De buenos deseos, coyunturas y realidades: México 2018, elecciones y fragmentaciones (parte III)

x Ricardo Armando Flores* y Viridiana Alarcón

En las primeras dos entregas de esta serie de artículos hemos analizado los horizontes en los que se mueven las izquierdas en México frente a la pregunta: ¿qué se juega en las elecciones en general? Asimismo, nos enfocamos al análisis de los dos sectores que definimos como antielectoral y electoral y sus posicionamientos frente a la pregunta antes referida. En la presente entrega, intentaremos trazar, sin caer en ejercicios escolásticos, los posibles escenarios a los que se enfrentará el movimiento social y popular después de las elecciones, es decir, las posiciones políticas que enarbolarán, como resultado de su inclusión en alguno de los dos sectores que ya hemos analizado, aunque, de entrada, pondremos un poco más énfasis en las posiciones del sector antielectoral. Comencemos.

¿Retembló algo?

Queremos señalar algunos puntos de lo que significó el intento del Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de figurar, aunque fuese simbólicamente en la boleta electoral de las elecciones presidenciales del próximo 1º de julio. Pues, a pesar de haber llamado a sus simpatizantes e interesados a compartir sus valoraciones al respecto, parece que muy pocos o casi nadie lo hizo (o al menos aún no se hace público).

Después del sonoro, pero silenciado, fracaso de la recolección de firmas para la candidatura independiente de María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy”, impulsada por el CNI-EZLN, aderezado por el misterioso silencio de la comandancia zapatista durante por lo menos un mesi, los hechos saltan a la vista. Es decir, nuevamente, el EZLN anunció con bombo y platillo que cimbraría al sistema político mexicano y, nuevamente, no pudo abrir esa ansiada grieta en el muro del sistema, no hizo retemblar en sus centros la tierra: ni tembló ni retembló. Eso sí, la campaña de recolección de firmas vino a comprobar lo que ya habíamos dicho anteriormente: la existencia del poco o nulo trabajo político entre la gente de “abajo y a la izquierda” a la que dicen representar y con la que pretenden organizarse.

Leer más

El miedo paraliza, la organización moviliza

x OLEP/Fragua

En la presente campaña electoral hemos visto de todo, ataques, fraudes adelantados, publicidad anticipada, propaganda negativa apócrifa y un elemento más, el aumento en la violencia cotidiana, pero también en actos de amenaza o coacción del voto en las colonias, en los barrios y en los pueblos.

No pasa un día sin que veamos en la prensa descabezados, masacres, golpizas, asaltos, desapariciones, asesinatos de toda índole. Ante esto debemos preguntarnos si hay un aumento en la violencia en los últimos meses o sólo un aumento en la exposición a la violencia en la prensa, la radio y la televisión. En cualquiera de los dos casos resulta al menos sospechoso que la violencia aumenta como telón del circo electoral.

¿Qué pueden ganar los burgueses y su gobierno con este clima que enrarece las elecciones? A la burguesía le interesa que la gente participe en las elecciones sólo en la medida en que esta participación pueda ser utilizada para darle un espaldarazo al régimen, una participación que éste acotada por el puro ejercicio del voto. Que la gente vote y se vaya a su casa, que no proteste ante los resultados, que asuma que “ganó quien tenía que ganar” porque “en la democracia alguien tiene que ganar”.

Leer más

¿Por qué votar por AMLO y por Morena?

x Eva Cuervo

En México este 2018 se lleva a cabo una contienda electoral trascendental porque existe la oportunidad de poner fin al modelo neoliberal (no al capitalismo) que no sólo es importante para los mexicanos, sino también para el resto de los latinoamericanos (las elecciones en México, Colombia y Venezuela van a definir la geopolítica Latinoamericana). Son 5 los contendientes. La continuación del modelo está representado por 4 candidatos que abiertamente apoyan el militarismo (con su saga de asesinatos y desapariciones), la sumisión a los planes ordenados desde Washington y continuar profundizando las contra reformas emprendidas (lo que sigue es la privatización del Imss, Issste, Agua y Educación media superior y superior) por Enrique Peña Nieto que tanto han dañado a México. Si en México se aplicara la ley, ninguno de estos candidatos podría contender. Los cuatro son investigados y señalados públicamente por actos de corrupción. Los dos primeros están siendo investigados por la PGR por graves acusaciones del fuero común y los dos últimos son delincuentes electorales. José Antonio Meade K. (candidato del PRI-VE-Panal y de Donald Trump) tecnócrata neoliberal 4 veces secretario de estado, acusado de por lo menos 8 delitos, peculado, cohecho, fraude y otros, es experto en desaparecer dinero público a través de desvíos, 7.670 millones de pesos en la llamada Estafa Maestra (www.animalpolitico.com/estafa-maestra), como secretario de la Sedesol desapareció 12.000 millones de pesos, entre otras imputaciones. Ricardo Anaya (candidato del PAN-PRD-MC y de Salinas de Gortari) político neoliberal, mitómano contumaz, corrupto (desapareció 1.000 millones de pesos como secretario de gobierno de Querétaro), falso opositor del gobierno, investigado en México y Europa de lavado de dinero, triangulación de recursos, enriquecimiento ilícito y evasión fiscal. Los dos candidatos “independientes” cuyo único objetivo en la contienda es atacar a López Obrador y que para obtener su registro (requisito recaudar 864.536 firmas de apoyo) falsificaron credenciales, firmas, duplicaron datos y utilizaron registros de personas muertas o desaparecidas. Margarita Zavala (708.000 firmas falseadas, 45% del total) esposa del ex presidente Felipe Calderón, que propone abiertamente continuar con el plan de su marido por sus “buenos resultados” y Jaime Rodríguez Calderón, gobernador con licencia del estado de Nuevo León, político mendaz, fanfarrón y corrupto que obtuvo su registro haciendo trampa (con 1.198.892 firmas falseadas, 58% del total). La única oposición contra el sistema, es Andrés Manuel López Obrador (AMLO), luchador social y político nacionalista de centro izquierda que en dos ocasiones le han arrebatado la presidencia a través de fraudes electorales.

