Izquierda y antiimperialismo en EEUU

x Aziz Rana

A pesar de que la izquierda estadounidense ha dado grandes pasos en el último tiempo al comenzar a discutir políticas nacionales como Medicare for All, no ha logrado poner en el centro de su agenda la defensa de una política antimperialista firme cuando se trata de las relaciones exteriores. Aziz Rana, profesor en la Universidad Cornell, ha estado luchando con este dilema durante años, preguntándose por qué la izquierda tiene miedo de hablar de política exterior y por qué no debería tenerlo. Rana conversó con Doug Henwood sobre este tema en su podcast Behind the News.

DH. Hemos presenciado una irrupción sorprendente de políticas socialdemócratas en el discurso estadounidense, pero no parece haber mucho progreso a la hora de pensar el resto del mundo desde EEUU. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué hay tan poco internacionalismo de izquierda?

AR. Son varios problemas, relativamente distintos. En primer lugar, hay que decir que el Partido Demócrata ha aceptado durante años un consenso bipardista acerca de cómo pensar el lugar de EEUU en el mundo, lo cual no es más que una variante del nacionalismo de la Guerra Fría. Básicamente se trata de la idea de que los intereses de EEUU son los intereses del mundo porque EEUU es un país comprometido con la libertad y con la igualdad desde su fundación, y, por este motivo, tiene una responsabilidad especial en la escena global, en la medida en que se concibe como la principal nación igualitaria.

Esto justifica el ejercicio continuo de un poder policial internacional como así también la idea de que las restricciones legales internacionales no son vinculantes para EEUU. EEUU puede entrar y salir de la ley porque en última instancia es un país excepcional, comprometido con la excepcional tarea de apoyar y reforzar el régimen de posguerra. Esta perspectiva fue compartida tanto por Obama como por Bush.

Leer más

Venezuela: La reconfiguración del tablero

x Marco Teruggi

Volvieron las colas para la gasolina subsidiada en Caracas, y con ellas las especulaciones acerca de la posible nueva llegada de barcos iraníes, el funcionamiento o no de las refinerías, el aumento de sanciones y el fin del diésel, la hora cero tantas veces profetizada por la oposición que finalmente no llega.

Los últimos meses del 2020 llevan sobre sus espaldas el acumulado de años de un conflicto complejo, donde parece por momentos que nada se mueve en superficie hasta que emerge una acción inesperada, o casi. Esta vez quien dio el paso fue Henrique Capriles al anunciar su participación en las elecciones legislativas del 6 de diciembre. Las señales de que podía suceder tenían meses. 

Leer más

Ya están llegando los barcos a Venezuela

x Antonio Gershenson

Con grandes cantidades de gasolina y tal vez otros combustibles, vienen desde Irán, hacia nuestro continente, cinco buques tanque. Zarparon desde sus costas viajando más de 12 mil 357 kilómetros para abastecer a Venezuela del petróleo que necesita. Cuatro de estas embarcaciones ya llegaron.

Las amenazas del gobierno de Estados Unidos se iniciaron desde que se dio a conocer la ayuda de Irán al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Y, también, desde las primeras declaraciones de rechazo, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohammad Yavad Zarif, dijo que respondería decididamente. Son más de 12 mil 400 kilómetros los que han viajado y el embarque no va a regresar sin ser entregado.

Leer más

La nueva estrategia antichina de Washington

x Thierry Meyssan

Independientemente de la histeria antichina del grupo que impuso las respuestas ‎políticas, falsamente sanitarias, adoptadas en Occidente ante la epidemia de Covid-19, ‎esta última ha puesto de relieve el hecho que las naciones occidentales dependen de los productos de ‎la industria china. Después de haber comprobado esa dependencia, la administración ‎Trump ha pasado del deseo de reequilibrar los intercambios comerciales a una lógica de ‎enfrentamiento militar, aunque sin llegar a recurrir a la guerra. Acaba de comenzar ‎oficialmente la campaña de sabotaje contra las llamadas «rutas de la seda». ‎

