George H. Walker Bush: La familia Bush y los cárteles de la droga mexicanos

x  Prof Michel Chossudovsky 

Donald Trump ha ofrecido intervenir en México, i. e., «ir tras los cárteles de la droga» luego del «brutal asesinato de una familia americana en México». El presidente mexicano ha declinado la generosa oferta de Trump.

En una entrevista reciente, el presidente Trump confirmó que su administración está considerando categorizar a los «cárteles de las drogas» como «terroristas», similar a Al Qaeda (con la salvedad de que son «terroristas católicos»).

Serían, por consiguiente, designados por Washington como «organizaciones terroristas extranjeras».

¿Cuál es la intención?

¿Crear una justificación para operaciones «contra-terroristas» (militares) comandadas por Estados Unidos dentro de México y latinoamérica?

¿Extender la «Guerra contra el terrorismo» a Latinoamérica? «Responsabilidad de proteger» (R2P). Ir por los «Narco-terroristas».

La verdad oculta es:
1. Al Qaeda y sus organizaciones terroristas relacionadas (incluyendo el Estado Islámico) en el Medio Moriente y Asia Sudoriental son creaciones de la CIA.
2. La CIA protege el narco tráfico multimillonario global así como a los cárteles de la droga mexicanos. Aun más, se estima que 300 mil millones de dólares (anuales) provenientes del narco tráfico son rutinariamente lavados en casinos a lo largo y ancho de Estados Unidos, incluyendo en Las Vegas y Atlantic City… así como en Macao. Adivinen quién es el dueño de casinos más rico del mundo.
3. Son conocidos los vínculos tanto de políticos norteamericanos como latinoamericanos al narco tráfico.

Volviendo en el tiempo a los 1990´s: George H. W. Bush, padre de Bush junior había desarrollado relaciones personales cercanas con Carlos Salinas de Gortari (ex presidente de México) y su padre Raúl Salinas Lozano quien, de acuerdo al periódico Dallas Morning News (Febrero 27, 1997) era «una figura sobresaliente en negocios de narcóticos que también involucraban a su hijo, Raúl Salinas de Gortari…».  Y Raúl era amigo íntimo de Jeb Bush, (ex gobernador de Florida) y hermano de George W. Bush. 

La familia Bush tiene vínculos con la familia Bin Laden, así como con la familia Salinas de Gortari. ¿Es esto relevante?

El siguiente texto fue publicado en Mayo de 2015 bajo el título: Jeb Bush, los cárteles de la droga mexicanos y el «Libre Comercio». La familia Bush y el crimen organizado. También documenta la firma del Tratado de Libre Comercio de Norte América (TLCAN) por un jefe de Estado mexicano con vínculos con el narco tráfico.

Michel Chossudovsky, 1 de Diciembre, 2019.

***

Jeb Bush es un candidato presidencial. (Lo era en 2015)
Pero Jeb no sólo es hermano de George W. y el hijo de George H. W. Bush.
Jeb Bush también tuvo relaciones personales cercanas con Raul Salinas de Gortari, hermano del ex presidente de México Carlos Salinas de Gortari. En la década de los 90´s, Raúl el «jefe de las drogas» (kingpin), de acuerdo con la fiscal general de Suiza Carla del Ponte, era una de las figuras centrales del narco tráfico mexicano.
Jeb Bush -antes de convertirse en Gobernador del Estado del Sol- era amigo íntimo de Raúl Salinas de Gortari.

«También ha habido mucha especulación en México acerca de la naturaleza de la cercana amistad entre Raúl Salinas y el hijo del expresidente George Bush, Jeb. Es bien sabido aquí que por muchos años las dos familias vacacionaron juntas -los Salinas en la casa de Jeb en Miami, los Bush en el rancho de Raúl, Las Mendocinas, a las faldas del volcán en Puebla.
«Muchos en México creen que su amistad se volvió un canal trasero (back channel) para negociaciones cruciales y delicadas entre los dos gobiernos, como preámbulo de la promoción del TLCAN por parte del presidente Bush». (Jorge G. Castañeda en Los Angeles Times y el Houston Chronicle, 9 de Marzo 1995.)