Leer más

El nuevo aeropuerto: negocio y corrupción de la burguesía

x OLEP/Fragua

“¡El Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NACM) es la obra más grande e importante de los últimos tiempos”. “Traerá progreso y bienestar al país!” Es lo que escuchamos a diario en radio y televisión y, sin duda, este tema ha marcado las elecciones presidenciales de 2018. A pesar de que desde 2014 se dio el banderazo para iniciar las obras del aeropuerto y pese a las protestas de los pobladores de la región y la comunidad científica que alertaron sobre la problemática desde el lejano año 2001. Diecisiete años después el circo electoral ha dotado de reflectores la problemática del nuevo aeropuerto.

Es mentira que sea sólo el capricho de una persona que se opone a la construcción del NACM; la mayoría del pueblo, la clase trabajadora, estamos conscientes de que dicha obra, además de causar un daño al ambiente, no es para nuestro beneficio. Así lo revela también la reciente información sobre cómo se financia y quiénes se benefician de los contratos para las diversas obras del Nuevo Aeropuerto.

Leer más

Elecciones en México e injerencia en medios digitales

CELAG

Las elecciones en México están cada vez más cerca (faltan menos de dos meses) y uno de los temas que ha generado debate desde los comicios de 2012 es el uso constante de cuentas falsas en redes sociales. A esto se suman las denominadas fake news (noticias falsas) y la aprobación por el Senado mexicano de una reforma que podría censurar el acceso a contenidos en internet.1

Desde 2012, se denuncia el uso de bots (cuentas falsas) y trolls (gente que usa las redes sociales para provocar o desviar la atención en un debate) a favor del entonces candidato presidencial del PRI y actual presidente, Enrique Peña Nieto.2 Su actividad estaba enfocada a posicionar ciertas noticias o mensajes favorables a Peña Nieto, opacando y quitando de medios digitales aquellos tópicos y noticias en contra del candidato, o expresiones de descontento.3 De hecho, se acuñó el término “Peñabot” para designar al ejército de internautas supuestamente remunerados que trabajaban en la campaña de redes.

Leer más

El Movimiento Independiente ante la lucha electoral

x OLEP/Fragua

Cuando hablamos del movimiento independiente(MI) nos referimos a aquellas organizaciones populares, sociales, políticas, campesinas e indígenas que nunca se han subordinado al oportunismo ni han renunciado a la lucha por la construcción del socialismo en México, es decir, que no han perdido la claridad de que el enemigo principal es la burguesía. La mayoría de las organizaciones del MI nacieron en los años 70 y fueron tan duramente reprimidas que a inicios de los años 90 se redujeron en número, debido a la fuerte represión política desatada por el Estado, por un lado, y a la incapacidad de seguir construyendo una alternativa, con una metodología adecuada para el desarrollo del trabajo político, por otro.

Aunque en la actualidad vemos un fortalecimiento y resurgimiento del MI en lo local, estatal e incluso en lo regional, aún no se logra constituir como una alternativa nacional para la mayoría de la gente, mucho menos en la Ciudad de México y zona conurbada, en donde habitan casi 24 millones de personas, esto es, una quinta parte de la población nacional.

