José Revueltas, comunismo y organización. El proletariado: una vanguardia en construcción

x OLEP/Fragua

EL 14 DE ABRIL se conmemora el aniversario luctuoso de José Revueltas, escritor y militante comunista, quien llevó su práctica política a sus obras y hoy es reconocido como un escritor eminente de nuestro país. Por ello, hoy en FRAGUA hablaremos de una de sus obras políticas claves, nos referimos al Ensayo de un proletariado sin cabeza, obra escrita en 1962.

Revueltas no sólo es el escritor que hoy conocemos o nos quieren hacer ver, sino que fue un activista perseverante, motivo por el cual estuvo encarcelado cuatro veces en distintas prisiones de nuestro país. La primera a corta edad, a los 16 años, en el año de 1925; las siguientes fueron en las Islas Marías en 1934 y 1935, su última vez fue en 1968, después de participar activamente en los movimientos estudiantiles, lo que le costaría estar recluido en Lecumberri.

Siempre se declaró comunista, confiado en que el marxismo-leninismo era la opción para transformar la realidad, que el triunfo del socialismo realizado por la clase trabajadora verdaderamente conseguiría sus derechos y construiría un Estado nuevo. Por ese motivo Revueltas era militante del *Partido Comunista de México (PCM); sin embargo, el escritor no era iluso y veía que la estructura del Partido se iba descomponiendo y no podía alcanzar las verdaderas metas para las cuales debería luchar.

Leer más

La reforma petrolera de AMLO y las nuevas batallas por venir

x Eduardo Nava Hernández

Como en el caso de la reforma eléctrica, lo más seguro es que la mayoría morenista en el congreso apruebe esta iniciativa “sin cambiarle ni una coma”, y que el gobierno enfile hacia un nuevo conflicto en los tribunales y un nuevo choque con el sector privado y el poder judicial.

Como una nueva medida para continuar con el reforzamiento de la presencia del capital público en el sector energético y la regulación de éste por el Estado, el presidente López Obrador hizo llegar al Congreso el 26 de marzo una iniciativa más de reforma legal, esta vez a la Ley de Hidrocarburos en sus artículos 51, 53, párrafo segundo, 56, fracción XI, 57 y 59 Bis, y adicionando una fracción al artículo 56 y un párrafo segundo a la fracción II del artículo 86.

Se trata, en síntesis, de que el Estado, a través de la Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía y las empresas productivas Pemex y CFE, recupere el control, como un tema de seguridad nacional y de soberanía energética, sobre “el tratamiento y refinación de petróleo, el procesamiento de gas natural y la exportación e importación de hidrocarburos y petrolíferos, así como en el transporte, almacenamiento, distribución, compresión, licuefacción, descompresión, regasificación, comercialización y expendio al público de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos”. La iniciativa prevé, que, en casos de desabasto o riesgos a la seguridad nacional, la seguridad energética o la economía nacional, la Sener podría suspender temporalmente los permisos o licencias a los particulares que participan en la producción, procesamiento, transporte, almacenamiento, comercialización, expendio al público y exportación e importación de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos. Al mismo tiempo, Pemex tomaría el control de las instalaciones de las empresas suspendidas. Y, tras su muy segura aprobación, la ley permitiría incluso revocar las franquicias de los distribuidores de gasolinas, diésel y gas que no entreguen a los consumidores las cantidades pagadas por éstos.

Leer más

El litio y la soberanía, México y Bolivia

x Gerardo Villagrán del Corral

Acompañado por el presidente boliviano Luis Arce, el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador destacó en rueda de prensa el interés de su gobierno en explotar los yacimientos de litio con los que cuenta el país y que analiza la posibilidad de tener una mayor participación en la extracción del metal cuyas reservas se concentran en Sonora.

Bolivia, cabe recordar, dispone de mayores reservas del llamado petróleo del futuro, hoy tan codiciado en el mundo. Arce recordó que el control de los recursos naturales es un tema estratégico y afirmó que el dominio sobre el litio fue el objetivo económico detrás del golpe de Estado que en noviembre de 2019 obligó al ex presidente Evo Morales y miembros de su gabinete –incluido el propio Arcea– a exiliarse en México.

López Obrador reconoció que el papel gubernamental en el sector se verá acotado de manera inevitable por el entreguismo desenfrenado de sus antecesores, quienes concesionaron vastas extensiones del territorio nacional no para producir oro, plata, cobre, litio, sino fundamentalmente para especular en el mercado financiero.

Leer más

Límites y alcances de la reforma eléctrica

x OLEP/Fragua

¿QUÉ SIGNIFICADO TIENE para el pueblo organizado y no organizado la reforma en materia energética que impulsó Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y que aprobó recientemente la Cámara de Diputados? Hasta el día que se escribe este artículo aún falta la aprobación en la Cámara de Senadores.

