Una tarde con los maestros. El pueblo siempre responde

x Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP)

Hace poco más de un mes que dio inicio una nueva jornada de lucha del magisterio organizado en torno a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Desde el pasado 15 de mayo, miles de maestros pertenecientes a las secciones 7 y 40 de la CNTE se sumaron al paro indefinido de labores en contra de la reforma educativa y en defensa de la educación pública y sus derechos laborales. Los maestros han realizado diversas actividades como marchas, mítines, plantones y asambleas para difundir su lucha y exigir una mesa de diálogo con el gobierno. Sin embargo, todos hemos sido testigos de que la respuesta al diálogo consiste en represión por parte de los cuerpos policiacos, el uso desmedido de la fuerza, las detenciones arbitrarias y, también, en amenazas y notificaciones de despido contra los maestros por parte del siniestro personaje que ocupa la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer.

Como Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP) y, a través de esta tribuna que es el periódico FRAGUA, compartiremos extractos de algunas entrevistas a maestros y pueblo en general acerca de la lucha en contra de la reforma educativa.

Martes 8 de junio, una tarde tranquila para descansar. Hoy no hay golpes ni enfrentamientos con el cuerpo policial. A todo lo largo y ancho de la avenida central de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se nota la presencia de la CNTE: mantas y lonas rojinegras, carteles con mensajes de ánimo y apoyo, cartones, cobijas y plataformas de madera son los materiales que los cobijan en cada uno de sus días. De un lado hay profes descansando o cocinando, en otro punto se ven grupos de maestros debatiendo y analizando las actividades venideras, y en el fondo de la plaza se desarrolla un pequeño torneo de voleibol para estirar los músculos y despejar de la mente, aunque sea por un instante del sinfín de tareas y actividades que aún les esperan.

Nos acercamos a algunos profesores a preguntar cuál ha sido la respuesta de la población hacia su lucha y una maestra de la sección 40, que lleva trabajando 20 años en Tuxtla Gutiérrez, nos dice:

“Gracias a Dios, la gente, el pueblo, está abriendo los ojos y nos está apoyando mucho […], hace tiempo cuando hacíamos nuestras marchas y paros éramos muy criticados, pero ahora nos da mucha alegría ver al pueblo muy molesto con todas las atrocidades que está haciendo el gobierno y, sobre todo, los policías.”

Justo en ese momento una caravana de niños hace un recorrido. Al unísono todos gritan palabras de agradecimiento hacia los maestros; cada una de éstas cae como gotas de lluvia en un campo seco. Del rostro de la maestra nace una sonrisa y en las orillas de la avenida un mar de aplausos.

Al continuar con nuestra entrevista, la maestra nos cuenta que la represión ha sido excesiva, ya que no sólo se ve afectado el magisterio, sino también la población. Recuerda, por ejemplo, que, durante un encapsulamiento, los maestros fueron atacados por la policía con bombas de gas lacrimógeno, muchas de las cuales cayeron dentro de las casas vecinas. Menciona cómo el gobierno no le ha hablado con la verdad al pueblo y señala con firmeza que “no les ha dicho que la intención es privatizar la educación; les habla de una mejoría en el sistema educativo, mejores condiciones de estudio…”. Sin embargo, comenta que en su área de trabajo ve con desánimo cómo cada vez son menos las escuelas públicas y cada vez son más las escuelas privadas desde la educación preescolar.

Cuando le preguntamos a la maestra sobre lo que el magisterio ha hecho para explicar a los padres de familia el contenido y las causas de su lucha, ella nos responde:

“Se les ha comentado a los padres, a través de los comités de padres de familia, que la gravedad de esta reforma se verá directamente reflejada en su ingreso familiar; la educación de sus hijos será más cara, a pesar que en muchos lugares domina la pobreza extrema.”

 Ya casi para terminar la entrevista, la maestra nos comenta:

“Me agrada que muchos sectores se están uniendo: ahora hay más secciones del SNTE en la lucha, se han unido trabajadores de salud por falta de pagos y mejora de insumos y materiales. Además, hay que sumarle el apoyo de la población, eso nos está haciendo sentir que estamos unidos. También veo con alegría cómo todos los municipios se están uniendo, no como dicen que [sólo] somos 3000 los maestros que sostenemos todo el movimiento.”

Después de agradecerle a la maestra por haber aceptado la entrevista, continuamos nuestro recorrido por el plantón magisterial y a nuestro paso nos encontramos con los restos de lo que alguna vez fueron llantas y que, seguramente, formaron parte de alguna barricada. Justo en ese instante aparece un pequeño grupo de personas, en sus manos traen vasos y ollas, al igual que carteles con la leyenda: “La iglesia apoya a los maestros. Estamos con ustedes”. Dicho suceso llamó nuestra atención y no desaprovechamos la oportunidad de ir a preguntarles cuál es el motivo por el que apoyan a los maestros, a lo que nos respondieron:

“Porque la reforma [educativa], esa famosa reforma que está implementando el Gobierno Federal, afecta no solamente a los maestros, sino a nosotros como padres de familia, porque efectivamente en vez de que la educación tenga un auge público, ya no va a ser educación pública, va a ser privada y que, en mi caso, yo soy mamá soltera, que a duras penas voy pasando para apoyar a mi hija en su educación en una escuela pública, ahora imagínense para el próximo ciclo escolar nos va a cargar la chingada, porque lo que gano no me va a alcanzar, por eso estamos en apoyo a esta lucha.”

Cuando le preguntamos a la misma mujer cómo es que ha estado participando en el movimiento del magisterio, ella respondió:

“Estamos aquí, hemos convencido a toda la gente que va a la iglesia de apoyar a los maestros. No solamente nosotros apoyamos, hay bastante población que lo está haciendo, con comida, víveres, ropa, etcétera. Esto es muestra del apoyo de la población que está harta de tanta violencia, ante tanto fraude, y de cómo el gobierno quiere vender al pueblo, pero no sabe que ya no estamos con los ojos tapados, ni estamos en la ignorancia. ¡Ya basta de tanta ignorancia por parte de los gobernantes!, deben de saber que no estamos conformes con lo que proponen, que se pongan a dialogar que para eso están, que recuerden que tarde o temprano el pueblo siempre responde y ahorita ya el pueblo está respondiendo.”

A nosotros, los miembros de la OLEP, son estas muestras de solidaridad del pueblo las que nos alientan a seguir adelante, ya que, como hemos notado al realizar estas pequeñas entrevistas, en cualquier parte que nos encontremos siempre habrá una manera concreta de solidarizarnos y de organizarnos como pueblo.

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección LUCHA POPULAR del No. 18 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), en circulación desde el 23 de junio de 2016.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + tres =