El autismo político del compañero Magdiel Sánchez Quiróz. Sobre la posibilidad de un golpe de estado

x José Luis Hernández Ayala

De manera sorprendente, porque hasta ahora he valorado positivamente su trabajo político, el compañero Magdiel Sánchez Quiroz nos afirma que en México solo es un “cuento” la existencia de fuerzas golpistas en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador

(Ver su texto en Viento Sur, https://vientosur.info/spip.php?article15986 ).

Magdiel considera que es absurda la posibilidad de un golpe de estado porque, en su opinión, el actual gobierno es lo mismo que los anteriores y que la única base con la que cuentan quienes sostienen la posibilidad golpista, son las declaraciones de dos personalidades afines al actual régimen: el Padre Alejandro Solalinde y el caricaturista Rafael Barajas. Su motivo se reduce a crear “una herramienta de cohesión y defensa” para galvanizar al gobierno obradorista y “dividir a la izquierda”.

Leer más

Educación en tiempos de pandemia. El lujo de estudiar

x OLEP/Fragua

EL CAPITALISMO crea el mundo a su imagen y semejanza, de la herrumbre de las máquinas construye al sujeto social adecuado para reproducir el sistema. Por un lado, genera a su clase burguesa, educada para mandar y continuar con la lógica irracional de acumulación en detrimento de la naturaleza y el ser humano y, por el otro lado, a la clase desposeída que está educada para servir como un engrane útil a los intereses del capital. Es decir, debe tener cierto nivel de instrucción y de disciplina para poder desarrollar las tareas que la división internacional del trabajo imponga.

En México, el neoliberalismo nos colocó en el papel de ser un país mayoritariamente de servicios (el 63% del PIB en México es aportado por este sector, tan sólo el turismo aporta el 9% del PIB nacional). La industria aporta 29% (18% manufactura) y tan sólo un 3% del sector primario.

En cuanto a la relación de la producción con la educación las cosas están un poco así: el promedio de estudios a nivel nacional es de 10 años, es decir, bachillerato trunco; si lo vemos por tipo de sector productivo el turismo tiene un 35.7% de trabajadores con secundaria, 25.7% con educación media superior, 25.3% con primaria y tan sólo 13.1% con educación superior. Los números para el comercio no son muy diferentes: 33.6% secundaria, 28% media superior, 21% primaria y 16.4% con estudios universitarios. La industria de la transformación tiene 39.3% con secundaria, 24.8% con bachillerato, 20.4% con primaria y 15.5% con estudios universitarios. Sólo en los sectores de Gobierno y Educativo y de Salud (englobado estadísticamente) la mayoría de los trabajadores tienen estudios universitarios: 54% para Gobierno y 70% para Educativo y Salud, aunque estos sólo emplean a 6.5 millones de personas en total contra 22.6 millones de los sectores mencionados anteriormente. Es decir, en nuestro país se es funcional para la economía con tan sólo tener estudios de secundaria o iniciar un bachillerato y si es técnico en alguna rama de los servicios mucho mejor y si no acabas, tampoco hay tanta bronca.

Leer más

Los detenidos-desaparecidos son hijos del pueblo ¡Verdad y justicia ahora!

x OLEP/Fragua

TODO ESTÁ EN CALMA, los edificios y las canchas de la Normal en la que se pasaron los años de tu vida que jamás olvidarás, se escucha un aire ligero, que medrosamente te dice algo al oído, como si fueran las voces de tus 43 compañeros, tratando de hacer que recuerdes esa noche en Iguala, Guerrero, esa noche marcada por la desesperación de un ataque sorpresivo, en el que percibes uniformes policiales y armas militares, pero todo es tan confuso, sólo querías que los disparos se detuvieran, y ahora al caminar rumbo a tu primaria solo quisieras que tus compañeros vieran esas sonrisas esperanzadoras de los niños que esperan pacientemente…

Ya pasa del medio día, recién te despediste de tu papá porque con tu madre tenías que ir a visitar a unos familiares en Ocosingo, Chiapas, unos minutos después te comunicas con él, ya no entran las llamadas, ya no contesta los mensajes, al llegar a casa no se encuentra, pasa un día, un año, cuatro años, aun recuerdas ese 5 de marzo de 2016 como si fuera un sueño, confuso por la angustia de que nada malo le haya ocurrido a tu padre Fidencio Gómez Sántiz…

Leer más

IEMS: un proyecto en peligro ¡Prepa sí!, ¡cárcel no!

x OLEP/Fragua

“¡PREPA SÍ!, ¡CÁRCEL NO!”, ése fue el grito que algunas organizaciones de Iztapalapa emitieron por el año de 1995 cuando tomaron la excárcel de mujeres para que no se construyera un reclusorio de alta seguridad, como lo quería el regente priista del entonces Distrito Federal, Espinosa Villareal. La lucha social de esos vecinos por defender ese predio, que llevaba como quince años abandonado, logró que se instalara una escuela preparatoria de manera provisional con sillas, mesas y techos de lámina y cartón, al que asistieron profesores, jóvenes y adultos para iniciar un proyecto educativo.

