Encuentro Biden-Putin, más parecido a ‎un Yalta II que a la capitulación ‎de Berlín‎. LA FORMACIÓN DE UN NUEVO ORDEN MUNDIAL – 2ª PARTE

x Thierry Meyssan

Después de haber sufrido una humillante derrota en Siria, Estados Unidos fue ‎a Ginebra para aceptar las condiciones del vencedor. El encuentro del 16 de junio ‎de 2021 entre Joe Biden y Vladimir Putin podría significar el fin de las hostilidades… ‎si la administración Biden finalmente contiene a sus tropas. Las potencias de Europa ‎occidental tendrán que pagar la factura mientras que China se ve confirmada en su ‎estatus de socio de Rusia.‎

Leer más

Elección presidencial en la República ‎Árabe Siria

x Thierry Meyssan

La nueva elección presidencial siria ha sido una celebración de la victoria nacional ‎sobre las agresiones externas. Y además ha confirmado la autoridad de Bachar al-‎Assad, no por sus ideas políticas sino por el valor y la tenacidad que mostró en plena ‎guerra. Las potencias occidentales han perdido esa guerra, pero aún se niegan a ‎reconocer su derrota y otra vez afirman que la elección es ilegal. Los dirigentes ‎occidentales persisten tozudamente en presentar a las autoridades sirias como una banda ‎de torturadores, pero ellos mismos son incapaces de reconocer sus propios ‎crímenes. ‎

Leer más

Las ambiciosas reformas de Joe Biden

x Thierry Meyssan

El presidente estadounidense Joe Biden y el Partido Democráta han iniciado ‎importantes reformas en Estados Unidos, pero no son reformas sociales sino de ‎carácter societal. Biden y el Partido Demócrata están creando condiciones para la ‎reactivación del imperialismo. Pero es difícil decir actualmente si todo ese proceso va ‎a continuar o si acabará siendo abandonado debido al evidente estado senil del ‎presidente.‎

El presidente estadounidense Joe Biden ha dedicado el primer mes de su mandato a su objetivo de ‎reforma societal y su segundo mes en la Casa Blanca a sentar las bases de su política exterior. ‎Todavía no se sabe con precisión en qué consistirá la tercera fase de sus primeros «100 días», ‎que bien podría estar relacionada con los temas económicos. Esa eventual tercera fase debería ‎traducirse en una actualización de la infraestructura estadounidense, hoy en ruinas, lo cual se financiaría aumentando los impuestos en un 30%, según la doctrina keynesiana aplicada a su ‎máxima expresión. ‎

No entraré a analizar aquí las razones –justificadas o no– de la política de la administración Biden. ‎Me limitaré sólo a exponer sus consecuencias. ‎

Leer más

Rusia y China, ¿amigas para siempre?

x Rafael Poch de Feliu

Sobre los problemas de su alianza, forjada por la estupidez de Washington.

La cooperación ruso-china es cada vez más estrecha y se extiende a ámbitos sensibles antes inimaginables. En octubre de 2019 el Presidente Putin reveló, por ejemplo, que Rusia está ayudando a China a crear un sistema de alerta para ataques de misiles, lo que parece anticipar un sistema integrado y un rudimento de alianza militar defensiva. Esos son, ciertamente, avances mayores.

En la misma línea, la última gran declaración conjunta chino-rusa, la de Moscú del pasado 11 de septiembre, ofreció todo un catálogo de la ampliación de la sintonía entre Moscú y Pekín sobre la situación internacional. (Recordemos que la primera visita al extranjero de Xi Jinping como Presidente fue a Rusia). Aquella declaración mencionaba la campaña y politización antichina con motivo de la pandemia (el “virus de Wuhan” de Trump), la campaña europea y americana para minimizar la decisiva aportación de la URSS en la derrota del nazismo, y la revitalización de un militarismo sin complejos en las dos potencias derrotadas en 1945: Alemania y Japón. Denunciaba también las sanciones y la presión militar, con ingerencias desestabilizadoras y alianzas con países hostiles para apretar el cerco alrededor de cada una de las dos potencias; la OTAN y el GUAM -Georgia, Ucrania, Azerbaidjan y Moldavia, creada en 1997- en el caso de Rusia, y el Quad -Australia, India, Japón y Estados Unidos- en el de China.