La amistad personal entre las familias Bush y Salinas era un asunto del dominio público. George H. W. Bush, ex presidente de EE.UU. había desarrollado lazos cercanos con Carlos Salinas y su padre, Raúl Salinas Lozano.

Raúl Salinas Lozano era el patriarca familiar, padre de Carlos y Raúl junior. De acuerdo con el ex secretario particular de Raúl Salinas Lozano (en declaraciones a autoridades estadounidenses):
«… el señor Salinas Lozano era una de las principales figuras en el tráfico de drogas, mismo que involucra a su hijo Raúl Salinas de Gortari, su yerno,  José Francisco Ruí z Massieu, el número dos del partido en el poder o PRI, y otros políticos sobresalientes, de acuerdo con los documentos. El señor Ruiz Massieu fue asesinado en 1994.» (Dallas Morning News, 26 Febrero 1997. Énfasis añadido)

El ex presidente George H. W. Bush y Raúl Salinas Lozano eran “amigos íntimos”.
De acuerdo con un antiguo oficial de la DEA, Michael Levine, el narco tráfico en México es un «asunto de familia». Ambos, Carlos y Raúl, eran miembros prominentes de los cárteles de drogas. Esto era sabido por el entonces fiscal general de EE.UU, Edward Meese, en 1987, un año antes de la toma de posesión de Carlos Salinas como presidente.
Cuando Carlos Salinas fue inaugurado como presidente, el aparato burocrático entero del Estado mexicano se volvió una red criminal al ocupar miembros del cártel prominentes cargos públicos. El secretario de comercio a cargo de las negociaciones que culminaron con la firma del TLCAN fue Raúl Salinas Lozano, padre de Raúl junior, el Jefe de la droga y Carlos el Presidente.
Fue precisamente durante este periodo que el gobierno de Salinas lanzó un apabullante programa privatizador bajo los designios del Fondo Monetario Internacional (FMI).
El programa de privatizaciones evolucionó posteriormente a una multimillonaria operación de lavado de dinero. Narco dólares fueron canalizados hacia la adquisición de activos del Estado y servicios públicos.

Richard Barnet, del Institute for Policy Studies, testificó ante el Congreso de EE.UU (14 de abril de 1994) que «miles de millones de dólares de activos del Estado han sido desviados hacia patrocinadores y cómplices.» (Dallas Morning News, 11 Agosto 1994).
Éstos incluían la venta de Teléfonos de México, valuada en $3,900 millones de dólares y comprada por un amigo de Salinas en $400 millones. (Ibíd).

Raúl Salinas estuvo detrás del programa de privatizaciones. Era conocido como el «señor 10 por ciento», por «la tajada de dinero que presuntamente exigía a cambio de ayudar a conocidos a adquirir compañías, concesiones y contratos (bajo el designio del FMI y su receta de privatizaciones)». (The News, InfoLatina, Mexico. 10 Octubre 1997).

El Tratado de Libre Comercio de Norte América (TLCAN)

Raul Salinas de Gortari es hermano del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, quien firmó el TLCAN en diciembre de 1992 junto con George H. W. Bush, presidente de EE.UU. y Brian Mulroney, primer ministro de Canadá.

Irónicamente, fue solo después de este evento histórico que los vínculos de la familia Salinas al tráfico de drogas, a través de su hermano Raúl, fueron revelados.

La administración de George H. W. Bush estaba al tanto de los lazos del presidente Salinas con el crimen organizado. La opinión pública de los EE.UU y Canadá nunca fue informada al respecto con el fin de no poner en riesgo la firma del TLCAN:

«Antiguos funcionarios del gobierno dicen que fueron presionados para guardar silencio porque a Washington le obsesionaba aprobar el Tratado».

«La inteligencia acerca de la corrupción, especialmente de los traficantes de drogas, ha estado siempre ahí», menciona Phil Jordan, quien encabezó la oficina en Dallas de la DEA de 1984 a 1994, pero «teníamos instrucciones de no decir nada negativo sobre México. Era una negativa debido a que el TLCAN era una papa caliente». (Dallas Morning News, 26 Febrero 1997).
En otras palabras, al momento de la firma del TLCAN, tanto Bush como Mulroney sabían que uno de los signatarios del Tratado, el presidente Salinas de Gortari, tenía nexos con el narco tráfico en México.

