La reforma petrolera de AMLO y las nuevas batallas por venir

x Eduardo Nava Hernández

Como en el caso de la reforma eléctrica, lo más seguro es que la mayoría morenista en el congreso apruebe esta iniciativa “sin cambiarle ni una coma”, y que el gobierno enfile hacia un nuevo conflicto en los tribunales y un nuevo choque con el sector privado y el poder judicial.

Como una nueva medida para continuar con el reforzamiento de la presencia del capital público en el sector energético y la regulación de éste por el Estado, el presidente López Obrador hizo llegar al Congreso el 26 de marzo una iniciativa más de reforma legal, esta vez a la Ley de Hidrocarburos en sus artículos 51, 53, párrafo segundo, 56, fracción XI, 57 y 59 Bis, y adicionando una fracción al artículo 56 y un párrafo segundo a la fracción II del artículo 86.

Se trata, en síntesis, de que el Estado, a través de la Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía y las empresas productivas Pemex y CFE, recupere el control, como un tema de seguridad nacional y de soberanía energética, sobre “el tratamiento y refinación de petróleo, el procesamiento de gas natural y la exportación e importación de hidrocarburos y petrolíferos, así como en el transporte, almacenamiento, distribución, compresión, licuefacción, descompresión, regasificación, comercialización y expendio al público de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos”. La iniciativa prevé, que, en casos de desabasto o riesgos a la seguridad nacional, la seguridad energética o la economía nacional, la Sener podría suspender temporalmente los permisos o licencias a los particulares que participan en la producción, procesamiento, transporte, almacenamiento, comercialización, expendio al público y exportación e importación de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos. Al mismo tiempo, Pemex tomaría el control de las instalaciones de las empresas suspendidas. Y, tras su muy segura aprobación, la ley permitiría incluso revocar las franquicias de los distribuidores de gasolinas, diésel y gas que no entreguen a los consumidores las cantidades pagadas por éstos.

Leer más

El bloqueo del Canal de Suez subraya la fragilidad de la globalización

x Patrick Mazza

La cadena global de suministros es un elaborado ballet coreografiado, como muestra claramente el trasiego de contenedores que transportan el 60 por ciento del comercio marítimo mundial. Calibrar un flujo de más de 800 millones de contenedores al año conlleva un seguimiento sofisticado que asegure que cada contenedor llega a su destino. El sistema abarca hasta el operario que maneja la grúa que apila cada contenedor en una posición determinada dentro del barco y se asegura de que queden a bordo suficientes contenedores vacíos para el siguiente cargamento.

La semana pasada el ballet se convirtió en un baile de locos, cuando uno de los protagonistas, el buque MV Ever Given se salió de su papel coreografiado y alteró la danza al completo. Esto ocurrió al bloquear el cuello de botella más crítico para el comercio mundial, el Canal de Suez, una arteria por la que discurre el 30 por ciento del tráfico de contenedores de todo el mundo. Sus efectos se trasmitieron a todo el planeta. El precio del petróleo subió rápidamente. Se detuvo la salida de buques en los principales puertos, desde Róterdam hasta Newark. Se retrasaron las entregas de las compras vía internet y a mayoristas. Amazon e Ikea tenían incluso contenedores a bordo del Ever Given.

Leer más

Por qué la OTAN destruyó Libia ‎hace 10 años

x Manlio Dinucci

Aunque el Pentágono ya había emprendido su estrategia de destrucción de todos ‎los Estados en los países del Medio Oriente ampliado, la destrucción de Libia fue ‎resultado de una maniobra urgente de orden financiero. ‎

Hace 10 años, el 19 de marzo de 2011, fuerzas militares de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN iniciaban ‎su campaña de bombardeos contra Libia. ‎

Aquella agresión contra un país soberano fue dirigida por Estados Unidos, inicialmente a través ‎del AfriCom (el mando de las fuerzas militares estadounidenses en África) y después a través de ‎la OTAN, que actuaba bajo las órdenes del Pentágono. ‎

Leer más

El litio y la soberanía, México y Bolivia

x Gerardo Villagrán del Corral

Acompañado por el presidente boliviano Luis Arce, el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador destacó en rueda de prensa el interés de su gobierno en explotar los yacimientos de litio con los que cuenta el país y que analiza la posibilidad de tener una mayor participación en la extracción del metal cuyas reservas se concentran en Sonora.