Leer más

Trump e Israel pierden, Rusia, Siria e Irán ganan

x Eduardo Luque
Las tropas kurdas han sido abandonadas a su suerte. Están entre los grandes perdedores, por haber confiado en el imperio

Si tenemos que usar la fuerza, es porque somos EEUU. Somos la nación indispensable. Vemos más allá en el futuro.

(Madeleine Albright, ex secretaria de Estado de EEUU)

La estrategia de seguridad nacional de la administración Trump, hecha pública a comienzos de año, declaraba abiertamente que la lucha contra el terrorismo ya no era la prioridad principal. EEUU no teme especialmente al terrorismo, a fin de cuentas es uno de sus creadores. Su objetivo, ahora, es la competencia con los otros grandes poderes internacionales (Rusia y China)

Por otra parte Trump quiere cumplir una de sus promesas electorales: sacar sus tropas de Siria. La guerra fue uno de los legados que Obama dejó tras de sí. Trump sabe que el equilibrio estratégico en Oriente Medio bascula en favor de Rusia e Irán. Es consciente de que las tropas estadounidenses no alterarán esa nueva situación de poder. La solución era desde ese punto de vista, obvia. No ha sido, como se pretende, una resolución impulsiva. Incluso después del ataque a Damasco del mes de abril, Trump –como reconocen algunos de sus ex–asesores– planteó la retirada de sus tropas. El gobierno de Tel Aviv, así como el turco, habían sido avisados. Otros países aliados, descolocados por esta decisión según informan las agencias de noticias, han llamado insistentemente a Washington pidiendo aclaraciones.

Las tropas kurdas de las [autodenominadas] Fuerzas Democráticas Sirias han sido abandonadas a su suerte. Están entre los grandes perdedores. Joost Hiltermann, director para Medio Oriente del International Crisis Group, afirmó que la decisión estadounidense era “un desastre” para las fuerzas kurdas. Las negociaciones entre los kurdos y el gobierno de Damasco estos días son frenéticas. Los kurdos están dispuestos a devolver los pozos de petróleo y gas que controlan a cambio de la protección del gobierno sirio frente a Turquía.
Leer más

Despliegue militar de Rusia en Irán

Valentin Vasilescu

Los dirigentes y los medios de prensa occidentales se sienten totalmente desorientados ante la instalación de una base militar rusa en Irán, que ha resultado para ellos tan inesperada como lo fue, en septiembre de 2015, el despliegue militar ruso en Siria. Se trata, sin embargo, de dos despliegues que llevaron mucho tiempo de preparación –desde noviembre de 2015, en el caso de Irán, y desde junio de 2012, en el de Siria. Aunque no se trata de una implantación permanente, la presencia rusa en la base de Hamadan es una expresión del cambio de estatus internacional de Rusia, ahora presente más allá de su tradicional zona de influencia.

Leer más

Del Comunicado de Ginebra a la Resolución 2254

Los términos de la Resolución 2254 confirman, en lo esencial, los del Comunicado de Ginebra adoptado hace 3 meses. Las dos mayores potencias militares del mundo llegan a un acuerdo para mantener la República Árabe Siria, mientras que los imperialistas –con Francia en primera fila– siguen empeñados en alcanzar su sueño de lograr un cambio de régimen mediante el uso de la fuerza. Pero el mundo ha cambiado mucho en los últimos años y parece difícil echar abajo el nuevo acuerdo, como ocurrió en 2012.

Leer más

Las operaciones militares que se preparan en Siria y sus alrededores

La prensa occidental habla poco sobre las operaciones militares en Siria y cuando lo hace es para afirmar, sin ofrecer la menor prueba, que la coalición encabezada por Estados Unidos bombardea exitosamente a los yihadistas del Emirato Islámico mientras que Rusia mata civiles inocentes. De hecho es difícil formarse una idea sobre la situación actual, sobre todo porque cada bando se prepara con vista a un amplio enfrentamiento. Thierry Meyssan describe aquí lo que se prepara. Leer más