Leer más

Trump adapta la estrategia energética de ‎Estados Unidos‎

x Thierry Meyssan

Mientras la gran mayoría de la gente está ensimismada en las medidas de ‎repartición de la epidemia en el tiempo, la dinastía reinante en Arabia Saudita ‎cuestiona el poderío de su protector estadounidense. Riad y Washington libran una ‎prueba de fuerza que ya estaba desorganizando la economía mundial antes de que se ‎extendiera el coronavirus. El presidente Donald Trump se plantea apoderarse del ‎control del petróleo de Arabia Saudita y de Venezuela, lo cual parece haberlo llevado a ‎establecer nuevas alianzas. ‎

Leer más

La primera guerra de la “OTAN-MO” ‎perturba el orden regional

x Thierry Meyssan

Mientras europeos y árabes se concentran en el coronavirus, los anglosajones ‎se dedican a modificar el orden del mundo. Cumpliendo órdenes de Estados Unidos, el ‎Reino Unido ha tomado el control de la entrada del Mar Rojo, Emiratos Árabes ‎se vuelve en contra de Arabia Saudita y le inflige una derrota humillante en el sur ‎de Yemen, mientras que los hutis hacen lo mismo en el norte. Yemen se ha dividido ‎de hecho en dos Estados y la integridad territorial de Arabia Saudita corre ‎peligro.‎

Leer más

¿Por qué fracasó el partido político de las Farc?

x Horacio Duque

Al carecer del apoyo mayoritario de los delegados, un grupo conformado por Timochenko y sus compinches asumieron de manera fraudulenta y con delegados fantasmas la dirección

El fracaso político del partido político organizado por los ex integrantes de las Farc es parte de la bancarrota general del Acuerdo de paz, como consecuencia del objetivo político del actual gobierno de Iván Duque y del uribismo de hacer trizas los pactos alcanzados por el gobierno de Juan Manuel Santos con los dirigentes de dicha organización guerrillera en la Mesa de diálogos que funciono en La Habana desde el mes de agosto del año 2012. Por supuesto, en esa quiebra del Pacto también tienen su cuota tanto el anterior gobierno santista como un sector del cuerpo directivo de la guerrilla.

El santismo por su poca voluntad política frente a los compromisos adquiridos y por la promoción en el segundo semestre del 2016 de un inconveniente e inoportuno Plebiscito que fue utilizado por la oposición de ultraderecha para exacerbar viejos odios y miedos políticos que a la postre facilitaron el triunfo del No y la deslegitimación de los textos consensuados. Y el núcleo de las Farc, representado por Londoño, por su empeño en renunciar a un acumulado histórico de resistencia enlazado a un proyecto de cambios radicales de la sociedad y el poder político central construido pacientemente y con grandes sacrificios humanos durante casi 60 años por los campesinos liderados por Manuel Marulanda.

Leer más

Bolivia, laboratorio de una nueva ‎estrategia de desestabilización

x Thierry Meyssan

La prensa internacional nos relata con parsimonia los acontecimientos de Bolivia. ‎Describe el derrocamiento del presidente Evo Morales, señala que es un enésimo golpe ‎en la historia de ese país, pero no logra entender lo que realmente sucede. No percibe ‎el surgimiento de una nueva fuerza política, hasta ahora desconocida en Latinoamérica. ‎Thierry Meyssan señala que si las autoridades religiosas del continente no asumen ‎inmediatamente sus responsabilidades, nada podrá impedir la propagación del caos.‎


El 14 de octubre de 2019, el presidente Evo Morales anunciaba, en entrevista concedida a la ‎televisora GigaVisión, que tenía en su poder grabaciones que demostraban que personalidades de ‎la extrema derecha y ex militares estaban preparando un golpe de Estado en previsión de que ‎él volviera a ganar la elección presidencial [1].‎

Pero lo que sucedió no fue un golpe de Estado militar sino el derrocamiento del presidente ‎constitucional. Nada permite pensar que el nuevo régimen sea capaz de estabilizar el país. ‎Estamos viendo el inicio de un periodo de caos. ‎

