El imperialismo acecha Venezuela. ¡Quédate en casa… yankee!

x OLEP/Fragua

EN EL CONTEXTO de la crisis sanitaria a nivel mundial, la garra del imperialismo estadunidense vuelve a amenazar, una vez más, al pueblo hermano de Venezuela. El Departamento de Estado de los Estados Unidos de América (EUA) publicó en su página web oficial una denuncia contra autoridades del Gobierno constitucional venezolano (26 de marzo de 2020), pues, según EUA, forman parte de un supuesto cartel dedicado al narcotráfico que, desde 1999, viene sosteniendo “negocios” con el extinto grupo insurgente Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), actualmente un partido político.

Como si se tratase de una película de Hollywood en la que EUA salva el mundo, aquí también el gobierno estadunidense busca “salvar” a este pueblo del Caribe, acabando con la “dictadura” de Nicolás Maduro, para así encarrilarlo en la vía de “la transición a la democracia” nos dice Mike Pompeo, el actual Secretario de Estado… Pero, los hechos nos revelan los verdaderos intereses de esta ficción imperialista encabezada por el presidente y empresario Donald Trump.

Leer más

La nueva estrategia antichina de Washington

x Thierry Meyssan

Independientemente de la histeria antichina del grupo que impuso las respuestas ‎políticas, falsamente sanitarias, adoptadas en Occidente ante la epidemia de Covid-19, ‎esta última ha puesto de relieve el hecho que las naciones occidentales dependen de los productos de ‎la industria china. Después de haber comprobado esa dependencia, la administración ‎Trump ha pasado del deseo de reequilibrar los intercambios comerciales a una lógica de ‎enfrentamiento militar, aunque sin llegar a recurrir a la guerra. Acaba de comenzar ‎oficialmente la campaña de sabotaje contra las llamadas «rutas de la seda». ‎

Leer más

Coronavirus y Crisis Sistémica del Capitalismo

x Wim Dierckxsens y Walter Formento

Introducción

Con el gobierno de Trump no solo se manifiesta claramente la crisis agónica, turbulenta y conflictiva del capitalismo, sino que se evidencia con la actual Gran Depresión la imposibilidad de salir de la misma.

Expresando un nacionalismo industrialista, anti-oligarquía financiera, Trump está en una confrontación total con las fuerzas del esquema de poder globalista (representadas en EEUU por el establishment financiero-político globalista en la cúpula del Partido Demócrata). En forma secundaria se enfrenta con el esquema continentalista (el establishment financiero-político del Partido Republicano, específicamente el Tea Party con el que no tiene su enfrentamiento principal y pudo acordar una coalición de gobierno para garantizar un mínimo de estabilidad).

Las empresas estrellas del globalismo en inteligencia artificial, informática, internet, robótica, supercomputadoras, telecomunicación, etc. ( Facebook sino también a Twitter, Netflix, Alphabet, Google, Apple, Instagram, Amazon y Microsoft), muy a menudo con fuertes inversiones en China (Hong Kong, Shanghái, Taiwán), son atacadas a su vez por Trump, quien ha comenzado una guerra económica no tanto contra China como país, sino en primer lugar contra dichas empresas trasnacionales angloamericanas con fuertes inversiones fuera de EE. UU., con la finalidad de que se “relocalicen” nuevamente en territorio estadounidense.

La crisis bursátil de 2008 afectó a los ´valores estrella´ de la Bolsa esta manifestación ha hecho bajar las esperanzas de un nuevo ciclo tecnológico productivo dirigido por el capital financiero globalista. Con ello se manifestó en primer lugar que el capitalismo actual no estaba en condiciones de generar un ciclo expansivo en el ámbito de la producción.

Lo que observamos desde entonces es la baja en las tasas de interés de los grandes bancos centrales para que los grandes consorcios obtengan crédito prácticamente gratuito para la recompra de sus propias acciones que no dejaron de subir, generando grandes beneficios para el 1% de la población acentuando una profunda desigualdad en la sociedad.

Leer más

Urgente: Están matando a la gente en El Alto con una represión militarizada

x Agencias / Marco Teruggi / La Haine

Los militares están disparando desde helicópteros a los manifestantes en Senkata (oeste de Bolivia) y ya hay más de 10 fallecidos, dijo a Sputnik la dirigente social y defensora de derechos humanos Bettyna Valencia.

«En Senkata nos están matando, disparando, hay muchas personas que están muertas. La policía se llevó a tres, los van a hacer desaparecer. Había 32 personas muertas en total pero aquí hay más de diez. Nos están disparando por helicóptero, están todos armados, están desquiciados», dijo Valencia con la voz entrecortada a Sputnik.

Valencia dijo entre sollozos que se había refugiado en una tienda mientras se desataba la represión.

Manifestantes que se encontraban en los alrededores de la planta de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ubicada en Senkata, de la ciudad de El Alto, fueron reprimidos este martes por agentes policiales con tanquetas y helicópteros militares.

Leer más

¿Qué le espera a Idlib?

x Leila al Shami

El régimen sirio está decidido a reconquistar todo el territorio que ha perdido. Ayudado por bombarderos rusos y tropas iraníes, y envalentonado tras haber conseguido aterrorizar a las poblaciones de Guta y Daraa hasta someterlas, el gobierno del presidente Bashar al Assad ataca ahora Idlib, la última provincia que permanece fuera de su control. Idlib alberga a unos tres millones de personas, la mitad de ellas desplazadas o evacuadas por la fuerza a la provincia desde otros lugares. Son muchas las que están hacinadas en campamentos insalubres o durmiendo al aire libre.

Desde hace días las tropas del régimen se han concentrado en la frontera de Idlib y han lanzado octavillas en las zonas residenciales pidiendo a los sirios que acepten la “reconciliación” o que se atengan a las consecuencias. Al mismo tiempo, Rusia ha estado enviando refuerzos a su base naval en Tartus.

Leer más