Bolivia, cabe recordar, dispone de mayores reservas del llamado petróleo del futuro, hoy tan codiciado en el mundo. Arce recordó que el control de los recursos naturales es un tema estratégico y afirmó que el dominio sobre el litio fue el objetivo económico detrás del golpe de Estado que en noviembre de 2019 obligó al ex presidente Evo Morales y miembros de su gabinete –incluido el propio Arcea– a exiliarse en México.

López Obrador reconoció que el papel gubernamental en el sector se verá acotado de manera inevitable por el entreguismo desenfrenado de sus antecesores, quienes concesionaron vastas extensiones del territorio nacional no para producir oro, plata, cobre, litio, sino fundamentalmente para especular en el mercado financiero.

Leer más

Límites y alcances de la reforma eléctrica

x OLEP/Fragua

¿QUÉ SIGNIFICADO TIENE para el pueblo organizado y no organizado la reforma en materia energética que impulsó Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y que aprobó recientemente la Cámara de Diputados? Hasta el día que se escribe este artículo aún falta la aprobación en la Cámara de Senadores.

De manera general, el gobierno de AMLO y la Cámara de Diputados mencionan que el beneficio sería un incremento de entre 14 mil 308 y 135 mil 558 millones de pesos en los ingresos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y que este dinero se podría utilizar para invertir en la misma CFE y en todos los proyectos que tiene el gobierno, como el Tren Maya y sus programas sociales. Es decir, que nos “beneficiaria” porque se crearían empleos e infraestructura, y recibiríamos nuestro dinerito de los programas sociales. O sea que es una buena decisión, pero ¿es suficiente para revertir la privatización del sector eléctrico y sobre todo para, como nos lo ha dicho AMLO, terminar con el neoliberalismo en nuestro país y la miseria que continuó y profundizó esa política económica durante 36 años? Y un punto muy importante, ¿qué papel tiene el pueblo y nosotros como organización ante esta reforma? ¿Sólo mirar desde las gradas el partido y contar cuántos goles se meten entre el gobierno y las empresas opositoras a la reforma?

Nosotros, la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), como expresión del pueblo organizado, pensamos que, al igual que otras resoluciones que ha tomado AMLO, ésta es también una decisión a medias que no termina con el neoliberalismo: que sí fortalece al Estado de la clase burguesa, que medio se pelea con las grandes empresas transnacionales mexicanas y extranjeras, pero que no termina de darle el golpe final al proceso de privatización y al neoliberalismo. ¿Por qué decimos esto? ¿Por qué AMLO no quiere terminar con el neoliberalismo de una vez por todas? ¿Tendrá miedo? ¿Pensará que es una venganza y no es su tarea? ¿No tiene la fuerza suficiente para hacerlo?

Leer más

Libro. Ecofascismo. Lecciones sobre la experiencia alemana

x Janeth Biehl y Peter Staundenmaier

Ecofascismo fue publicado originalmente en 1995, en un momento en que los radicales estadounidenses debatían acerca del lugar que debía ocupar la crisis ecológica. ¿Sería tan consciente el movimiento de la centralidad de la economía del «crecer o morir» como de las estructuras de jerarquía y dominación que engendrarían dicha crisis, afirmando, de manera consecuente, qué soluciones ecológicas y sociales debían acompañarla? O ¿denigraría las cuestiones sociales en favor de un salvajismo místico y abrazaría el antihumanismo y el maltusianismo? Con estas preguntas en mente, consideramos que la experiencia alemana tenía bastante que aportar a estas cuestiones.

En la década y media que ha transcurrido desde entonces, el panorama político ha cambiado bastante. Los movimientos ecologistas radicales, en cierto modo, han madurado y han desarrollado análisis de la crisis ecológica actual históricamente más fundamentados y más lúcidos, mientras que las figuras predominantes de la derecha catalogan de amenazas dictatoriales a la libertad» incluso las formas más tibias de ambientalismo. A la luz de estos cambios en el contexto, hemos decidido reimprimir nuestro ensayo original sin revisarlo, aunque añadiéndole un nuevo capítulo en el que se refleja el desarrollo de los acontecimientos desde mediados de la década de 1990. Tenemos la esperanza de que las cuestiones exa-
minadas en este libro contribuirán a reforzar, informar y revigorizar un modelo de política ecológica crítica y de confrontación.

