La CIA solía infiltrarse en los medios. Ahora la CIA son los medios

x Caitlin A. Johnstone

En los buenos viejos tiempos, cuando las cosas eran más simples, la Agencia Central de Inteligencia tuvo que infiltrarse en los medios de comunicación para manipular la información que consumía el mundo. Hoy en día, no existe una separación entre los medios y la CIA.

El periodista Glenn Greenwald acaba de subrayar este asunto en la historia llamada «Bountygate» que el New York Times dio a conocer en junio del año pasado.Se trata de un supuesto intento de Rusia de pagar a los talibanes para matar a los soldados estadounidenses en Afganistán.

«El reportero del NYT que dio a conocer la historia de las “recompensas” de Rusia (atribuida a ‘funcionarios de inteligencia’) ha reconocido públicamente que esa información fue parte de una campaña de la CIA», tuiteó Glenn Greenwald.

Leer más

El derrocamiento de Evo Morales y la primera guerra del litio

x Thierry Meyssan

Desde finales del siglo XIX, el mundo se había acostumbrado a las guerras del petróleo. ‎Pero ahora comienzan las guerras del litio, que es un mineral fundamental para la fabricación de ‎teléfonos celulares… y también para la de automóviles eléctricos. Un historiador y ‎un periodista británicos lograron obtener una serie de documentos del Foreign Office –‎el ministerio de Exteriores del Reino Unido– que demuestran que Londres organizó ‎de punta a cabo el derrocamiento del presidente de Bolivia, Evo Morales, para ‎apoderarse de las reservas de litio de ese país. ‎

Leer más

Respaldado por EEUU, el candidato ‘ecosocialista’ de Ecuador, Yaku Pérez, apoya golpes de estado y ayuda a la derecha

x Benjamin Norton

El candidato presidencial ecuatoriano Yaku Pérez ha apoyado golpes en Bolivia, Brasil, Venezuela y Nicaragua. La campaña de su partido Pachakutik, respaldado por Estados Unidos y supuestamente de “izquierda” ambientalista, es promovida por lobistas corporativos de la derecha.

La elección presidencial del Ecuador del 7 de febrero concluyó con una sorpresa: el conteo rápido publicado por el Consejo Nacional Electoral del país pareció enseñar a un candidato poco conocido, llamado Yaku Pérez Guartambel, en segundo lugar, asegurando una victoria estrecha sobre el candidato de derecha Guillermo Lasso, un banquero con una influencia importante en el país.

La mayoría de las encuestas habían predicho una carrera presidencial que se reduciría a dos candidatos, que difícilmente podían ser más diferentes: por un lado el banquero conservador Lasso, quien tenía el apoyo de las élites ecuatorianas y los Estados Unidos, que ya se había lanzado, sin éxito, a la presidencia dos veces previas a esta; mientras que en el otro estaba un joven economista de izquierda, Andrés Arauz, quien sigue los pasos del ex presidente socialista Rafael Correa y quiere traer de vuelta a su Revolución Ciudadana.

Pero mientras las encuestas consistentemente lo tenían llegando en tercer lugar, Yaku Pérez se mantuvo en la carrera hasta el final. Y, a diferencia de Lasso, Pérez nunca le demostró lealtad a la derecha; se lanzaba como candidato con lo que había sido mercadeado como una campaña progresista y ambientalista.

Leer más

La NED sí tiene quien le escriba

x Cubadebate

El Premio Gabo es un prestigioso galardón otorgado al periodismo iberoamericano. Considerado una de las más altas distinciones al periodismo realizado en lengua española y portuguesa, es entregado cada año por la Fundación Gabo, entidad con sede en Colombia creada en 1995 por Gabriel García Márquez.

La Fundación surgió originalmente con el nombre de Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y desde sus inicios, a partir de la visión del célebre escritor y Premio Nobel colombiano, tuvo como misión elevar el nivel periodístico de la región a través de talleres, premios, coordinación de becas y organización de eventos.  

El Premio tuvo su primera edición en 2014 y desde entonces ha reconocido a más de 40 periodistas de unos 15 países. Se otorga en cuatro categorías: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.  El monto actual del galardón, entregado en pesos colombianos, equivale a unos 10 000 dólares para los ganadores y 2300 a los finalistas. La ceremonia en la que se dan a conocer y se entregan los premios se celebra en la ciudad de Medellín, como parte del Festival Gabo, aunque este año se realizará de forma virtual el próximo 21 de enero.   