En 1995, tras el escándalo y el arresto de su hermano Raúl por homicidio, Carlos Salinas salió de México para vivir en Dublin. Sus presuntos lazos con el narco tráfico no fueron obstáculo para ser nombrado miembro de la junta de la Dow Jones company de Wall Street, cargo que ocupó hasta 1997:

«Salinas, quien salió de México en marzo de 1995 luego de que su hermano Raúl fuera acusado de haber orquestado el asesinato de un opositor político, ha ocupado el cargo de miembro de la Junta de la compañía por dos años. Fue interrogado el año pasado en Dublín por un fiscal mexicano que investigaba el asesinato de Luis Donaldo Colosio en marzo de 1994, mismo que buscaba relevarlo en el cargo de presidente. Un vocero de Dow Jones negó la semana pasada que Salinas hubiera sido obligado a no participar en la renovación de miembros de la Junta, que tendrá lugar en la reunión anual de la compañía el 16 de abril… Salinas, quien negoció la entrada de México al tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, fue designado miembro de la Junta debido a su experiencia internacional. No estuvo disponible para responder preguntas en su casa de Dublín la semana pasada». (Sunday Times, London, 30 Marzo 1997).

Washington ha negado consistentemente el involucramiento de Carlos Salinas. «Fue su hermano Raúl», Carlos Salinas, «no sabía», los medios estadounidenses continúan retratando a Salinas como un hombre de Estado modelo, arquitecto del libre comercio para las Américas y amigo de la familia Bush.

En octubre de 1998, el gobierno suizo confirmó que el hermano del ex presidente había depositado cerca de $100 millones de dólares de dinero del narco en bancos suizos:
«Ellos (las autoridades suizas) están confiscando el dinero, el cual se cree que es parte de una cantidad mucho más grande que se le pagó a Raúl Salinas para ayudar a los cárteles mexicanos y colombianos durante la presidencia de seis años de su hermano, que termina en 1994. Los abogados del señor Salinas sostienen que él encabezaba legalmente un fondo de inversión para empresarios mexicanos pero la fiscal federal suiza, Carla del Ponte, describió los negocios de Salinas como irracionales, incomprensibles y contrarios a las prácticas de negocios tradicionales. (BBC Report)

Unos meses después en enero de 1999, luego de un juicio de cuatro años, Raúl Salinas de Gortari fue declarado culpable de ordenar el asesinato de su cuñado, José Francisco Ruíz Massieu:

«Después de que (Carlos) Salinas dejara el cargo en 1994, la familia Salinas cayó en desgracia debido a una serie de escándalos relacionados con corrupción, narco tráfico y actividades criminales. Raúl fue encarcelado y condenado por cargos de lavado de dinero y por el asesinato de su cuñado; luego de diez años en prisión, Raúl fue exonerado de ambos crímenes…
«Cuando el escándalo se ventiló, la amistad entre Raúl y Jeb no pasó desapercibida. Jeb nunca ha negado su amistad con Raúl, quien ahora mantiene un bajo perfil en México.
«Kristy Campbell, vocera de Bush, no respondió a un cuestionamiento al respecto. El desprestigio de la familia Salinas cogió por sorpresa a los Bush. «Estoy muy decepcionado de escuchar las acusaciones contra él y su familia. Nunca tuve la más remota pizca de información de que el presidente Salinas fuera nada más que perfectamente honesto», me respondió Bush padre en una entrevista en 1997.» (Dolia Estevez, Jeb Bush’s Mexican Connections, Forbes, 7 Abril de 2015).

¿El desprestigio de la familia Salinas cogió por sorpresa a los Bush? Los Bush siempre  supieron quienes eran.