De manera general, el gobierno de AMLO y la Cámara de Diputados mencionan que el beneficio sería un incremento de entre 14 mil 308 y 135 mil 558 millones de pesos en los ingresos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y que este dinero se podría utilizar para invertir en la misma CFE y en todos los proyectos que tiene el gobierno, como el Tren Maya y sus programas sociales. Es decir, que nos “beneficiaria” porque se crearían empleos e infraestructura, y recibiríamos nuestro dinerito de los programas sociales. O sea que es una buena decisión, pero ¿es suficiente para revertir la privatización del sector eléctrico y sobre todo para, como nos lo ha dicho AMLO, terminar con el neoliberalismo en nuestro país y la miseria que continuó y profundizó esa política económica durante 36 años? Y un punto muy importante, ¿qué papel tiene el pueblo y nosotros como organización ante esta reforma? ¿Sólo mirar desde las gradas el partido y contar cuántos goles se meten entre el gobierno y las empresas opositoras a la reforma?

Nosotros, la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), como expresión del pueblo organizado, pensamos que, al igual que otras resoluciones que ha tomado AMLO, ésta es también una decisión a medias que no termina con el neoliberalismo: que sí fortalece al Estado de la clase burguesa, que medio se pelea con las grandes empresas transnacionales mexicanas y extranjeras, pero que no termina de darle el golpe final al proceso de privatización y al neoliberalismo. ¿Por qué decimos esto? ¿Por qué AMLO no quiere terminar con el neoliberalismo de una vez por todas? ¿Tendrá miedo? ¿Pensará que es una venganza y no es su tarea? ¿No tiene la fuerza suficiente para hacerlo?

Leer más

Argentina y México proponen un nuevo eje progresista en América Latina y el Caribe

x Pedro Brieger

Las visitas de Estado tienen múltiples dimensiones y hay diferentes criterios para evaluarlas más allá de las afinidades políticas, entre otros, la duración de una visita y las actividades que se realizan. Muy lejos en el recuerdo quedan las giras de semanas, como la que realizó el presidente de Francia Charles de Gaulle en 1964 por 10 países de América del Sur a lo largo de 26 días. Ahora el tiempo apremia, todo es breve y las visitas de Estado suelen durar horas, apenas para un saludo y la firma de algún documento protocolar. No es el caso de la visita de Alberto Fernández al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La excusa del viaje a México fue la conmemoración del bicentenario de la independencia mexicana y específicamente el día de la bandera, el 24 de febrero. Fernández permaneció durante tres días y se pudo percibir una gran empatía con AMLO, que lo invitó a varias actividades por fuera de lo estrictamente protocolar.

Leer más

Tras los pasos de Monsanto

x Andreas Knobloch

Bayer apremia a México y a Tailanda, según documentos filtrados, a dar marcha atrás a la prohibición de glifosato.

En 2019 el gobierno tailandés decidió prohibir tres pesticidas, entre ellos el herbicida glifosato. Sin embargo, poco antes de que la prohibición entrara en vigor, el gobierno en Bangkok dio marcha atrás. «Me ha interesado fundamentalmente el rol de Estados Unidos en estos asuntos», expresó a «nd» (Neues Deutschland) Nathan Donley, científico de la organización norteamericana para la protección del medio ambiente sin fines de lucro Center for Biological Diversity (CBD). En los documentos se hace evidente que la empresa química y el lobby agrícola estuvieron profundamente involucrados en la presión que jugó USA en Tailandia para evitar que se prohibiera el glifosato. «Después vi en las noticias que en México se habían realizado los mismo pasos que en Tailandia para prohibir el glifosato y otros pesticidas. Esto nos motivó a solicitar los documentos.»

Haciendo valer el acta de libertad de información, una ley sobre la libertad de información, la CBD solicitó la publicación de los documentos internos; el periódico británico «The Guardian» los publicó la semana pasada. El intercambio de emails muestra que la empresa alemana Bayer cooperó estrechamente con los departamentos gubernamentales norteamericanos para presionar al gobierno mexicano a que desistiera de su propuesta en torno a la prohibición de glifosato. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador estableció un plazo hasta el 2024 para que sus agricultores dejen de emplear glifosato y otros pesticidas, así como el cultivo y uso de maíz transgénico. El argumento esgrimido para la prohibición fue la seguridad alimentaria, la soberanía y aspectos de salud. El glifosato es un componente de diferentes herbicidas y se lo vincula con el cáncer y con otros problemas de salud. En Alemania los herbicidas que contienen glifosato también deberán prohibirse a partir del 2024.