Leer más

Identidades excluyentes: la imposibilidad de la crítica en nombre de las emociones. Una crítica a la izquierda del Bloque Latinoamericano en Berlín (II)

x Iván Carrasco Andrés

Postmodernidad y modernidad americana

No hay rasgo alguno en el mundo de la vida civilizada moderna, a partir del siglo XX, señalaba Bolívar Echeverría, que no se encontrase mediado o marcado por el “americanismo” o la “identidad americana”, es decir, por la forma (norte)americanizada de la modernidad. De los múltiples elementos que se imbrican entre sí y que la definen, uno de ellos es el fundamento de los otros: el cumplimiento militante de la subordinación total de la forma natural de la reproducción social bajo el yugo de la valorización del valor, esto es, “la conquista del grado más alto de subsunción de la lógica ‘natural’ o lógica del valor de uso de la vida social moderna a la lógica capitalista de la autovalorización del valor mercantil, el grado casi pleno de la identificación entre ambas.”[1]

Dicho proceso de subordinación casi total del valor de uso bajo el proceso de valorización del valor es la base de la configuración del sentido histórico del siglo pasado y lo que llevamos del presente, proceso que se impuso con más virulencia y rapidez con el inicio del neoliberalismo a escala planetaria en la década de los 80’s y que tuvo como centro de irradiación geopolítico, después de la caída de la Unión Soviética, los Estados Unidos de América. Es aquí en donde las formas culturales e ideológicas[2] encuentran su lugar de producción teórica y sus correspondientes polos de dispersión desde los cuales los discursos postmodernos/decoloniales/postcoloniales[3] serán ampliamente difundidos en las academias no solamente norteamericanas, sino también en todas las academias y movimientos sociales en América Latina. Aunado a la “industria cultural” y a sus formas ideológicas de autolegitimación, tendientes a eliminar todo discurso crítico y prácticas que las impugnen, se encuentra una peculiar idiosincrasia que late en lo profundo de la modernidad americana y que, por momentos y de forma recargada y adaptada a los tiempos modernos, en tanto estrategia discursiva, marca de forma esquizofrénica sus producciones culturales: el puritanismo. Junto a este rasgo encontraríamos también la concomitante moralización, victimismo y la forma espectacular[4] de abordar los problemas sociales que parecen ser los nuevos elementos constitutivos de las nuevas prácticas sociales de las “nuevas izquierdas”.

Leer más

El brazo financiero de la CIA apoya proyectos de la organización «Cómo Vamos La Paz»

x Tulio Ortiz Uribe

Con el argumento «altruista» de promover el desarrollo económico, la democracia y la educación cívica, el medio ambiente, los derechos humanos y apoyar la educación, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), otro de los aparatos del Departamento de Estado para realizar operaciones encubiertas, espiar y «desarrollar y consolidar democracias representativas», mediante golpes de estado blandos, ha impulsado la creación y el financiamiento de organizaciones no gubernamentales en múltiples países.

Esto les permite tener injerencia en asuntos que sólo competen a los gobiernos nacionales, pero que se simulan como exigencias o luchas de la sociedad civil. Está bien documentado la forma en que interviene con sus programas para desestabilizar y propiciar cambios de regímenes para volverlos afines a los intereses de EEUU. En el 2016, USAID tenía presencia en 20 países de América Latina, con un presupuesto cercano a mil millones de dólares.

Leer más

Un año con AMLO: divididos, los grupos dominantes de la IP

x Alejandro Alegría

  • Cambió correlación de fuerzas
  • Está en marcha una estrategia para enfrentar al nuevo gobierno, advierte la experta Magdalena Galindo

Un año después de la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, se ha dado una división entre los grupos hegemónicos del empresariado del país. Mientras unos buscan acompañar al gobierno federal, otros lo han enfrentado mediante diversas estrategias, sostuvo Magdalena Galindo, catedrática de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En entrevista con La Jornada, explicó que la separación del poder económico del gobierno en turno comenzó en el sexenio de José López Portillo, cuando se nacionalizó la banca.

Ahí se ve por vez primera que el Estado mexicano tiene que golpear a su fracción hegemónica nacional para favorecer al grupo dominante internacional, con el fin de garantizar el servicio de la deuda que se tenía con la banca privada mundial.

Expresó que hubo desplazamiento de la hegemonía del interior del país hacia el exterior, pero ese poder del capital financiero internacional se ejerce en el interior de México. Con ello se iniciaron las políticas neoliberales para favorecer al capital internacional y se consolidaron en las administraciones subsecuentes, pues la política económica y la política fueron definidas por los organismos internacionales, como el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Leer más

‎¿Vuelven las “primaveras árabes”?‎

x Red Voltaire

Israel está sin gobierno y los movimientos de protesta agitan Sudán, Argelia, Líbano, Irak, Kuwait ‎e Irán. ‎

En cada uno de esos países, parecen estar actuando organismos estadounidenses o vinculados a ‎Estados Unidos, como sucedió durante las «primaveras árabes», en 2010-2011. ‎

En aquel momento, numerosos estudios sociológicos explicaban el fenómeno recurriendo a las ‎características de los países afectados. Pero lo cierto es que se trataba de países con ‎características muy diferentes, lo cual implica que la verdadera causa de las «primaveras ‎árabes» no era el «terreno propicio». ‎

En realidad, los documentos internos del ministerio británico de Exteriores dados a conocer por ‎un alto funcionario del Reino Unido, Derek Pasquill, demuestran que las «primaveras árabes» ‎fueron una operación concebida por el MI6 británico en 2005, según el esquema de la «Revuelta ‎Árabe» de Lawrence de Arabia. La diferencia era que ya no se trataba de poner en el poder a los ‎wahabitas y a la familia Saud sino a la Hermandad Musulmana. El primer ministro británico Tony Blair ‎vendió el proyecto a Estados Unidos, que más tarde lo puso en práctica utilizando ‎a los discípulos del profesor estadounidense Gene Sharp [1].‎

Leer más

Bolivia, otra pieza que se cobran el imperialismo y sus ONG

x Agustín Velloso

El editorial de La Jornada del día 11 de noviembre plantea este último ataque con sencillez y contundencia:

“un producto característico de los grupos adinerados que no toleran gobiernos independientes de sus designios y ajenos a sus intereses y que controlan, además de porciones principales de la economía, la masa de medios informativos” (…) “las oligarquías del subcontinente y el poder neocolonialista de Washington mantienen vigente entre sus recursos el golpe de Estado.”

El 10 de noviembre Resumen Latinoamericano profundiza más en el papel de los instigadores:

“El virtual golpe de Estado oligárquico y fascista contra el pueblo y sus máximos dirigentes legítimamente elegidos el pasado 20 de octubre, viene a coronar la ejecución programada, planificada y premeditada del recurso de la violencia militar que suelen emplear los intereses de Washington, la extrema derecha y la minoría oligarca, cuando un gobierno de América Latina pretende beneficiar a las mayorías sociales y lucha por su independencia.”

Ambos editorialistas mencionan el poder económico y el control sobre los medios de comunicación coronados por el golpe de Estado como las principales armas que emplean los agresores.

Leer más

Abu Bakr al-Baghdadi, creado y asesinado por la CIA

x Marc Vandepitte

Lo que no dicen es que este bestial grupo terrorista es producto de la propia política exterior del régimen de EEUU en Medio Oriente

Ahora que el dirigente del Estado Islámico (EI), Abou Bakr al-Baghdadi, ha sido [supuestamente] eliminado muchas personas en EEUU y Occidente expresan su alegría y alivio. Ahora Trump reconoce que al EI lo creó Obama.

La emergencia del EI

En 2003 EEUU y Gran Bretaña invadieron Irak. En aquel momento al-Qaeda y otros grupos terroristas yihadistas tenían poco peso en la zona. El ejército estadounidense se enfrentó a un violento levantamiento después de la invasión. Para aplastarlo se utilizaron escuadrones de la muerte, exactamente igual que lo que habían hecho los estadounidenses en América Latina con la llamada “Opción El Salvador». Además, en esta guerra sucia se enfrentó deliberadamente a sunníes contra chiíes siguiendo la táctica de “divide y vencerás”. En esta orgía de violencia sectaria provocada fue cuando se implantó al-Qaeda en Irak con el nombre de “Estado Islámico de Irak” (EII).

Leer más
1 2 3