Tres años después (1998), el gobierno de la Ciudad de México organizó de manera formal los estudios de esta preparatoria y generó una nueva propuesta educativa. Para el año 2000 se creó el Instituto de Educación Media Superior (IEMS), responsable de 16 planteles mejor conocidos como las “peje prepas”, que iniciaron sus cursos en agosto del 2001. El primer plantel en iniciar fue Iztapalapa, pero se había planeado ya la construcción de otros más en zonas marginadas sin acceso a la educación ni a la cultura.

Leer más

Raúl Beyruti: el rey de la explotación. Traición al pueblo en el Senado

x OLEP/Fragua

HOY LA REALIDAD para los trabajadores cada vez se pinta más complicada, mientras los discursos iniciados durante la campaña diciendo “primero los pobres” parecen ser olvidados en el Congreso y por la bancada del Morena y su líder en el senado, Ricardo Monreal.

En otros números pasados de FRAGUA hemos señalado el carácter de las decisiones del senador Monreal y su gran afinidad a la burguesía trasnacional, pues él mismo es un representante de la misma y, por supuesto, no quiere perder; es el “fuego amigo” de la burguesía dentro de la Cámara para custodiar con los intereses de la clase trabajadora, pero, ¿todo esto a qué viene? Pues estas líneas son escritas por la discusión que se sostiene sobre la regulación del outsourcing o subcontratación, una práctica laboral que sólo significa rapiña para el empresario y miseria para el trabajador. Hoy las propuestas se colaron de parte de la clase burguesa que no quiere perder ni un centavo y que están siendo impulsadas por la empresa GIN GROUP y su dueño Raúl Beyruti, conocido coloquialmente como “el rey de outsourcing”.

¿Quién es esta persona y qué intereses tiene en la nueva reforma? Pues resulta que a esta “fichita” no se le quiere ir una y ha querido “meter su cuchara” en la nueva discusión que se tenía para la reforma hacia la subcontratación, la cual no pretende siquiera erradicar esta práctica, sino sólo regularla. ¿Qué significa esto? Que para los gobernantes hay dos formas de explotación por subcontratación: una legal y otra ilegal, entonces buscan hacer más eficiente y “humano” el legal y erradicar el ilegal, que lo único que para ellos es ilegal es que no deja buenos impuestos.

Leer más

Litio: nuevo petróleo mexicano. Ganancias de privados, penas del pueblo

x OLEP/Fragua

EN 2019 LA MINING TECHNOLOGY (portal de internet que publica información referente a la minería en el mundo) publicó un ranking de yacimientos de litio y México apareció como cabeza de la lista del yacimiento de litio más grande del mundo. Ubicado en Bacadéhuachi, Sonora, cuenta con reservas probadas y probables de 243.8 millones de toneladas. Esta noticia convertía a México en el centro de atención, pues lo coloca como una potencia en la producción del nuevo oro blanco.

El litio es un elemento químico utilizado para la fabricación de diferentes productos, como las baterías y otros aditamentos de celulares, computadoras, automóviles eléctricos, aeronaves, naves espaciales, submarinos, etc. El litio es el componente fundamental para el desarrollo científico, tecnológico y militar, así que, quien asegure su suministro tendrá muchas ventajas. Ahora, naciones de todo el mundo se afilan las garras para llevarse la rebanada más grande de pastel, pues Sonora no es el único lugar donde existe el litio.

Leer más

Pandemia, ciencia y política: una defensa de la 4T

x Víctor M. Toledo

n tiempos de crisis, el conocimiento racional es el arma más poderosa para salir de ella. Siempre lo ha sido, junto con la cooperación y una visión pertinente de la realidad. Eso fue lo que sucedió con la historia de la humanidad. Los seres humanos somos una de las ocho especies y subespecies que pertenecen al género Homo, cuyos más antiguos registros se remontan a unos ­2 millones de años. Salvo nosotros, el resto de nuestros parientes más cercanos terminaron extinguiéndose. Somos la única y última rama viva de un árbol evolutivo, que no logró mantener a sus especies. Es muy probable que hayan sido el conocimiento racional y la cooperación las que permitieron a nuestra especie continuar existiendo por 300 mil años. Hoy ese conocimiento racional se llama ciencia y esta dimensión de la cultura humana se usa para dos cosas: o para mantener el doble sistema de explotación que una minoría de minorías (el 1%) mantiene sobre el trabajo de la naturaleza (depredación) y sobre el trabajo humano (parasitismo), o bien para la liberación de lo anterior y la defensa de la vida humana y no humana. La primera es la ciencia al servicio del poder corporativo, que en último término busca la ganancia y la acumulación y concentración del capital; la segunda es la que persigue el beneficio social y el respeto por la vida, y es la que se practica en buena parte de las instituciones públicas y en las universidades. De acuerdo con la Unesco (2015), existen casi 8 millones de científicos en el mundo. Los datos indican además una tendencia reciente a la privatización de la ciencia en numerosos países (Sudcorea, China, Alemania, EU, Turquía, Polonia, etcétera). En EU esta tendencia ha sido especialmente marcada. Mientras la relación entre la ciencia académica financiada por el gobierno y la ciencia corporativa era de 60-40 por ciento en 1965, hacia 2006 ésta se había invertido a 35-65 por ciento y alcanzó 30-70 en 2015.

