2021, un año de resistencia, lucha y organización

x OLEP/Fragua

HACE ALGUNOS MESES el presidente de la república hablaba de que sólo debían existir dos partidos: el conservador y el liberal, haciendo clara referencia histórica a las posturas de los partidos del Pacto por México y, de manera velada, a que todos los que no estuvieran con el llamado “PRIAN” deberían estar de su lado.

Como si fuera voz de profeta, el 23 de diciembre se oficializó ante el Instituto Nacional Electoral (INE) la coalición “Va por México” donde no sólo se aglutinan el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) sino también “350 organizaciones de la sociedad civil” burguesa dirigidas estructuralmente por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y con Claudio X. González como vocero de “Sí por México”, alianza burguesa que llamó a la unidad de los partidos en la iniciativa antes mencionada.

Leer más

El brazo financiero de la CIA apoya proyectos de la organización «Cómo Vamos La Paz»

x Tulio Ortiz Uribe

Con el argumento «altruista» de promover el desarrollo económico, la democracia y la educación cívica, el medio ambiente, los derechos humanos y apoyar la educación, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), otro de los aparatos del Departamento de Estado para realizar operaciones encubiertas, espiar y «desarrollar y consolidar democracias representativas», mediante golpes de estado blandos, ha impulsado la creación y el financiamiento de organizaciones no gubernamentales en múltiples países.

Esto les permite tener injerencia en asuntos que sólo competen a los gobiernos nacionales, pero que se simulan como exigencias o luchas de la sociedad civil. Está bien documentado la forma en que interviene con sus programas para desestabilizar y propiciar cambios de regímenes para volverlos afines a los intereses de EEUU. En el 2016, USAID tenía presencia en 20 países de América Latina, con un presupuesto cercano a mil millones de dólares.

Leer más

TRANSNACIONALES: EL ROSTRO DEL DESPOJO. La otra cara del Programa Integral Morelos.

x OLEP/Fragua

En el 2011, la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunciaron la construcción del Proyecto Integral Morelos (PIM), compuesto por dos termoeléctricas, un acueducto de 12 km, un ducto para transportar el gas natural, a través de Pemex, de 150 km y un acueducto de 20 km, con una inversión cercana a los 1 600 millones de dólares. El proyecto atraviesa por más de 60 comunidades y el trazo se ubica en un área de alto riesgo, en las faldas del volcán Popocatépetl.

La construcción fue iniciada en el año 2012, a finales el gobierno de Calderón y principios del de Peña Nieto. Actualmente está construido el 90% del proyecto, pero la organización de los pueblos afectados reunidos en el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDTA), de Morelos, Puebla y Tlaxcala, en un conflicto de 10 años, han logrado frenar la operación a través de la pelea jurídica (con 17 amparos, de los cuales 15 se mantienen activos) y la organización social que se opone al despojo de la tierra y del agua del río Cuautla que se encuentra en territorio ejidal, es decir, en el régimen de propiedad social, que cuenta con personalidad jurídica y reconocimiento nacional e internacional de la autodeterminación de los pueblos.

Leer más

Víctor Toledo contra los neoliberales. Juicio a los corruptos

X OLEP/Fragua

“LA 4T COMO UN CONJUNTO claro y acabado de objetivos no existe. El gobierno está lleno de contradicciones, se expresa concretamente en luchas de poder al interior del gabinete”. Esta fue una declaración a través de un audio del extitular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo Manzur, profesor-investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con una amplia trayectoria en la defensa del medio ambiente.

Lo anterior es un ejemplo de lo que en FRAGUA hemos dicho: Morena y el gobierno de López Obrador pertenecen a un agrupamiento político pluriclasista en sus intereses y composición; busca, la conciliación entre la burguesía, la pequeña burguesía y el proletariado, algo imposible, pero que se esfuerza por llevar a cabo. Es por ello que en el gabinete tiene a Víctor Villalobos y tenía a un Víctor Toledo, pues AMLO cree que aunque Toledo ya renunció, estos pueden coincidir en algún punto.

Esa lucha en el gabinete es una expresión de la lucha de clases que se expresa en algo tan concreto como prohibir el uso o no del glifosato, un herbicida de amplio espectro.

Leer más

México, el golpe en marcha

x Julio Diego Zendejas Maximo

En América Latina la historia de lo que va del siglo XXI ha estado marcada por el ascenso de los llamados “gobiernos progresistas” y la lucha de las oligarquías locales y el imperialismo estadounidense por recuperar el control pleno del poder que aquellos pudieron haber cuestionado al tomar posesión del aparato estatal.

