José Revueltas, comunismo y organización. El proletariado: una vanguardia en construcción

x OLEP/Fragua

EL 14 DE ABRIL se conmemora el aniversario luctuoso de José Revueltas, escritor y militante comunista, quien llevó su práctica política a sus obras y hoy es reconocido como un escritor eminente de nuestro país. Por ello, hoy en FRAGUA hablaremos de una de sus obras políticas claves, nos referimos al Ensayo de un proletariado sin cabeza, obra escrita en 1962.

Revueltas no sólo es el escritor que hoy conocemos o nos quieren hacer ver, sino que fue un activista perseverante, motivo por el cual estuvo encarcelado cuatro veces en distintas prisiones de nuestro país. La primera a corta edad, a los 16 años, en el año de 1925; las siguientes fueron en las Islas Marías en 1934 y 1935, su última vez fue en 1968, después de participar activamente en los movimientos estudiantiles, lo que le costaría estar recluido en Lecumberri.

Siempre se declaró comunista, confiado en que el marxismo-leninismo era la opción para transformar la realidad, que el triunfo del socialismo realizado por la clase trabajadora verdaderamente conseguiría sus derechos y construiría un Estado nuevo. Por ese motivo Revueltas era militante del *Partido Comunista de México (PCM); sin embargo, el escritor no era iluso y veía que la estructura del Partido se iba descomponiendo y no podía alcanzar las verdaderas metas para las cuales debería luchar.

Leer más

Colaboración entre clases: adiós a la transformación

x OLEP/Fragua

LOS BURGUESES siempre buscan la manera de que sus intereses económicos y políticos prevalezcan por sobre el resto de las clases que explotan y oprimen, ésta es la razón fundamental por la cual sus representantes se adueñan con mayor velocidad de la estructura dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

No es que la burguesía no estuviera representada en el agrupamiento político del Morena; lo estaba desde antes de la contienda electoral por medio de Alfonso Romo, Yeidckol Polevnsky o Ricardo Monreal, por mencionar algunos, y del argumento para pactar con ellos, para construir alianzas como la única manera de ganar la presidencia. Y la presidencia se ganó.

Dado ese resultado muchos integrantes del Morena hablaban de lo sabio que había sido “subir al barco” a personas como Mario Delgado, hoy presidente de ese agrupamiento político; de hacer alianza con Manuel Velazco Coello, virtual presidente del Partido Verde Ecologista de México, asesino y protector del represor gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas; de aceptar el chantaje de Ricardo Monreal y darle la oportunidad de colocar hoy a su hermano y pésimo funcionario (David Monreal) como candidato a la gubernatura de Zacatecas.

El supuesto acierto de sumar por sumar se ha trasformado en la debilidad del Morena y, sobre todo, limita la posibilidad de tener verdaderos representantes de los intereses históricos del pueblo explotado y oprimido dentro de la estructura de ese agrupamiento político.

Leer más

La solución: terminar con la explotación

x OLEP/Fragua
El 12 de noviembre el ejecutivo federal presentó la propuesta para prohibir la subcontratación. Este anuncio llamó la atención tanto de los empresarios como de los trabajadores. Por un lado, los dueños del dinero se pusieron a gritar a los cuatro vientos “¡rompieron el acuerdo!” en clara referencia a las negociaciones que hace meses realizaron con Ricardo Monreal para frenar la anterior propuesta para prohibirlo.

A los pocos días, por ahí del 12 o 13 de noviembre, Ricardo Monreal calmó a las bestias y casi casi les dijo que su palabra es de caballeros y entre caballeros no hay traición… o, mejor dicho, entre burgueses se entienden. El lunes 23 del mismo mes los empresarios se reunieron con el presi- dente y algunos integrantes de su gabinete para expresar las bondades del outsourcing, para decir que gracias a esta forma de relación laboral las empresas son competitivas, y se manifestaron en contra de la evasión fiscal al reconocer el daño que ésta hace a las finanzas públicas. Todo para exigir que no se aprobara la reforma que el jefe del Ejecutivo propuso.

Leer más

La rebelión de los parásitos. Los ricos también lloran

x OLEP/Fragua

EN DÍAS RECIENTES ha circulado en redes sociales un video en el que aparece un trabajador, a través de una ventana de autobús, gritando: “Los obreros movemos a México, pinches ridículos”. El enojo de este hombre fue suscitado por la marcha en automóvil realizada el pasado 30 de mayo, convocada por el Frente Nacional AntiAmlo (FRENA) y compuesta por algunas decenas de “ciudadanos indignados” a bordo de lujosos carros, quienes mostraban cartulinas en las que se leía: “AMLO vete ya”, “AMLO farsante, comunismo fuera, no más socialismo del siglo XXI”, “No queremos un dictador”, entre otras frases más.