Michael Levine, un ex oficial de la DEA, confirmó que el rol de Carlos Salinas en el narco tráfico en México era bien sabido por los funcionarios estadounidenses.
El presidente estadounidense George H. W. Bush era informado regularmente por funcionarios del Departamento de Justicia, la CIA y la DEA.
¿Sabía Jeb Bush -quien es (2015) pre candidato a la presidencia por el Partido Republicano- de los nexos de su amigo Raúl con los cárteles de la droga?
¿Fue la familia Bush en alguna manera cómplice?
Estos son asuntos que deben ser debatidos y atendidos por el público estadounidense a lo largo y ancho del país antes de las primarias de las elecciones presidenciales de 2016.
Según Andrés Openheimer en el Miami Herald (17 Febrero de 1997):
«Testigos dicen que el ex presidente de México Carlos Salinas de Gortari, su encarcelado hermano Raúl y otros miembros de la élite que controla al país se reunieron con el capo Juan García Abrego en el rancho de la familia Salinas; Jeb Bush admite que se reunió con Raúl Salinas en varias ocasiones pero que nunca ha hecho negocios con él.»

Autoridades estadounidenses esperaron hasta que Carlos Salinas terminara su periodo presidencial para arrestar al capo de la droga Juan García Abrego, quien fue un cercano colaborador de su hermano Raúl. Por otro lado, Raúl Salinas era un «íntimo amigo» de Jeb Bush:
«Juan García Abrego, un fugitivo dentro de la lista de los más buscados criminales, fue llevado a Houston en avión el lunes ya  tarde, luego de su arresto por parte de la policía mexicana … García Abrego, el conocido líder del segundo cártel más poderoso de México, había eludido autoridades en ambos lados de la frontera por años. Su arresto es una enorme victoria para los gobiernos de Estados Unidos y México.» (CNN, January 16, 2015) http://www.cnn.com/WORLD/9601/mexico_drugs/

Pero hay mucho más debajo de la superficie: mientras los Bush y los Salinas tienen viejos nexos entre sí, Wall Street también estuvo involucrado en el lavado del narco dinero:
«Un oficial dijo que el Departamento de Justicia ha hecho significativos avances en su investigación por lavado de dinero en contra de Raúl Salinas  de Gortari y ha identificado a varias personas que pueden testificar que el ex primer hermano recibió grandes sumas de dinero de parte de uno de los más grandes cárteles del narcotráfico.

«Si los EE.UU.  acusaran al señor Salinas, podría tener implicaciones por una investigación del Departamento de Justicia acerca de posible lavado de dinero por parte de Citibank, donde el sañor Salinas tenía algunas de sus cuentas. Citibank, una unidad de Citicorp, ha negado haber actuado ilegalmente. (WSW, 23 April , 2015). https://www.wsj.com/articles/SB861751952438820500

El involucramiento de Citibank en la operación de lavado de dinero está documentada por un reporte del Comité del Senado sobre Asuntos de gobierno (US General Accounting Office  “Private Banking: Raul Salinas, Citibank, and Alleged Money Laundering” Washington, 1998). https://www.gao.gov/archive/1999/os99001.pdf

Descenlace

Raúl Salinas de Gortari fue liberado en 2005. Todos los cargos fueron desechados.
El asunto que involucra tanto a los Bush como a los Salinas ha sido ya olvidado.
Mientras tanto, la historia política americana ha sido re-escrita…
Ello por no mencionar el acuerdo de «libre comercio» (TLCAN) que fue firmado por un jefe de Estado con nexos al crimen organizado. ¿Eso lo convierte en un acuerdo ilegal? La legitimidad del TLCAN aún no ha sido objeto de un proceso legal de investigación judicial.
Un TLCAN «ilegal» fue la antesala de los «acuerdos» del TPP y el TTIP, también negociados tras puertas cerradas.

Todo va bien en la República Americana.
Por lo menos hasta las próximas elecciones de 2016.

Este artículo está basado en parte por investigación realizada en el 2002. Una versión anterior de Global Research sobre este tema se titula: Bush Family Financial Scams.
https://archives.globalresearch.ca/articles/CHO202C.html

*Publicado originalmente en Global Research: https://www.globalresearch.ca/jeb-bush-the-mexican-drug-cartel-and-free-trade/5448747

Traducción de: Epicuro Aristipo 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =