Nutriendo las filas de la ultraderecha, Los arrogantes de Sahra Wagenknecht y las políticas de la identidad (II)

x Iván Carrasco Andrés

En la primera entrega de este artículo expusimos el diagnóstico que hace Sahra Wagenknecht sobre la izquierda-del-estilo de vida, sus horizontes, orígenes y las consecuencias en el ámbito político electoral que, a su juicio, han engrosado las filas de los partidos de derecha. En esta segunda entrega presentamos y problematizamos las propuestas que esboza la autora.

¿Homogeneidad, identidad nacional y ciudadanía?

¿Quién pertenece a una comunidad y quién no? Con esta pregunta podría formularse el fundamento al que Wagenknecht apela para plantear un programa político enfocado en la defensa del bien común y del sentido de lo común. Pero, precisamente, ¿cómo y quién define quién es miembro de una comunidad y cuáles son, entonces, los criterios? Para responder esta pregunta, la autora apela a la identidad, es decir:

Las identidades comunes se basan en relatos comunes que fijan valores, normas y reglas de comportamiento. Muchas tradiciones y costumbres tienen precisamente su valor en trasmitir un sentimiento de comunidad y de pertenencia, creando recíprocamente, con ello, sentimientos de lealtad.[1]

Leer más

Nutriendo las filas de la ultraderecha, Los arrogantes de Sahra Wagenknecht y las políticas de la identidad (I)

x Iván Carrasco Andrés

Hace apenas unas semanas, la política alemana de origen iraní de Die Linke, Sahra Wagenknecht, publicó un libro titulado Die Selbstgerechten: Mein Gegenprogramm-für Gemeinsinn und Zusammenhalt (Los arrogantes: Mi contraprograma- por el sentido común y la unión). El libro, dividido en dos partes, hace un controvertido diagnóstico de la actual situación de la izquierda en Alemania, las causas de su distanciamiento de la clase obrera y en la segunda parte propone alternativas. ¿Por qué la derecha gana adeptos cada día que pasa?, ¿tiene la izquierda alguna responsabilidad al respecto?, ¿qué cambios sociales han tenido que suceder para que se enaltezcan las diferencias particulares frente a las cuestiones de clase? Estas son algunas preguntas que guían la reflexión de la autora en su más reciente libro.

La izquierda que convirtió el ser de izquierda en un estilo de vida

Desde hace algunos años se ha abierto un discreto, casi imperceptible, pero creciente debate en la izquierda y en algunos círculos liberales sobre las políticas de la identidad[1] y su repercusión en los resultados y tendencias electorales, que han sido, en su mayoría, beneficiosos para los partidos de derecha y ultraderecha en EU, Francia, Inglaterra y Alemania, así como la influencia que dichos planteamientos han tenido progresivamente en las praxis de las “nuevas izquierdas”. Sahra Wagenknecht pone sobre la mesa y señala incisivamente una serie de elementos para la discusión urgente y actual sobre los nuevos derroteros que han tomado las izquierdas a nivel mundial. Wagenknecht ha sido atacada por algunos miembros de su mismo partido por considerar que los  planteamientos expresados en su nuevo libro son una “declaración de amor”[2] para con el partido de ultraderecha AfD (Alternative für Deutschland) y una afrenta directa a los votantes de Die Linke que, a juicio de Wagenknecht y como explicaremos en este artículo, construyen su identidad y praxis política a partir de un tipo específico de consumo privilegiado, nombrado por la autora como izquierda-del-estilo de vida (Lifestyle-Linke)[3].

Leer más

Las ambiciosas reformas de Joe Biden

x Thierry Meyssan

El presidente estadounidense Joe Biden y el Partido Democráta han iniciado ‎importantes reformas en Estados Unidos, pero no son reformas sociales sino de ‎carácter societal. Biden y el Partido Demócrata están creando condiciones para la ‎reactivación del imperialismo. Pero es difícil decir actualmente si todo ese proceso va ‎a continuar o si acabará siendo abandonado debido al evidente estado senil del ‎presidente.‎

El presidente estadounidense Joe Biden ha dedicado el primer mes de su mandato a su objetivo de ‎reforma societal y su segundo mes en la Casa Blanca a sentar las bases de su política exterior. ‎Todavía no se sabe con precisión en qué consistirá la tercera fase de sus primeros «100 días», ‎que bien podría estar relacionada con los temas económicos. Esa eventual tercera fase debería ‎traducirse en una actualización de la infraestructura estadounidense, hoy en ruinas, lo cual se financiaría aumentando los impuestos en un 30%, según la doctrina keynesiana aplicada a su ‎máxima expresión. ‎

No entraré a analizar aquí las razones –justificadas o no– de la política de la administración Biden. ‎Me limitaré sólo a exponer sus consecuencias. ‎

Leer más

Tras los pasos de Monsanto

x Andreas Knobloch

Bayer apremia a México y a Tailanda, según documentos filtrados, a dar marcha atrás a la prohibición de glifosato.