Leer más

Electricidad: la batalla que viene

x Eduardo Nava Hernández

Con la iniciativa preferente enviada el lunes 1 de febrero al Congreso, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha planteado su, hasta ahora, política más trascendente en materia energética, un sector que, como es sabido le interesa particularmente por sus implicaciones para la nación y el Estado.

Sin echar abajo la reforma constitucional peñanietista de 2013, y dentro del marco de apertura a la inversión privada que ésta implicó, esta pejerreforma busca dar preferencia en la distribución a la energía generada en las plantas de diversos tipos de la Comisión Federal de Electricidad, a contramano de los contratos con los productores privados que otorgaron a éstos ventajas ostensibles.

La reforma de 2013 abrió un gran campo de inversión en el sector eléctrico a las empresas privadas (Enel Green Power, Grupo México, la española Ibedrola, AES Corporación, ILIOSS, Acciona, Minera Autlán y Mexichem, entre muchas otras), que en pocos años han llegado a producir más del 45 % de la electricidad del país y a abastecer a más de mil grandes plantas y empresas de sectores como la minería, altos hornos, cementeras o la panificadora Bimbo (El Universal, 28 jun. 2020). Sin embargo, las líneas de transmisión y distribución siguen siendo exclusivas de la CFE. Los contratos de autoabastecimiento con los generadores privados, que fueron firmados conforme a la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, ya abrogada, y que en algunos casos datan del periodo de Carlos Salinas de Gortari, obligaron a esta agencia estatal a comprar toda la energía producida por aquéllos, saturando sus redes y obligando a postergar el despacho de la electricidad producida por la empresa estatal.

Leer más

Biden: ¿peligro para México?

x John M. Ackerman

México se benefició con la errática política exterior de Donald Trump y su desatención hacia América Latina. Perro que ladra, no muerde, reza el sabio dicho popular. A pesar de sus constantes insultos y amenazas hacia México, Trump al final de cuentas respetó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y se negó a interferir en el avance de la Cuarta ­Transformación.

Jamás se materializó el choque de trenes entre Trump y López Obrador que tanto deseaban tanto los opositores mexicanos como los halcones del Pentágono. El Presidente mexicano logró torear al magnate neoyorquino y mantener relaciones diplomáticas constructivas enfocadas en la resolución de problemas comunes sin en ningún momento subordinarse a los caprichos de Washington.

Leer más

La rebelión de los parásitos. Los ricos también lloran

x OLEP/Fragua

EN DÍAS RECIENTES ha circulado en redes sociales un video en el que aparece un trabajador, a través de una ventana de autobús, gritando: “Los obreros movemos a México, pinches ridículos”. El enojo de este hombre fue suscitado por la marcha en automóvil realizada el pasado 30 de mayo, convocada por el Frente Nacional AntiAmlo (FRENA) y compuesta por algunas decenas de “ciudadanos indignados” a bordo de lujosos carros, quienes mostraban cartulinas en las que se leía: “AMLO vete ya”, “AMLO farsante, comunismo fuera, no más socialismo del siglo XXI”, “No queremos un dictador”, entre otras frases más.

Leer más

México, el golpe en marcha

x Julio Diego Zendejas Maximo

En América Latina la historia de lo que va del siglo XXI ha estado marcada por el ascenso de los llamados “gobiernos progresistas” y la lucha de las oligarquías locales y el imperialismo estadounidense por recuperar el control pleno del poder que aquellos pudieron haber cuestionado al tomar posesión del aparato estatal.

Desde la asunción presidencial del Comandante Hugo Chávez en Venezuela y el inició de la Revolución Bolivariana comenzó una reconfiguración política a nivel regional que se fue consolidando con los triunfos electorales del PT en Brasil, los del kirchnerismo en Argentina, los gobiernos de Rafael Correa en Ecuador y los de Evo Morales en Bolivia. En gran medida estos gobiernos fueron el resultado de amplias luchas populares y poderosos movimientos sociales contrarios a las políticas neoliberales al pasar a su institucionalización.

A pesar de que el calificativo progresista tiende a obscurecer las diferencias ideológicas y los alcances transformadores de cada caso, pues no es lo mismo la búsqueda del “capitalismo serio” de Cristina Fernández que la propuesta del “capitalismo andino” de García Linera o el llamado chavista a construir el Socialismo del Siglo XXI, existían en estos gobiernos algunos elementos de coincidencia que permitieron articular cierta unidad latinoamericana y hacer retroceder relativamente la hegemonía neoliberal. Entre otros recuperaron o fortalecieron la participación estatal en la economía, realizaron amplias políticas sociales de distribución de la riqueza y promovieron espacios de integración económica y política regional (ALBA, UNASUR, CELAC).[i]

Leer más
1 2 3 6