Derrotarse sin subir al ring. Extraña táctica del Subcomandante Marcos…

x Guillermo Fabela Quiñones
El hoy llamado subcomandante Galeano da por sentado que “el capital va por todo y no va a permitir Lulas, ni Dilmas, ni Kirchner, ni Correas, ni Evos ni López Obrador, ni como se llame cualquier cosa que ofrezca un respiro”. Entonces, es válido preguntar: ¿qué caso tiene pues acudir a las urnas a votar si las élites del poder están dispuestas a no permitir el triunfo de las clases mayoritarias? Tal declaración puede interpretarse como una invitación a que la ciudadanía que quiere un cambio se abstenga de votar, no vale la pena porque será un esfuerzo inútil.Una actitud así favorece a la élite gobernante, pues le evita el trabajo de fabricar un fraude que en las condiciones actuales sería muy complicado si los votantes acuden a sufragar en masa, sin miedo a las represalias ni amenazas de los patrones y del gobierno. Si la intención de la cúpula propietaria de los grandes monopolios de México es no permitir que el abanderado de Morena llegue a la Presidencia; si tiene la voluntad y la firmeza de llevar a cabo una elección de Estado, por eso mismo es un imperativo votar masivamente, a la par que se organiza la ciudadanía para asegurar que no se cometa un fraude.
Leer más

Elecciones presidenciales en México Entre profecías y déjà vu nacional

x Iván Montero

El candidato del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no será presidente de México. No hacen falta muchos argumentos para pronosticar este resultado [1] [2]. Ya venimos verificando esta crónica de una muerte anunciada, sólo vamos a reconstruir los acontecimientos que la vehiculizarán, como en la célebre novela de García Márquez.

¿Las razones? MORENA no representa el contrapeso de una fuerza social empatada con otra fuerza social. Es decir, la fuerza social que domina el destino del país es la del proyecto neoliberal dependiente y anclado al ciclo mundial de capital [3], de momento no hay otra fuerza capaz de oponer un proyecto alternativo, así sea uno moderado (como la fantasía de un capitalismo con rostro humano).

¿Qué significa esta capacidad? Significa que el proyecto alternativo tenga una base social movilizada por intereses directos de las clases trabajadoras y/o populares, que bajo paros, huelgas, tomas, candidaturas independientes, luchas jurídicas, etc., logren poner en jaque los ejes de la acumulación neoliberal, tales como contener las privatizaciones, lograr mejoras salariales mediante luchas sindicales, luchas por derechos sociales y más batallas articuladas en torno a una alternativa hegemónica, opositora al régimen político y económico.

Leer más

México en clave electoral

x Eduardo Pérez Otaño

 

El próximo 1 de julio se definirá el nuevo presidente de México en sustitución de Enrique Peña Nieto. Con el arranque oficial de las campañas electorales el pasado 30 de marzo, se confirma el fin de las ideologías políticas en esta contienda en particular: las alianzas y componendas para hacerse de las candidaturas pone en evidencia al sistema político mismo.

Cuatro candidatos se discutirán la primera magistratura, y de paso tratarán de concentrar los favores del electorado durante estos tres meses: el oficialista José Antonio Meade Kuribreña, Ricardo Anaya Cortés, Andrés Manuel López Obrador y la independiente Margarita Zavala Gómez. Entre estas opciones deberán elegir cerca de 90 millones de votantes según datos oficiales del Instituto Nacional Electoral.

Leer más