En 2019 el gobierno tailandés decidió prohibir tres pesticidas, entre ellos el herbicida glifosato. Sin embargo, poco antes de que la prohibición entrara en vigor, el gobierno en Bangkok dio marcha atrás. «Me ha interesado fundamentalmente el rol de Estados Unidos en estos asuntos», expresó a «nd» (Neues Deutschland) Nathan Donley, científico de la organización norteamericana para la protección del medio ambiente sin fines de lucro Center for Biological Diversity (CBD). En los documentos se hace evidente que la empresa química y el lobby agrícola estuvieron profundamente involucrados en la presión que jugó USA en Tailandia para evitar que se prohibiera el glifosato. «Después vi en las noticias que en México se habían realizado los mismo pasos que en Tailandia para prohibir el glifosato y otros pesticidas. Esto nos motivó a solicitar los documentos.»

Haciendo valer el acta de libertad de información, una ley sobre la libertad de información, la CBD solicitó la publicación de los documentos internos; el periódico británico «The Guardian» los publicó la semana pasada. El intercambio de emails muestra que la empresa alemana Bayer cooperó estrechamente con los departamentos gubernamentales norteamericanos para presionar al gobierno mexicano a que desistiera de su propuesta en torno a la prohibición de glifosato. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador estableció un plazo hasta el 2024 para que sus agricultores dejen de emplear glifosato y otros pesticidas, así como el cultivo y uso de maíz transgénico. El argumento esgrimido para la prohibición fue la seguridad alimentaria, la soberanía y aspectos de salud. El glifosato es un componente de diferentes herbicidas y se lo vincula con el cáncer y con otros problemas de salud. En Alemania los herbicidas que contienen glifosato también deberán prohibirse a partir del 2024.

Leer más

Objeto de disputa: Nord Stream 2

x Reinhard Lauterbach

¿Habrá algún movimiento en la disputa por el Nord Stream 2? Según datos del periódico Handelsblatts (edición del día martes), Estados Unidos le hizo una oferta al Gobierno Federal Alemán para negociar el levantamiento de las sanciones ya impuestas, y de las planeadas a futuro, en contra del proyecto del gaseoducto Nord Stream 2. El objetivo político de la administración norteamericana sería la de impedir que el gasoducto, que haría técnicamente superfluo el tránsito del gas a través de Ucrania, sea aprovechado en contra Ucrania o en contra de otro estado del este de Europa. El periódico escribe, citando a los «círculos gubernamentales berlineses» que, por ejemplo, Washington esperaría una confirmación del Consejo de Ministros alemanes para detener la operación del Nord Stream 2, tan pronto como Rusia, por su lado, termine el tránsito a través de Ucrania. Esto implicaría que el gobierno alemán motivaría a Rusia a que el actual acuerdo, que termina hasta 2024, de tránsito con Ucrania sea prorrogado. La revista polaca de derecha Wprost afirma haberse enterado de que la condición establecida por USA, para permitir el gasoducto, sería que la República Federal Alemana aumentase en un dos por ciento del PIB el gasto dedicado a su gasto armamentístico.

Hasta el momento no ha habido ninguna confirmación sobre esta información, sin embargo, el consejero de Joseph Biden para política exterior, Richard Nocholas Burns, le habría propuesto al gobierno alemán un tipo de opción cero: la interrupción de las obras para obtener tiempo para una «conversación relajada y confidencial». Al mismo tiempo, Estados Unidos mantiene una especie de amenaza contra el proyecto. El portavoz del ministerio del exterior, Edward Price, declaró el miércoles que USA «observaría de cerca» y que tan pronto como se inicien los trabajos de construcción, entrarían en vigor las sanciones en contra de los implicados.

Leer más

Nord Stream 2. Conflicto por el gasoducto

x Aert van Riel

En la disputa en torno a Nord Stream 2 se trata de cuestiones geopolíticas.

Si una cárcel se llama «silencio de los marineros», se generan espeluznantes asociaciones. Se dice que allí la resistencia de hombres especialmente fuertes puede ser quebrada o que se trata de un lugar en donde a los prisioneros los amenaza el eterno silencio. Lo que es un hecho es que muchos hombres nombran de este modo a la prisión preventiva Nr. 1 del servicio penitenciario ruso en Moscú porque se encuentra en la calle Matrosskaja tischina (silencio de los marineros).Sobre las condiciones de arresto se dicen cosas malas, sin embargo, es imposible comprobar si son ciertas o no.

El reo más famoso actualmente es el opositor y -así mismo nombrado- activista anticorrupción Alexei Nawalny. Fue condenado a 30 días de prisión luego de su regreso desde Alemania en un procedimiento de urgencia. La fiscalía justifica su arresto porque Nawalny habría violado su libertad condicional. Nawalny permaneció en la República Federal Alemana después de su envenenamiento y no se presentó ante la policía rusa.

Leer más