Leer más

México, el protagonista inesperado ante la OPEP: un paso hacia su soberanía energética

x Javier Buenrostro

Ante el derrumbe de los precios petroleros debido en parte a una demanda ralentizada por la pandemia del SARS-CoV-2 y en mayor medida al conflicto que desde hace un mes sostenían Rusia y Arabia Saudita, este domingo se llegó a un acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) para reducir la oferta petrolera y así estabilizar los precios del crudo y, con ello, también de los mercados financieros y los tipos cambiarios.

Antes de la pandemia del coronavirus, había una producción de 100 millones de barriles diarios. En las semanas subsecuentes la producción cayó 35%, pero a juzgar por la demanda decreciente seguía siendo un exceso para la situación actual, lo que facilitó que siguiera el hundimiento del precio del petróleo. La OPEP+ discutió un corte de 15 millones de barriles para mayo pero, ante las reticencias, se hizo la propuesta que el corte en la producción petrolera mundial fuera de 10 millones de barriles.

Rusia, Arabia Saudita y Estados Unidos eran los tres actores en el centro de esta negociación. Pero el sábado 11 de abril surgió un protagonista inesperado: México. En el acuerdo preliminar, donde se recortaban los 10 millones de barriles en la producción mundial, a México se le había asignado un recorte de 400.000, lo que implicaba casi el 25% de la producción nacional, cuando la mayoría de los países tenían un recorte de entre el 10 y el 15%. No era un buen acuerdo para México.

Leer más

Réquiem por el intelectual en medio de una crisis sanitaria

x Ricardo Orozco

Contrario al sentido común imperante en la derecha mexicana y en grandes sectores de la propia izquierda —desde la más rastrera y conservadora hasta las militancias más recalcitrantes de la 4T, pasando por las adherencias, los adeptos y hasta los observadores externos—, según el cual el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (y él mismo en persona) carece de experiencia, tacto, precisión, congruencia y consistencia en su política de comunicación sobre cualquier asunto que competa a la vida pública en el país ¿podríamos afirmar que el modelo de comunicación establecido entre el gobierno de la 4T y la sociedad mexicana es uno de los experimentos de interlocución política más efectivos experimentados en la historia reciente de México, en general; y de un gobierno federal, en particular?

Desde su toma de posesión de la primera magistratura del Estado mexicano (pero inclusive desde mucho tiempo atrás, cuando López Obrador se lanzó por primera vez a una contienda electoral por la presidencia de México), el sentido común dominante en amplios sectores de la sociedad, impulsado con particular virulencia, profusión e insistencia por los intereses opuestos y antagónicos al estilo personal de gobernar de López Obrador, es aquel que indica que el actual presidente de México es un personaje poco o nada preparado para afrontar las responsabilidades y los retos que plantea el ejercicio de gobernar a un Estado tan grande, complejo y diverso como el mexicano; ya de entrada, debido a las deficiencias que éste funcionario público muestra constantemente en sus capacidades de comunicar con eficiencia, veracidad y precisión lo que piensa y lo que busca hacer al fungir en un cargo público.

Leer más

Por la senda de Leona Vicario y Emiliano Zapata

x OLEP

Hoy nuestro país se encuentra en una coyuntura importante, una coyuntura que atraviesa todo el mundo y muestra de manera clara y evidente que el modo de producción capitalista y las políticas neoliberales de privatización y destrucción de los derechos sociales, laborales y humanos solamente favorecen a la clase burguesa en detrimento de la vida y la salud de las masas populares.

Cientos de miles de trabajadores despedidos por empresas que dicen no poder pagar uno o dos meses de sueldo porque casi casi “viven al día”. Una clase capitalista furiosa que busca rescates económicos cuando son ellos quienes se han enriquecido gracias a la explotación de miles de trabajadores como el caso de Carlos Salazar Lomelín quien fuera director general de Coca Cola-Femsa una empresa valuada en más de 11 billones de dólares y hoy representa al Consejo Coordinador Empresarial quienes deben al menos 50 mil millones de pesos en impuestos y hoy pone en el grito en el cielo por un “rescate”.

Leer más

1 2 3 13