‎¿Será que está empezando la ‎‎“guerra civil” en Israel?‎

x Thierry Meyssan

El mundo entero es testigo pasivo de nuevos enfrentamientos entre Israel y ‎los palestinos y sigue sin mover ni un dedo ante el derramamiento de sangre. La ‎secuencia de hechos demuestra que potencias extranjeras –Estados Unidos, Irán ‎y Turquía– añaden leña al fuego. Pero ese conflicto es diferente de las demás guerras ‎que se suceden desde hace 73 años en la medida en que estamos ante el posible inicio ‎de una guerra civil en Israel. La cuestión es saber si se trata de un incendio ‎espontáneo o si es provocado. ‎

Leer más

La Operación “Guardián de los muros” no reparará los muros del apartheid de Israel

x Jamal Juma

Israel se ha embarcado en una nueva matanza. El jueves día 13 el número de palestinos asesinados por los bombardeos en Gaza ascendía a 83 personas, entre ellas 17 menores [el viernes la cifra ya había ascendido a 120 muertos, 31 menores (N. de T.)]. El ejército israelí ha incrementado su represión y ha atacado la mezquita de Al Aqsa cuatro veces esta semana. Más de un millar de palestinos han resultado heridos.

La cifra está aumentando mientras usted lee esta noticia. En un acto sin precedentes Israel ha reposicionado las tropas que normalmente tiene emplazadas en la Cisjordania ocupada, la denominada “policía de frontera”, dentro de la Línea Verde.

Nos llena de sufrimiento la pérdida de vidas de nuestro pueblo, nuestros heridos, nuestros prisioneros, la destrucción de nuestros hogares y nuestros lugares sagrados.

Leer más

La mofeta: otra arma israelí de castigo colectivo

x Yara Hawari 

Las fuerzas israelíes la utilizan como arma de “control de masas” para castigar colectivamente a los civiles palestinos que se atreven a protestar

En Nazaret, Haifa, Ramala, Jerusalén y otros lugares, las y los palestinos se manifiestan contra la limpieza étnica permanente que practica el régimen israelí. Motivados e inspirados ahora por la firme resistencia de las familias palestinas que se enfrentan a los desalojos forzosos de sus hogares en el barrio de Sheij Yarrah de Jerusalén, han salido a la calle con valentía –porque lo hacen a sabiendas de que lo que les espera es una brutal represión por parte del ejército y la policía israelíes.

De hecho, en el recinto de Al Aqsa, donde se ha producido gran parte de la violencia contra los y las manifestantes, los palestinos fueron atacados con gases lacrimógenos y disparos mientras rezaban. Más al sur, Israel ha lanzado ataques aéreos sobre Gaza que han alcanzado edificios civiles y han matado a más de 40 personas, entre ellas al menos 14 menores.

Leer más

El apartheid sanitario israelí y la metáfora ‘kibbutz’

x Por Jorge Ramos Tolosa, Liliana Córdova Kaczerginski, Aritz García Gómez 

La campaña de vacunación contra el covid19, o el documental “Generació Kibbutz”, son ejemplos del apartheid del Estado israelí y sus maniobras propagandísticas para negarlo.

En las últimas semanas, se han podido escuchar o leer grandes ovaciones a la eficacia del gobierno del Estado de Israel en aplicar la vacuna contra el covid. Pocas voces se alzan para interpelar con tímida voz a este concierto de alabanzas. ¿Y qué hay de las y los vecinos palestinos de Cisjordania y Gaza?

El IV Convenio de Ginebra establece que Israel es responsable de la salud y el material sanitario de la población palestina bajo colonización y ocupación desde 1967. Además, este convenio fundamental en el derecho internacional dictamina específicamente la obligación de la potencia ocupante de prevenir la propagación de pandemias. Igualmente, aunque se pudiera aducir que los Acuerdos de Oslo transfirieron a la Autoridad Palestina las cuestiones sanitarias, la infraestructura imprescindible para importar, distribuir y administrar la vacuna está bajo un estricto control israelí, el estatus internacional del IV Convenio de Ginebra prevalece sobre acuerdos como los de Oslo y todo el mundo sabe que Israel ha violado y viola estos sistemáticamente.

Leer más

Joe Biden: el sionismo enquistado en su gabinete

x Pablo Jofre Leal

La derrota del ex mandatario Donald Trump, en las elecciones presidenciales estadounidenses, del pasado 3 de noviembre del año 2020 generó en el mundo sionista un revuelo mayúsculo, presagiando que los cuatro años de apoyo incondicional de la administración Trump al régimen israelí, podría tener algunas dificultades bajo el nuevo gobierno demócrata.

Las voces agoreras se templaron, cuando comenzaron a aparecer los primeros nombramientos en los cargos gubernamentales de hombres y mujeres, del que sería el gabinete del nuevo mandatario estadounidense y reconocer en ellos a aliados políticos, dotados de la misma visión mesiánica y supremacista que vislumbra que el sostén financiero, político, diplomático, militar y cual padre putativo seguir protegiendo  al que considera su portaaviones  terrestre. Esto, como parte de su estrategia de dominio hegemónico cada día más a la baja en Asia Occidental. Biden se ha dotado de nombres surgidos del establishment, nadie que pueda generar escozor en el conservador mundo demócrata ni rasgar las vestiduras en los republicanos. Negros, latinos, creyentes judíos, sionistas a secas, representantes del mundo LGBT. No hay musulmanes, ni dirigentes del mundo político cercano a Bernie Sanders o a la parlamentaria Ocasio-Cortez. Nadie que pueda ser acusado de “socialistas o radicales” en la peculiar nomenclatura estadounidense. Pero destaca la presencia de numerosos estadounidenses de creencia judía y de ideología sionista.