Los motines iniciados el 21 de octubre, y que llevaron al presidente y al vicepresidente de la ‎República, a la presidente del Senado, al presidente de la Cámara de Diputados y al vicepresidente ‎del Senado a dimitir uno tras otro, no cesaron con la entronización de Jeanine Áñez, la segunda ‎vicepresidente del Senado, el 12 de noviembre. El partido político de la señora Áñez, el ‎Movimiento Demócrata Social, sólo cuenta con 4 diputados y senadores de un total de 130. Y ‎su decisión de instaurar un nuevo gobierno sin representantes de los pueblos originarios (pueblos ‎que los occidentales llamarían “indígenas”) llevó a los miembros de esos grupos étnicos a lanzarse ‎a las calles, en lugar de los grupos de matones que habían sacado del poder al gobierno del ‎presidente Evo Morales. ‎

Leer más

Óscar Ugarteche Galarza: «China ha elegido Latinoamérica para cambiar la matriz energética»

x Dabid Lazkanoiturburu

Óscar Ugarteche Galarza (Lima, 1949), es economista en la UNAM de México. Escritor e investigador de larga trayectoria y extenso currículum, desbroza el papel de China en la economía-mundo y, en concreto, en el continente latinoamericano.

Oscar Ugarteche Galarza ha aprovechado su reciente estancia en Euskal Herria –de la mano del Observatorio de Multinacionales en América Latina y de la Asociación Paz con Dignidad (Bakea eta Duintasuna Elkartea)– para bucear en los evidentes orígenes de sus ancestros: Erandio para los Ugartetxe y Aretxabaleta para los Galarza.

Usted sostiene que China lidera el cambio energético.

El Gobierno chino introdujo en 2012-2014 un conjunto de leyes para sustituir las termoeléctricas y el petróleo por energías limpias y renovables.

Sin obviar su apuesta nuclear –tiene ya 19 reactores y esta construyendo otros 19–; en cuanto a las renovables, impulsa la energía solar. Su plan es llenar China de parques solares como el que tiene en Macao, de 28 kilómetros cuadrados. Además, fabrica y exporta paneles solares, que cuestan 42 dólares menos que los americanos. La guerra comercial comenzó con aranceles a esos paneles solares.

Leer más

El imperio está tratando de aplicar en Venezuela el escenario «Libia-2011»

Carlos E. Lippo
Tendrán que enfrentarse a un pueblo armado, que entre soldados regulares, milicianos y voluntarios sumaría más de 3 millones de combatientes

«Los ataques contra nosotros son constantes, despiadados y de toda índole. Y non son sólo económicos. Por ejemplo, ahora, con las fiestas de fin de año, han llegado desde afuera, cruzando la frontera, decenas de comandos terroristas especializados en los sabotajes eléctricos» Nicolás Maduro Moros, enero de 2019

Es un hecho conocido que la invasión a Libia ocurrida entre marzo y octubre del año 2011 fue una intervención militar encabezada por mercenarios extranjeros y fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) comandadas por los EEUU, en contra del Gobierno legítimo del Coronel Muamar Gaddafi, quien después de haber derrocado el corrupto gobierno monárquico del rey Idris cuarenta y un años antes, había unificado la nación, declarando en 1977 la Yamahiriya Árabe Libia Popular y Socialista, que logró generar significativos avances en materia política, económica y social, que hicieron de Libia el país con la menor desigualdad y con el mayor ingreso per cápita de todo el continente africano.

Oportuno es señalar que una parte importante de los mercenarios a los que hemos hecho referencia en el párrafo anterior eran de origen colombiano, tal como fue puesto en evidencia por las voces en idioma español con marcado e inconfundible acento colombiano, registradas en algunos videos del atroz linchamiento de Gaddafi ocurrido a mediados de octubre de 2011, que fueron profusamente difundidos en aquellos días.
Leer más

1 2 3