Desde la asunción presidencial del Comandante Hugo Chávez en Venezuela y el inició de la Revolución Bolivariana comenzó una reconfiguración política a nivel regional que se fue consolidando con los triunfos electorales del PT en Brasil, los del kirchnerismo en Argentina, los gobiernos de Rafael Correa en Ecuador y los de Evo Morales en Bolivia. En gran medida estos gobiernos fueron el resultado de amplias luchas populares y poderosos movimientos sociales contrarios a las políticas neoliberales al pasar a su institucionalización.

A pesar de que el calificativo progresista tiende a obscurecer las diferencias ideológicas y los alcances transformadores de cada caso, pues no es lo mismo la búsqueda del “capitalismo serio” de Cristina Fernández que la propuesta del “capitalismo andino” de García Linera o el llamado chavista a construir el Socialismo del Siglo XXI, existían en estos gobiernos algunos elementos de coincidencia que permitieron articular cierta unidad latinoamericana y hacer retroceder relativamente la hegemonía neoliberal. Entre otros recuperaron o fortalecieron la participación estatal en la economía, realizaron amplias políticas sociales de distribución de la riqueza y promovieron espacios de integración económica y política regional (ALBA, UNASUR, CELAC).[i]

Leer más

El autismo político del compañero Magdiel Sánchez Quiróz. Sobre la posibilidad de un golpe de estado

x José Luis Hernández Ayala

De manera sorprendente, porque hasta ahora he valorado positivamente su trabajo político, el compañero Magdiel Sánchez Quiroz nos afirma que en México solo es un “cuento” la existencia de fuerzas golpistas en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador

(Ver su texto en Viento Sur, https://vientosur.info/spip.php?article15986 ).

Magdiel considera que es absurda la posibilidad de un golpe de estado porque, en su opinión, el actual gobierno es lo mismo que los anteriores y que la única base con la que cuentan quienes sostienen la posibilidad golpista, son las declaraciones de dos personalidades afines al actual régimen: el Padre Alejandro Solalinde y el caricaturista Rafael Barajas. Su motivo se reduce a crear “una herramienta de cohesión y defensa” para galvanizar al gobierno obradorista y “dividir a la izquierda”.

Leer más

Educación en tiempos de pandemia. El lujo de estudiar

x OLEP/Fragua

EL CAPITALISMO crea el mundo a su imagen y semejanza, de la herrumbre de las máquinas construye al sujeto social adecuado para reproducir el sistema. Por un lado, genera a su clase burguesa, educada para mandar y continuar con la lógica irracional de acumulación en detrimento de la naturaleza y el ser humano y, por el otro lado, a la clase desposeída que está educada para servir como un engrane útil a los intereses del capital. Es decir, debe tener cierto nivel de instrucción y de disciplina para poder desarrollar las tareas que la división internacional del trabajo imponga.

En México, el neoliberalismo nos colocó en el papel de ser un país mayoritariamente de servicios (el 63% del PIB en México es aportado por este sector, tan sólo el turismo aporta el 9% del PIB nacional). La industria aporta 29% (18% manufactura) y tan sólo un 3% del sector primario.

En cuanto a la relación de la producción con la educación las cosas están un poco así: el promedio de estudios a nivel nacional es de 10 años, es decir, bachillerato trunco; si lo vemos por tipo de sector productivo el turismo tiene un 35.7% de trabajadores con secundaria, 25.7% con educación media superior, 25.3% con primaria y tan sólo 13.1% con educación superior. Los números para el comercio no son muy diferentes: 33.6% secundaria, 28% media superior, 21% primaria y 16.4% con estudios universitarios. La industria de la transformación tiene 39.3% con secundaria, 24.8% con bachillerato, 20.4% con primaria y 15.5% con estudios universitarios. Sólo en los sectores de Gobierno y Educativo y de Salud (englobado estadísticamente) la mayoría de los trabajadores tienen estudios universitarios: 54% para Gobierno y 70% para Educativo y Salud, aunque estos sólo emplean a 6.5 millones de personas en total contra 22.6 millones de los sectores mencionados anteriormente. Es decir, en nuestro país se es funcional para la economía con tan sólo tener estudios de secundaria o iniciar un bachillerato y si es técnico en alguna rama de los servicios mucho mejor y si no acabas, tampoco hay tanta bronca.

