Siria, análisis en profundidad

x Aritz Saidi Olaortua

Quien es socio hoy, mañana puede ser desechado sin el menor miramiento. Eso les está pasando a los kurdos de Siria

El pueblo sirio lleva sufriendo una de las mayores guerras de la historia moderna que se está extendiendo hasta casi los 8 años. Es una guerra a menudo mal descrita por los medios y la clase política occidental, “guerra civil” o “primavera siria” son algunos de los términos empleados para describir un conflicto bélico que realmente viene a ser una guerra injerencista o de cambio de régimen mediante ‘proxies’ y no una confrontación civil al uso. Nada nuevo en el horizonte, esa praxis la vienen practicando las potencias colonialistas y los actuales estados hiper-colonizadores desde hace décadas. Desde Latinoamérica o África, a Oriente Medio o Europa del este. A veces por intereses militares, financieros o estratégicos, y otras veces por ansias expansionistas o en respuesta a intereses de entidades supraestatales y diferentes oligopolios y lobbies globalistas.

Siria junto a su pueblo y ejército lleva resistiendo y encarando lo que muy pocos pueblos han podido aguantar sin romperse y ser completamente destruidos. No es una guerra civil y jamás lo fue. Pudo haber protestas, legítimas además, había motivos para salir a la calle, más que suficientes dicho sea de paso (medidas liberalizadoras, paro, corrupción… ¿te suenan?).

Leer más

Trump e Israel pierden, Rusia, Siria e Irán ganan

x Eduardo Luque
Las tropas kurdas han sido abandonadas a su suerte. Están entre los grandes perdedores, por haber confiado en el imperio

Si tenemos que usar la fuerza, es porque somos EEUU. Somos la nación indispensable. Vemos más allá en el futuro.

(Madeleine Albright, ex secretaria de Estado de EEUU)

La estrategia de seguridad nacional de la administración Trump, hecha pública a comienzos de año, declaraba abiertamente que la lucha contra el terrorismo ya no era la prioridad principal. EEUU no teme especialmente al terrorismo, a fin de cuentas es uno de sus creadores. Su objetivo, ahora, es la competencia con los otros grandes poderes internacionales (Rusia y China)

Por otra parte Trump quiere cumplir una de sus promesas electorales: sacar sus tropas de Siria. La guerra fue uno de los legados que Obama dejó tras de sí. Trump sabe que el equilibrio estratégico en Oriente Medio bascula en favor de Rusia e Irán. Es consciente de que las tropas estadounidenses no alterarán esa nueva situación de poder. La solución era desde ese punto de vista, obvia. No ha sido, como se pretende, una resolución impulsiva. Incluso después del ataque a Damasco del mes de abril, Trump –como reconocen algunos de sus ex–asesores– planteó la retirada de sus tropas. El gobierno de Tel Aviv, así como el turco, habían sido avisados. Otros países aliados, descolocados por esta decisión según informan las agencias de noticias, han llamado insistentemente a Washington pidiendo aclaraciones.

Las tropas kurdas de las [autodenominadas] Fuerzas Democráticas Sirias han sido abandonadas a su suerte. Están entre los grandes perdedores. Joost Hiltermann, director para Medio Oriente del International Crisis Group, afirmó que la decisión estadounidense era “un desastre” para las fuerzas kurdas. Las negociaciones entre los kurdos y el gobierno de Damasco estos días son frenéticas. Los kurdos están dispuestos a devolver los pozos de petróleo y gas que controlan a cambio de la protección del gobierno sirio frente a Turquía.
Leer más

Apoyo para Afrin desde México y Brasil

Organizaciones de México y Brasil han emitido mensajes de apoyo para el pueblo kurdo que lucha en contra del Estado turco y sus ataques sobre Afrin.

Organizaciones por los derechos indígenas de México y Brasil emitieron una declaración titulada “¡Alto al bombardeo sobre Afrin. Alto a los ataques en contra del pueblo kurdo!”

La declaración enfatiza en la revolución de Rojava y dice, “Una vez más, los pueblos defenderán sus libertades colectivas forzadas, casa por casa, yarda por yarda, junto con el YPG y el YPJ”.

Leer más