se deja llevar por cualquier “engañabobos” que ofrece “mejoras”, pero que en realidad sólo impondrá una dictadura y autoritarismo. Para este grupo de analistas el país no necesitaba mejorar, pues todos vivían felices, cada uno cumpliendo su papel en este mundo: el rico siendo más rico y el pobre muriendo en la miseria.

En otro extremo están quienes dicen que, al contrario, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegó a la grande porque era “el mero preciso”, de los grandes grupos oligarcas, los que al parecer se reunieron en lo oscurito y decidieron por su cuenta que necesitaban alguien que bajara el descontento social para profundizar el neoliberalismo. De esta deducción se sigue entonces que tanto AMLO como el Morena son más de lo mismo, nada cambia y todas las ligeras mejoras únicamente serán para desmovilizar al pueblo.

Leer más

Terminar con el neoliberalismo, el camino más corto al socialismo

x OLEP/Fragua

El neoliberalismo no se acabará por decreto, sólo por declarar que éste será el último sexenio de una política económica que nos ha desangrado y saqueado como pueblo trabajador y explotado en la ciudad y en el campo. Para terminar definitivamente con el neoliberalismo tendríamos que destruir o barrer con sus pilares fundamentales:

1. La política de privatización, despojo y sobreexplotación que impulsa la burguesía.
2. El terrorismo de Estado, cuya ejecución es realizada por las fuerzas armadas, policiacas y paramilitares, verdugos del pueblo.
3. La alta burocracia que como parásito ha vivido del dinero que se le arranca al pueblo vía impuestos y que trabaja entre altos puestos en el gobierno y en las empresas privadas.
4. Los integrantes del Poder Judicial, principalmente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quienes nunca cuestionaron todas las reformas neoliberales que violaban la Constitución y que legalizaron la privatización, la sobreexplotación, la represión y la impunidad para los autores de esa política neoliberal tan dañina.

Leer más

Victoriano Huerta, el traidor

x OLEP/Fragua

La causa de la violencia, las desapariciones forzadas, las masacres, la injusticia, la impunidad y la desigualdad es el neoliberalismo que, desde 1983, se impuso a nuestro país en beneficio de una minoría rapaz, y este neoliberalismo no es más que “neoporfirismo”. Así lo dijo, palabras más palabras menos, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) durante su discurso en el segundo encuentro con víctimas, realizado en la Ciudad de México el 14 de septiembre de este año.

Hemos vivido una dictadura que, como la de Porfirio Díaz, ha tenido tres pilares: los empresarios —esa oligarquía financiera llamada minoría rapaz—, la parte de la iglesia reaccionaria y el ejército.

Leer más

Terminemos con el neoliberalismo

x OLEP/Fragua

En algo coincidimos con Andrés Manuel López Obrador (AMLO): este sexenio debe ser el fin del neoliberalismo (como lo afirmó el 23 de agosto de este año), ya que es una política económica que sólo beneficia a la oligarquía financiera y a la burguesía trasnacional, mientras millones de mexicanos sufren bajos salarios, desempleo, sobrexplotación, despojo, destrucción de la naturaleza, represión, detención-desaparición, ejecución, robo, trata de personas y un sinnúmero de males más.

Desde nuestro punto de vista el neoliberalismo debe terminarse por la vía de los hechos: no bastan las declaraciones, es necesario atacar el mal de raíz y arrancarlo para que nunca más se ensañe con los hijos del pueblo. Y esa raíz se llama capitalismo: un sistema económico y social que se fundamenta en la propiedad privada de los grandes medios de producción, y en la de la riqueza que genera el pueblo trabajador en la producción.

Leer más

El gran negocio: el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

x OLEP/Fragua

La minoría rapaz dice sí, el pueblo dice no

Al presentar el proyecto para iniciar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), Enrique Peña Nieto declaró que esta obra “por su magnitud, diseño y beneficio social, será una obra trascendental, emblema del México moderno”. A cuatro años de esas declaraciones, demos un breve repaso sobre el “emblema de México”.

Al inicio del proyecto se contempló un presupuesto de 209 mil 712 millones de pesos que serían distribuidos en dos etapas; en la primera, se ejercerían 169 mil millones de pesos y, en la segunda, 40 mil 712 millones.

Teniendo en consideración la magnitud de la obra entendemos que se trata de un negocio millonario ¿Quiénes están detrás del aeropuerto? ¿Quiénes están defendiendo su construcción? ¿Quiénes son y serán los que se beneficiarán de este proyecto que los hará más millonarios? Ellos son los que tienen mucho que perder si el proyecto se cancela.