Leer más

Los detenidos-desaparecidos son hijos del pueblo ¡Verdad y justicia ahora!

x OLEP/Fragua

TODO ESTÁ EN CALMA, los edificios y las canchas de la Normal en la que se pasaron los años de tu vida que jamás olvidarás, se escucha un aire ligero, que medrosamente te dice algo al oído, como si fueran las voces de tus 43 compañeros, tratando de hacer que recuerdes esa noche en Iguala, Guerrero, esa noche marcada por la desesperación de un ataque sorpresivo, en el que percibes uniformes policiales y armas militares, pero todo es tan confuso, sólo querías que los disparos se detuvieran, y ahora al caminar rumbo a tu primaria solo quisieras que tus compañeros vieran esas sonrisas esperanzadoras de los niños que esperan pacientemente…

Ya pasa del medio día, recién te despediste de tu papá porque con tu madre tenías que ir a visitar a unos familiares en Ocosingo, Chiapas, unos minutos después te comunicas con él, ya no entran las llamadas, ya no contesta los mensajes, al llegar a casa no se encuentra, pasa un día, un año, cuatro años, aun recuerdas ese 5 de marzo de 2016 como si fuera un sueño, confuso por la angustia de que nada malo le haya ocurrido a tu padre Fidencio Gómez Sántiz…

Leer más

Raúl Beyruti: el rey de la explotación. Traición al pueblo en el Senado

x OLEP/Fragua

HOY LA REALIDAD para los trabajadores cada vez se pinta más complicada, mientras los discursos iniciados durante la campaña diciendo “primero los pobres” parecen ser olvidados en el Congreso y por la bancada del Morena y su líder en el senado, Ricardo Monreal.

En otros números pasados de FRAGUA hemos señalado el carácter de las decisiones del senador Monreal y su gran afinidad a la burguesía trasnacional, pues él mismo es un representante de la misma y, por supuesto, no quiere perder; es el “fuego amigo” de la burguesía dentro de la Cámara para custodiar con los intereses de la clase trabajadora, pero, ¿todo esto a qué viene? Pues estas líneas son escritas por la discusión que se sostiene sobre la regulación del outsourcing o subcontratación, una práctica laboral que sólo significa rapiña para el empresario y miseria para el trabajador. Hoy las propuestas se colaron de parte de la clase burguesa que no quiere perder ni un centavo y que están siendo impulsadas por la empresa GIN GROUP y su dueño Raúl Beyruti, conocido coloquialmente como “el rey de outsourcing”.

¿Quién es esta persona y qué intereses tiene en la nueva reforma? Pues resulta que a esta “fichita” no se le quiere ir una y ha querido “meter su cuchara” en la nueva discusión que se tenía para la reforma hacia la subcontratación, la cual no pretende siquiera erradicar esta práctica, sino sólo regularla. ¿Qué significa esto? Que para los gobernantes hay dos formas de explotación por subcontratación: una legal y otra ilegal, entonces buscan hacer más eficiente y “humano” el legal y erradicar el ilegal, que lo único que para ellos es ilegal es que no deja buenos impuestos.

Leer más

Pandemia, ciencia y política: una defensa de la 4T

x Víctor M. Toledo

n tiempos de crisis, el conocimiento racional es el arma más poderosa para salir de ella. Siempre lo ha sido, junto con la cooperación y una visión pertinente de la realidad. Eso fue lo que sucedió con la historia de la humanidad. Los seres humanos somos una de las ocho especies y subespecies que pertenecen al género Homo, cuyos más antiguos registros se remontan a unos ­2 millones de años. Salvo nosotros, el resto de nuestros parientes más cercanos terminaron extinguiéndose. Somos la única y última rama viva de un árbol evolutivo, que no logró mantener a sus especies. Es muy probable que hayan sido el conocimiento racional y la cooperación las que permitieron a nuestra especie continuar existiendo por 300 mil años. Hoy ese conocimiento racional se llama ciencia y esta dimensión de la cultura humana se usa para dos cosas: o para mantener el doble sistema de explotación que una minoría de minorías (el 1%) mantiene sobre el trabajo de la naturaleza (depredación) y sobre el trabajo humano (parasitismo), o bien para la liberación de lo anterior y la defensa de la vida humana y no humana. La primera es la ciencia al servicio del poder corporativo, que en último término busca la ganancia y la acumulación y concentración del capital; la segunda es la que persigue el beneficio social y el respeto por la vida, y es la que se practica en buena parte de las instituciones públicas y en las universidades. De acuerdo con la Unesco (2015), existen casi 8 millones de científicos en el mundo. Los datos indican además una tendencia reciente a la privatización de la ciencia en numerosos países (Sudcorea, China, Alemania, EU, Turquía, Polonia, etcétera). En EU esta tendencia ha sido especialmente marcada. Mientras la relación entre la ciencia académica financiada por el gobierno y la ciencia corporativa era de 60-40 por ciento en 1965, hacia 2006 ésta se había invertido a 35-65 por ciento y alcanzó 30-70 en 2015.

Leer más
1 2 3 6