Leer más

México, el golpe en marcha

x Julio Diego Zendejas Maximo

En América Latina la historia de lo que va del siglo XXI ha estado marcada por el ascenso de los llamados “gobiernos progresistas” y la lucha de las oligarquías locales y el imperialismo estadounidense por recuperar el control pleno del poder que aquellos pudieron haber cuestionado al tomar posesión del aparato estatal.

Desde la asunción presidencial del Comandante Hugo Chávez en Venezuela y el inició de la Revolución Bolivariana comenzó una reconfiguración política a nivel regional que se fue consolidando con los triunfos electorales del PT en Brasil, los del kirchnerismo en Argentina, los gobiernos de Rafael Correa en Ecuador y los de Evo Morales en Bolivia. En gran medida estos gobiernos fueron el resultado de amplias luchas populares y poderosos movimientos sociales contrarios a las políticas neoliberales al pasar a su institucionalización.

A pesar de que el calificativo progresista tiende a obscurecer las diferencias ideológicas y los alcances transformadores de cada caso, pues no es lo mismo la búsqueda del “capitalismo serio” de Cristina Fernández que la propuesta del “capitalismo andino” de García Linera o el llamado chavista a construir el Socialismo del Siglo XXI, existían en estos gobiernos algunos elementos de coincidencia que permitieron articular cierta unidad latinoamericana y hacer retroceder relativamente la hegemonía neoliberal. Entre otros recuperaron o fortalecieron la participación estatal en la economía, realizaron amplias políticas sociales de distribución de la riqueza y promovieron espacios de integración económica y política regional (ALBA, UNASUR, CELAC).[i]

Leer más

El autismo político del compañero Magdiel Sánchez Quiróz. Sobre la posibilidad de un golpe de estado

x José Luis Hernández Ayala

De manera sorprendente, porque hasta ahora he valorado positivamente su trabajo político, el compañero Magdiel Sánchez Quiroz nos afirma que en México solo es un “cuento” la existencia de fuerzas golpistas en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador

(Ver su texto en Viento Sur, https://vientosur.info/spip.php?article15986 ).

Magdiel considera que es absurda la posibilidad de un golpe de estado porque, en su opinión, el actual gobierno es lo mismo que los anteriores y que la única base con la que cuentan quienes sostienen la posibilidad golpista, son las declaraciones de dos personalidades afines al actual régimen: el Padre Alejandro Solalinde y el caricaturista Rafael Barajas. Su motivo se reduce a crear “una herramienta de cohesión y defensa” para galvanizar al gobierno obradorista y “dividir a la izquierda”.

Leer más

Educación en tiempos de pandemia. El lujo de estudiar

x OLEP/Fragua

EL CAPITALISMO crea el mundo a su imagen y semejanza, de la herrumbre de las máquinas construye al sujeto social adecuado para reproducir el sistema. Por un lado, genera a su clase burguesa, educada para mandar y continuar con la lógica irracional de acumulación en detrimento de la naturaleza y el ser humano y, por el otro lado, a la clase desposeída que está educada para servir como un engrane útil a los intereses del capital. Es decir, debe tener cierto nivel de instrucción y de disciplina para poder desarrollar las tareas que la división internacional del trabajo imponga.

En México, el neoliberalismo nos colocó en el papel de ser un país mayoritariamente de servicios (el 63% del PIB en México es aportado por este sector, tan sólo el turismo aporta el 9% del PIB nacional). La industria aporta 29% (18% manufactura) y tan sólo un 3% del sector primario.

En cuanto a la relación de la producción con la educación las cosas están un poco así: el promedio de estudios a nivel nacional es de 10 años, es decir, bachillerato trunco; si lo vemos por tipo de sector productivo el turismo tiene un 35.7% de trabajadores con secundaria, 25.7% con educación media superior, 25.3% con primaria y tan sólo 13.1% con educación superior. Los números para el comercio no son muy diferentes: 33.6% secundaria, 28% media superior, 21% primaria y 16.4% con estudios universitarios. La industria de la transformación tiene 39.3% con secundaria, 24.8% con bachillerato, 20.4% con primaria y 15.5% con estudios universitarios. Sólo en los sectores de Gobierno y Educativo y de Salud (englobado estadísticamente) la mayoría de los trabajadores tienen estudios universitarios: 54% para Gobierno y 70% para Educativo y Salud, aunque estos sólo emplean a 6.5 millones de personas en total contra 22.6 millones de los sectores mencionados anteriormente. Es decir, en nuestro país se es funcional para la economía con tan sólo tener estudios de secundaria o iniciar un bachillerato y si es técnico en alguna rama de los servicios mucho mejor y si no acabas, tampoco hay tanta bronca.

Leer más

Réquiem por el intelectual en medio de una crisis sanitaria

x Ricardo Orozco

Contrario al sentido común imperante en la derecha mexicana y en grandes sectores de la propia izquierda —desde la más rastrera y conservadora hasta las militancias más recalcitrantes de la 4T, pasando por las adherencias, los adeptos y hasta los observadores externos—, según el cual el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (y él mismo en persona) carece de experiencia, tacto, precisión, congruencia y consistencia en su política de comunicación sobre cualquier asunto que competa a la vida pública en el país ¿podríamos afirmar que el modelo de comunicación establecido entre el gobierno de la 4T y la sociedad mexicana es uno de los experimentos de interlocución política más efectivos experimentados en la historia reciente de México, en general; y de un gobierno federal, en particular?