Leer más

El plan de Trump de bantustanes ínfimos para el Estado de Palestina muestra que la solución de «dos Estados» siempre fue una mentira

x Craig Murray

Information Clearing House

He leído las 181 páginas completas del «Acuerdo de paz» de Trump para Israel y es impresionante. No es solo que la «solución» que propone es ridículamente unilateral, es todo el análisis del problema a resolver que se desvela como pura y llana propaganda sionista.

Por ejemplo la palabra «violencia» se usa repetidamente. Pero solo se refiere a la violencia de los árabes. No hay una sola mención de la violencia de Israel contra los palestinos, a pesar de que la proporción de asesinatos entre israelíes y palestinos en los últimos diez años es de aproximadamente 80 a 1. La única mención de la violencia contra los palestinos se relaciona con la expulsión kuwaití de los refugiados palestinos después de la primera guerra del Golfo.

Leer más

Conversatorio sobre Palestina y Kurdistán

Conversatorio sobre la lucha anti-imperialista de Palestina y Kurdistán.

Dos pueblos sin estado que llevan décadas resistiendo las políticas imperialistas de reconfiguración espacial, el expolio sistemático de sus recursos naturales y la represión en contra de sus tradiciones y cultura. Con motivo de la visita de Zilan y Abdel a México, se ha organizado un evento en la UACM para exponer las perspectivas anti-imperialistas de ambos procesos.

Lugar: UACM plantel Del Valle

Fecha: 12 de Noviembre del 2018

Hora: 10 am

El «acuerdo definitivo» que Jared Kushner propone para Palestina despojaría a la gente de toda su dignidad

x Robert Fisk
Independent

Después de tres guerras árabe-israelíes, decenas de miles de muertes palestinas y millones de refugiados, ¿realmente cree Kushner que los palestinos se conformarán con dinero en efectivo?

¿No queda otra humillación para los palestinos? Después de Oslo, después de la «solución de dos estados», después de los años de la ocupación israelí -de «Área A» y «Área C» para definir qué tipo de ocupación deben vivir los palestinos- después de la gran colonización judía de tierra robada a sus propietarios árabes, después de los asesinatos masivos de Gaza, y la decisión de Trump de que Jerusalén, toda Jerusalén, debe ser la capital de Israel, ¿se les pedirá a los palestinos que se conformen con dinero en efectivo y una aldea miserable? ¿No les da vergüenza?

Pero a los palestinos pronto se les otorgará el «acuerdo definitivo» -«definitivo», como en el último, definitivo, terminal, concluyente, sin más cartas para jugar, fichas en efectivo, ir a por todas, tómalo o déjalo, al diablo contigo, cese y desista- final del «acuerdo». Un villorrio miserable como capital, sin final de la colonización, sin seguridad, sin ejército, sin fronteras independientes, sin unidad, a cambio de una gran cantidad de dinero, miles de millones de dólares y euros, millones de libras, trillones de dinares y shekels y spondulixes y sucio lucro, la verdadera «ganancia». Leer más

Los EE.UU. e Israel inician una peligrosa escalada militar en Oriente Medio

x Mikel Muñoz Aranburu

Fue la semana con mayor actividad diplomática y con mayor número de reuniones de trabajo entre delegaciones del más alto nivel de ambos países en mucho tiempo. Primero fue el general Joseph Votel, al mando del CENTCOM que es el centro unificado encargado de decidir y coordinar todas las actuaciones del ejército estadounidense en el Oriente Medio, quien visitó Tel Aviv [1]. Allí se reunió, entre otros altos cargos políticos y militares, con el comandante en jefe de las fuerzas armadas israelíes (IDF) y con el asesor de Seguridad Nacional. A los pocos días fue el ministro de defensa israelí, el ultraderechista Avigdor Liberman, quien viajó a Washington para reunirse con su contraparte, el general Mattis, y con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton [2]. Tras estas reuniones destacó el buen entendimiento entre los dos gobiernos:

«Estoy complacido de ver como los estadounidenses comparten con nosotros la lectura de la situación en el Oriente Medio y agradecemos a la administración su apoyo a Israel [3].

Leer más

Así asesina el Mossad

x Ali Younes
Al jazeera
Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Un tiroteo mortal en Malasia pone de relieve la política de la agencia de espionaje israelí de asesinatos selectivos de agentes palestinos.

 

Líderes y agentes palestinos, sirios, libaneses, iraníes y europeos fueron blancos del Mosad [EPA]

El asesinato del científico palestino Fadi al-Batsh, de 35 años, en la capital de Malasia, Kuala Lumpur, es parte de un programa encubierto de asesinatos selectivos de palestinos a quienes Israel considera una amenaza.

Al-Batsh estudió ingeniería eléctrica en Gaza antes de continuar para obtener un doctorado en el mismo tema en Malasia. Se especializó en sistemas y ahorro de energía y publicó numerosos artículos científicos sobre el tema.
Leer más

1 2