Leer más

La “revolución” de lo posible

x OLEP/Fragua

El reciente triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones ha logrado que muchos historiadores y muchas organizaciones políticas regresen a la revisión crítica de nuestra historia para encontrar en ella paralelismos o guías que nos permitan comprender nuestro presente y dibujar un futuro, o más específicamente, hasta dónde podemos llegar en estas nuevas circunstancias en las que los partidos neoliberales fueron derrotados mediante las urnas.

El fantasma de Victoriano Huerta, el traidor y asesino, ronda: ¿Quién o quiénes serán los Huertas? ¿En quién o en quiénes va a confiar López Obrador, así como confío Madero, para después ser su víctima?

Pero no sólo el fantasma de Huerta recorre la mente de los mexicanos, también lo hace el fantasma de Ricardo Flores Magón y del Partido Liberal Mexicano (PLM).

Pedro Salmerón, historiador mexicano y articulista de La Jornada publicó un artículo titulado “Flores Magón, o la parábola de lo (im) posible”, el 10 de julio en la sección Opinión.

Leer más

¿Por qué tanto pleito si los cuatro candidatos son lo mismo?

x OLEP/Fragua

Las verdades generales no le enseñan al proletariado a tener consciencia de sus fuerzas y de las posibilidades de su participación en las coyunturas; no le enseñan los objetivos inmediatos y las tareas inmediatas a cumplir. Las verdades generales no permiten a los agrupamientos políticos del proletariado determinar con exactitud su táctica para fortalecerse como opción política frente al resto de las clases dominadas y como oponente real de la burguesía.

Las verdades generales no permiten que la táctica del proletariado fortalezca su estrategia de lucha y, en este sentido, lo alejan de la posibilidad de alcanzar sus objetivos históricos: la toma del poder político y la construcción del socialismo.

Leer más

Los empresarios en el ruedo electoral

x OLEP/Fragua

Un gobierno para “todos”

A lo largo de toda su campaña, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha repetido una y otra vez que no quiere cambios radicales, que no quiere cambiar el modelo económico, sino simplemente quiere un gobierno que esté por encima de las clases y que modere “la riqueza y la indigencia”.

Aun así, para los grupos empresariales más retrógradas, aquellos que no quieren perder ni un solo centavo de sus millonarias ganancias, estas aseveraciones atentan directamente contra su forma de vida, contra lo que han construido a partir del despojo y la explotación: ellos no se quieren moderar en absolutamente nada.

En los primeros días de mayo hubo un “encontronazo” entre AMLO y los empresarios del Consejo Mexicano de Negocios (CMN); dimes y diretes, que si traficantes de influencias, que si minoría rapaz, que si son calumnias, que si los empresarios son quienes generan los empleos de nuestro país. Posteriormente, la Confederación Patronal por la República Mexicana (Coparmex) entró al ruedo y, si bien en un tono menos hostil, también se rozó con el representante del MORENA pues la Coparmex busca dar sus propuestas para una fiscalía anticorrupción “que sirva” a sus intereses asumimos, entre otras cosas. Al final, AMLO llamó a la conciliación, pues para su proyecto de nación también son necesarios los empresarios y se los hizo saber.

Leer más

El miedo paraliza, la organización moviliza

x OLEP/Fragua

En la presente campaña electoral hemos visto de todo, ataques, fraudes adelantados, publicidad anticipada, propaganda negativa apócrifa y un elemento más, el aumento en la violencia cotidiana, pero también en actos de amenaza o coacción del voto en las colonias, en los barrios y en los pueblos.

No pasa un día sin que veamos en la prensa descabezados, masacres, golpizas, asaltos, desapariciones, asesinatos de toda índole. Ante esto debemos preguntarnos si hay un aumento en la violencia en los últimos meses o sólo un aumento en la exposición a la violencia en la prensa, la radio y la televisión. En cualquiera de los dos casos resulta al menos sospechoso que la violencia aumenta como telón del circo electoral.

¿Qué pueden ganar los burgueses y su gobierno con este clima que enrarece las elecciones? A la burguesía le interesa que la gente participe en las elecciones sólo en la medida en que esta participación pueda ser utilizada para darle un espaldarazo al régimen, una participación que éste acotada por el puro ejercicio del voto. Que la gente vote y se vaya a su casa, que no proteste ante los resultados, que asuma que “ganó quien tenía que ganar” porque “en la democracia alguien tiene que ganar”.

Leer más

1 2 3 4