Desde su toma de posesión de la primera magistratura del Estado mexicano (pero inclusive desde mucho tiempo atrás, cuando López Obrador se lanzó por primera vez a una contienda electoral por la presidencia de México), el sentido común dominante en amplios sectores de la sociedad, impulsado con particular virulencia, profusión e insistencia por los intereses opuestos y antagónicos al estilo personal de gobernar de López Obrador, es aquel que indica que el actual presidente de México es un personaje poco o nada preparado para afrontar las responsabilidades y los retos que plantea el ejercicio de gobernar a un Estado tan grande, complejo y diverso como el mexicano; ya de entrada, debido a las deficiencias que éste funcionario público muestra constantemente en sus capacidades de comunicar con eficiencia, veracidad y precisión lo que piensa y lo que busca hacer al fungir en un cargo público.

Leer más

La mano que mece la cuna en la UNAM, la propaganda y sus ayudantes

x Andrea Noriega Méndez

No fue sino hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró en su conferencia matutina, el 5 de febrero del presente año, que en la situación prevaleciente en la UNAM, de paros ilegítimos e impuestos, “había mano negra”, que muchos comentaristas comenzaron a hacer conjeturas y a elaborar especulaciones, muchas de ellas sumamente contradictorias entre sí, sobre quiénes serían aquellos personajes o grupos que estarían detrás de los grupos feministas radicales moviendo los hilos. Si bien, un día antes, el 4 de febrero, José Blanco publicaba en La Jornada el primer artículo[1] en un medio impreso a escala nacional, siguiendo a pie juntillas las ideas de mis dos primeros artículos, en donde señalaba la manipulación de las paristas por parte de grupos de poder que buscan desestabilizar a la UNAM, no fue hasta el día siguiente que comenzaron las variopintas especulaciones, justamente después de que fueran atacadas violentamente las instalaciones de Rectoría al culminar una marcha proveniente del parque de La Bombilla.

Las plumas mercenarias de los gobiernos anteriores, que aún siguen tergiversando la realidad, como la del periodista Salvador García Soto, comenzaron inmediatamente a señalar a MORENA como el responsable detrás de las paristas y de los grupos que, de manera violenta, ilegítima y autoritaria comenzaron a cerrar otros planteles educativos de la UNAM. Tomando como fuente el rumor “que corre entre académicos y profesores universitarios”, afirma que, “están las facciones más radicales de la izquierda universitaria que tiene vínculos políticos con personajes de Morena y de la 4T. [2] […] que se acercaron a Enrique Graue en su campaña por la reelección y le ofrecieron “un pacto” para apoyarlo a cambio de posiciones y de darle públicamente su respaldo, [quienes] estarían detrás de la movilización e infiltración de los “anarcos” y serían los autores intelectuales de la desestabilización.”[3]

Otro periodista, que también pertenece a las plumas mercenarias de los gobiernos anteriores, Raymundo Riva Palacio, intenta vincular a personajes como el Mosh o, al alcalde de MORENA de la alcaldía Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil, con los grupos porriles, anarquistas y feministas que tienen tomadas las facultades y escuelas de la UNAM, sin embargo, concluye, “El Presidente no necesita un conflicto en una institución que, por su magnitud y diversidad, puede ser explosiva e incontrolable, por lo que pudiera descartarse, en principio, que cercanos a él estén buscando alterar la vida universitaria y lograr el descarrilamiento de Graue.”[4]

Leer más

Funcionarios, empresarios y terroristas de Estado

x OLEP/Fragua

LA RECIENTE DETENCIÓN de Genaro García Luna, funcionario policiaco en diferentes gobiernos panistas, ha puesto sobre la mesa cómo diferentes funcionarios se han vuelto grandes empresarios a partir de su participación en el gobierno y cómo estos exfuncionarios y flamantes empresarios son, al mismo tiempo, grandes delincuentes que merecen ser juzgados.

Pero el actual gabinete nos muestra cómo grandes empresarios, cuya riqueza han acumulado en gobiernos priistas, panistas y del Morena, son actualmente funcionarios. Caso ejemplar es Alfonso Romo, jefe de la oficina de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

¿Por qué los burgueses pueden pasar fácilmente a ser funcionarios y los altos funcionarios convertirse en empresarios?

Porque el Estado no surge como el conjunto de instituciones por encima de las clases sociales que conforman la sociedad, porque no es neutral, sino que el Estado surge como resultado de la dominación económica de una clase sobre el resto de la sociedad, en este sentido el Estado responde a los intereses económicos y políticos de una clase social y al interés de mantener por la fuerza, en última instancia, esa dominación.

Leer más
1 2 3 4