19S: desastre social

x OLEP/Fragua

El pasado 19 de septiembre la tierra sacudió sus entrañas. Son miles de personas damnificadas y cientos de muertos. Personas que perdieron sus casas o trabajos, niños que quedaron sin escuela, familias que acabaron separadas para siempre. No se puede desde luego culpar a nadie por el temblor, vivimos en una zona sísmica y deberíamos estar preparados siempre para el siguiente desastre. Sin embargo, es responsabilidad del Estado mexicano estar listo para el siguiente desastre así como el que la población tenga una mínima preparación para afrontar estos eventos; es su responsabilidad que los equipos de rescate (no los de seguridad pública) estén listos y preparados ante cualquier eventualidad y que las nuevas construcciones se hagan de acuerdo con las normas adecuadas al tipo de suelo en el que vivimos así como también erogar los recursos necesarios para las labores de atención a los damnificados y de reconstrucción de las zonas afectadas.

Leer más

El desastre natural llamado desigualdad

x OLEP/Fragua

No a todos nos afecta igual

No cabe duda que los hechos recientes son lamentables. El sismo de 8.2 que sacudió nuestro país no deja de cobrar factura en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco; en ciudades como Ixtepec y Tuxtla Gutierrez; en municipios como Juchitán y Matías Romero, así como en las localidades istmeñas. En la CDMX también se sintió fuerte la sacudida, a pesar de que no hubo daños tan graves como en los estados del sur (donde a la fecha van 65 personas que ha perdido la vida), sí existieron pérdidas materiales, construcciones de los barrios y colonias populares como la Morelos, Tepito, Doctores, viviendas que cedieron ante el temblor. Claro, no se ha dicho nada en medios oficiales, pues en muchas de estas colonias ni siquiera sonó la alerta sísmica, la gente salió hasta que sintieron el fuerte evento.

Leer más

Contra el despojo…lucha por el socialismo

x OLEP/Fragua

Saqueo, robo, explotación y miseria, eso es lo que representan los números que ve usted en la imagen del mapa.

La minería no sólo es contaminación y conflictos, también es una forma más por medio de la cual los grandes millonarios se hacen más millonarios a costa de la destrucción del planeta, del futuro de la humanidad y de la creación de más pobres.

Leer más

Contra el aumento en los impuestos

x OLEP/FRAGUA

Punto cuatro de nuestro Programa Mínimo de Lucha

Una delas principales funciones del Estado debería ser, a través de los impuestos, construir la infraestructura necesaria para la población, garantizar el acceso a la salud, educación, vivienda digna y espacios de recreación de toda la población. Sin embargo, durante años el Estado, en vez de utilizar ese dinero en gastos públicos, ha preferido aportarle más a los bolsillos de los gobernantes, gastándose millonadas únicamente en sus salarios, sus lujosas mansiones, sus vacaciones de ensueño y sus pensiones.

De esta manera, mientras los funcionarios se dan vidas de lujo, el pueblo trabajador cada día tiene que chingarle más para pagar más impuestos, sin las esperanzas de que todos esos pagos, regresen a él en forma de mejores condiciones de vida.

Leer más

Mitos sobre la epidemia de obesidad

x OLEP/FRAGUA

Para todos es sabido que nuestro país se encuentra bajo una epidemia de obesidad y diabetes, se encargan de hacérnoslo saber repitiendo una y otra vez en los medios de comunicación que estamos gordos. Es más, todos podemos tararear la pegajosa melodía: “chécate, mídete, muévete” donde dicen y remarcan que si estamos gordos es por nuestra culpa, porque comemos demasiado y no nos gusta hacer ejercicio.

Leer más

Corporativismo de izquierda

x OLEP-FRAGUA

Cuando hablamos de política estamos mal acostumbrados a pensar que alguien siempre es “el mueves”, “el chido”, “el picudo”, y que eso implica que cualquier problema hay que resolverlo por intermediación de él, con auspicio de él, con permiso de él, manteniendo la unidad en torno a él, siguiendo sus lineamientos y respetando la jerarquía de influencias establecida bajo su manto. Las organizaciones sindicales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) llevan esta exaltación al poder del dirigente a niveles casi mitológicos. Ahí está la Confederación de los Trabajadores de México (CTM) que continúa, sin escatimar en parafernalia, el feudo de Fidel Velázquez; también está el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE): si bien su máxima dirigente, Elba Esther Gordillo, artífice del asesinato de maestros disidentes y notoria gestora de corrupciones de altos vuelos, por el momento está en la cárcel por querer sobrepasar los límites que le marcaron sus amos, la facción dominante del sindicato sigue desempeñando su papel de controlar a los maestros para que no se “salgan del huacal” y quieran luchar por la derogación de la reforma educativa. Y qué decir del feudo de Romero Deschamps en el Sindicato de Petróleos Mexicanos o, en otra variante, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, que cuando sale a marchar exige ante todo mejores condiciones para los negocios de Carlos Slim, su patrón.

Leer más

Defendamos las victorias del pueblo

x Olep-Fragua

El 17 de marzo de 2015 estalló la huelga de los jornaleros agrícolas del valle de San Quintín. En ese entonces se dieron movilizaciones masivas: una amenaza de cerca de 80 mil jornaleros se lanzaba a parar la producción agrícola, algo que el capital jamás podría permitirse. La huelga, como recordaremos, se dio en medio de una dura represión y resistencia popular, finalizando con la sindicalización independiente de los jornaleros y la firma de una serie de acuerdos que, hasta la fecha, no se han cumplido.

Leer más

No se preocupe por la devaluación. “Uste’ chínguele más”

x FRAGUA-OLEP

En un número anterior de FRAGUA ya hemos explicado uno de los cuentos que tejían los voceros del gobierno, apegándose al libreto usual de la burguesía moderna: la “competencia” nos va a sacar de jodidos, va a eliminar los monopolios, la ineficiencia y paulatinamente, creará empleos para todo el mundo. Excepto, claro, para los huevones, los que están cambiando de trabajo o uno que otro reacio que no acepta los salarios que ofrecen y se cotiza demasiado.

Si hace unos meses usaron esa historia para cantar victoria por una falsa reducción en el precio de la gasolina y perfumar el atraco de la reforma energética (y siguieron prometiendo futuras rebajas antes de que volviera a subir el litro), ahora utilizan un cuento parecido para tratar de convencernos de que la devaluación del peso frente al dólar no afecta a la mayoría de los mexicanos.

Leer más

1 2