Leer más

Votar masivamente por AMLO; desbordar a AMLO

x Arsinoé Orihuela Ochoa
El espectáculo del primer debate fue francamente grotesco (¿dantesco?). Básicamente destacaron dos realidades, que acaso ningún observador mínimamente alerta osaría objetar: uno, que está en marcha una acción concertada –diseñada por la élite gobernante– contra el candidato que encabeza arrolladoramente las preferencias electorales, Andrés Manuel López Obrador (y no es conspiracionismo; no hace falta más de dos dedos de frente para advertir la maquinación); y dos, que, por casi un siglo, las clases gobernantes (incluidos los gobiernos de la novelesca “transición”) reprodujeron su estancia en el poder con base en la exclusión de “los mejores hijos de México”.La peor ralea de fariseos: corruptos, criminales, asesinos, mediocres de cabo a rabo, demagogos, estultos e ignorantes, gobernaron el país a su antojo y con escasos contrapesos. La gobernabilidad de la “dictadura perfecta” involucró decisivamente el aplastamiento sistemático de nuestras facultades, atributos e inteligencias. Asistimos al estadio más acabado de la degradación de la política nacional. El debate (dislate) presidencial es un signo inequívoco de esa descomposición, que a más de uno debió provocarle riesgos de embolia cerebral.
Leer más

Atenco: debates y lecciones en la lucha por la vida

x José Arreola

En semanas recientes, dentro del panorama electoral que México vive, el tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) se convirtió en un eje recurrente de polémica. Desde las esferas de la “alta” política nacional, la discusión ha girado en torno a la corrupción del proyecto ya echado a andar. Enrique Peña Nieto (EPN) definió la construcción del aeropuerto como el “más ambicioso” de su sexenio. Con singular intensidad, desde el 2014 la maquinaria política, empresarial y mediática del golden boy de Atlacomulco no ha cesado en su afán por hacer realidad su ambición. Para ello, se ha valido de todos los recursos posibles: la calumnia, la represión constante, la compra ilegal de terrenos. Sin embargo, las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en cuanto a la cancelación del NAICM si arriba a la presidencia del país despertaron, con una rapidez sorprendente, un alud de críticas proveniente de los empresarios involucrados, de diversas maneras, en el proyecto aeroportuario. De las críticas a AMLO la que más sobresalió fue, por el peso del magnate, la de Carlos Slim. El empresario señaló que frenar el NAICM tendría un efecto negativo porque se suspendería “un detonador de desarrollo fantástico” pues, desde su perspectiva, esos beneficios no llegarían a cerca de 5 millones de personas. [1] Más allá del debate entre ambos personajes, hay algunos aspectos dignos de análisis desde otra perspectiva.

Leer más

Puerto Chiapas un nuevo espacio capitalista trasnacional

x Agustín Ávila Romero

Por increíble que pueda parecer el gobierno federal de México afina la llegada de inversiones multimillonarias a un puerto que no existía cuatro décadas atrás, proyectándolo como estratégico en la dinámica de saqueo de materias primas, explotación de recursos naturales, el impulso de la agro-hidro-minería y la dominación de mercados tanto en Chiapas como en Guatemala, El Salvador y Honduras, principalmente.

Con la entrega de más de 8 mil hectáreas al capital trasnacional y el diseño de obras de infraestructura entre las que destacan la rehabilitación del ferrocarril Chiapas-Mayab operado por una empresa extranjera, la ampliación del puerto entregada a sectores privados para su administración, la construcción de un gasoducto de Salina Cruz a Puerto Chiapas por parte de la empresa española Enagas, el establecimiento de parque eólicos solares de Iberdrola y Grupo Azteca fundamentalmente, y de industrias extractoras y procesadores de Palma Africana, entre las principales acciones; comienza en esa región frontera entre México y Guatemala, la conformación de un clúster económico y social donde coinciden las actividades portuarias, una Zona Económica Especial la de Puerto Chiapas, una zona turística y la conformación de una Parque Agrologístico dedicado al proceso y exportación de productos frutales básicos de la región como el plátano, el café , la palma africana y el mango. A ello suma la visualización de la construcción de un complejo minero-industrial que impulse más fuertemente el extractivismo minero en toda la región y las demandas de minerales por parte de Estados Unidos y China principalmente.

Leer más

Derrotarse sin subir al ring. Extraña táctica del Subcomandante Marcos…

x Guillermo Fabela Quiñones
El hoy llamado subcomandante Galeano da por sentado que “el capital va por todo y no va a permitir Lulas, ni Dilmas, ni Kirchner, ni Correas, ni Evos ni López Obrador, ni como se llame cualquier cosa que ofrezca un respiro”. Entonces, es válido preguntar: ¿qué caso tiene pues acudir a las urnas a votar si las élites del poder están dispuestas a no permitir el triunfo de las clases mayoritarias? Tal declaración puede interpretarse como una invitación a que la ciudadanía que quiere un cambio se abstenga de votar, no vale la pena porque será un esfuerzo inútil.Una actitud así favorece a la élite gobernante, pues le evita el trabajo de fabricar un fraude que en las condiciones actuales sería muy complicado si los votantes acuden a sufragar en masa, sin miedo a las represalias ni amenazas de los patrones y del gobierno. Si la intención de la cúpula propietaria de los grandes monopolios de México es no permitir que el abanderado de Morena llegue a la Presidencia; si tiene la voluntad y la firmeza de llevar a cabo una elección de Estado, por eso mismo es un imperativo votar masivamente, a la par que se organiza la ciudadanía para asegurar que no se cometa un fraude.
Leer más
1 2 3 4 5 10