Descargar libro: Ecofascismo. Lecciones sobre la experiencia alemana

El derrocamiento de Evo Morales y la primera guerra del litio

x Thierry Meyssan

Desde finales del siglo XIX, el mundo se había acostumbrado a las guerras del petróleo. ‎Pero ahora comienzan las guerras del litio, que es un mineral fundamental para la fabricación de ‎teléfonos celulares… y también para la de automóviles eléctricos. Un historiador y ‎un periodista británicos lograron obtener una serie de documentos del Foreign Office –‎el ministerio de Exteriores del Reino Unido– que demuestran que Londres organizó ‎de punta a cabo el derrocamiento del presidente de Bolivia, Evo Morales, para ‎apoderarse de las reservas de litio de ese país. ‎

Leer más

Finlandia tiene una vacuna para la covid desde hace nueve meses y optó por la «Big Pharma»

x Ilari KailaJoona-Hermanni Mäkinen

Moderna recibió 2.500 millones de ayudas públicas en Estados Unidos. Los investigadores de la Universidad de Helsinki necesitaban 50 millones para la fase III de su vacuna, libre de patentes. No consiguieron ayuda del Gobierno.

El pasado mes de mayo, un equipo de destacados investigadores finlandeses tenía lista una vacuna sin patente de la covid-19, lo que podría haber permitido a países de todo el mundo inocular a sus poblaciones sin desembolsar grandes sumas de dinero. Sin embargo, en lugar de apoyar la iniciativa, el gobierno de Finlandia se puso de parte de la gran industria farmacéutica, lo que demuestra que un modelo de financiación basado en patentes antepone los beneficios económicos a la salud pública.

“Consideramos que era nuestro deber empezar a desarrollar una alternativa de este tipo”, afirma el profesor Kalle Saksela, presidente del departamento de Virología de la Universidad de Helsinki. “En primavera seguía creyendo que seguramente alguna entidad pública se involucraría y comenzaría a promoverla. Al parecer ninguna situación es lo suficientemente urgente como para empujar al Estado a buscar activamente algo así”.

Leer más

Argentina y México proponen un nuevo eje progresista en América Latina y el Caribe

x Pedro Brieger

Las visitas de Estado tienen múltiples dimensiones y hay diferentes criterios para evaluarlas más allá de las afinidades políticas, entre otros, la duración de una visita y las actividades que se realizan. Muy lejos en el recuerdo quedan las giras de semanas, como la que realizó el presidente de Francia Charles de Gaulle en 1964 por 10 países de América del Sur a lo largo de 26 días. Ahora el tiempo apremia, todo es breve y las visitas de Estado suelen durar horas, apenas para un saludo y la firma de algún documento protocolar. No es el caso de la visita de Alberto Fernández al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La excusa del viaje a México fue la conmemoración del bicentenario de la independencia mexicana y específicamente el día de la bandera, el 24 de febrero. Fernández permaneció durante tres días y se pudo percibir una gran empatía con AMLO, que lo invitó a varias actividades por fuera de lo estrictamente protocolar.

Leer más

Tras los pasos de Monsanto

x Andreas Knobloch

Bayer apremia a México y a Tailanda, según documentos filtrados, a dar marcha atrás a la prohibición de glifosato.

En 2019 el gobierno tailandés decidió prohibir tres pesticidas, entre ellos el herbicida glifosato. Sin embargo, poco antes de que la prohibición entrara en vigor, el gobierno en Bangkok dio marcha atrás. «Me ha interesado fundamentalmente el rol de Estados Unidos en estos asuntos», expresó a «nd» (Neues Deutschland) Nathan Donley, científico de la organización norteamericana para la protección del medio ambiente sin fines de lucro Center for Biological Diversity (CBD). En los documentos se hace evidente que la empresa química y el lobby agrícola estuvieron profundamente involucrados en la presión que jugó USA en Tailandia para evitar que se prohibiera el glifosato. «Después vi en las noticias que en México se habían realizado los mismo pasos que en Tailandia para prohibir el glifosato y otros pesticidas. Esto nos motivó a solicitar los documentos.»

Haciendo valer el acta de libertad de información, una ley sobre la libertad de información, la CBD solicitó la publicación de los documentos internos; el periódico británico «The Guardian» los publicó la semana pasada. El intercambio de emails muestra que la empresa alemana Bayer cooperó estrechamente con los departamentos gubernamentales norteamericanos para presionar al gobierno mexicano a que desistiera de su propuesta en torno a la prohibición de glifosato. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador estableció un plazo hasta el 2024 para que sus agricultores dejen de emplear glifosato y otros pesticidas, así como el cultivo y uso de maíz transgénico. El argumento esgrimido para la prohibición fue la seguridad alimentaria, la soberanía y aspectos de salud. El glifosato es un componente de diferentes herbicidas y se lo vincula con el cáncer y con otros problemas de salud. En Alemania los herbicidas que contienen glifosato también deberán prohibirse a partir del 2024.

Leer más
1 2 3 36