Alemania se protege de los nuevos ‎refugiados afganos y Francia los recibe

x Voltairenet

Los afganos se han convertido en la tercera nacionalidad con más personas (2,6 millones) ‎registradas como refugiados ante el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), ‎después de los sirios (6,7 millones) y de los venezolanos (4 millones). ‎

Desde que los talibanes tomaron la capital afgana –sin disparar un tiro–, unas ‎‎123 000 personas, entre ellas 5 500 con la nacionalidad estadounidense, fueron evacuadas ‎desde Kabul por las tropas de Estados Unidos, mientras que Reino Unido y Australia también ‎evacuaban grandes cantidades de personas. ‎

Pero esos evacuados son raramente pacíficos traductores o empleados de los ocupantes ‎anglosajones. Se trata principalmente de miembros de las unidades especiales afganas –la Khost ‎Protection Force y la Dirección Nacional de Seguridad– formadas por la CIA para realizar lo que ‎el Pentágono denomina ‎como «tareas de contrainsurgencia». Muchos de ellos cometieron ‎crímenes peores que los que se atribuyen a los talibanes y ahora tratan de escapar a la venganza ‎de la población o temen ser juzgados. ‎

Leer más

Nutriendo las filas de la ultraderecha, Los arrogantes de Sahra Wagenknecht y las políticas de la identidad (I)

x Iván Carrasco Andrés

Hace apenas unas semanas, la política alemana de origen iraní de Die Linke, Sahra Wagenknecht, publicó un libro titulado Die Selbstgerechten: Mein Gegenprogramm-für Gemeinsinn und Zusammenhalt (Los arrogantes: Mi contraprograma- por el sentido común y la unión). El libro, dividido en dos partes, hace un controvertido diagnóstico de la actual situación de la izquierda en Alemania, las causas de su distanciamiento de la clase obrera y en la segunda parte propone alternativas. ¿Por qué la derecha gana adeptos cada día que pasa?, ¿tiene la izquierda alguna responsabilidad al respecto?, ¿qué cambios sociales han tenido que suceder para que se enaltezcan las diferencias particulares frente a las cuestiones de clase? Estas son algunas preguntas que guían la reflexión de la autora en su más reciente libro.

La izquierda que convirtió el ser de izquierda en un estilo de vida

Desde hace algunos años se ha abierto un discreto, casi imperceptible, pero creciente debate en la izquierda y en algunos círculos liberales sobre las políticas de la identidad[1] y su repercusión en los resultados y tendencias electorales, que han sido, en su mayoría, beneficiosos para los partidos de derecha y ultraderecha en EU, Francia, Inglaterra y Alemania, así como la influencia que dichos planteamientos han tenido progresivamente en las praxis de las “nuevas izquierdas”. Sahra Wagenknecht pone sobre la mesa y señala incisivamente una serie de elementos para la discusión urgente y actual sobre los nuevos derroteros que han tomado las izquierdas a nivel mundial. Wagenknecht ha sido atacada por algunos miembros de su mismo partido por considerar que los  planteamientos expresados en su nuevo libro son una “declaración de amor”[2] para con el partido de ultraderecha AfD (Alternative für Deutschland) y una afrenta directa a los votantes de Die Linke que, a juicio de Wagenknecht y como explicaremos en este artículo, construyen su identidad y praxis política a partir de un tipo específico de consumo privilegiado, nombrado por la autora como izquierda-del-estilo de vida (Lifestyle-Linke)[3].

Leer más

Objeto de disputa: Nord Stream 2

x Reinhard Lauterbach

¿Habrá algún movimiento en la disputa por el Nord Stream 2? Según datos del periódico Handelsblatts (edición del día martes), Estados Unidos le hizo una oferta al Gobierno Federal Alemán para negociar el levantamiento de las sanciones ya impuestas, y de las planeadas a futuro, en contra del proyecto del gaseoducto Nord Stream 2. El objetivo político de la administración norteamericana sería la de impedir que el gasoducto, que haría técnicamente superfluo el tránsito del gas a través de Ucrania, sea aprovechado en contra Ucrania o en contra de otro estado del este de Europa. El periódico escribe, citando a los «círculos gubernamentales berlineses» que, por ejemplo, Washington esperaría una confirmación del Consejo de Ministros alemanes para detener la operación del Nord Stream 2, tan pronto como Rusia, por su lado, termine el tránsito a través de Ucrania. Esto implicaría que el gobierno alemán motivaría a Rusia a que el actual acuerdo, que termina hasta 2024, de tránsito con Ucrania sea prorrogado. La revista polaca de derecha Wprost afirma haberse enterado de que la condición establecida por USA, para permitir el gasoducto, sería que la República Federal Alemana aumentase en un dos por ciento del PIB el gasto dedicado a su gasto armamentístico.

Hasta el momento no ha habido ninguna confirmación sobre esta información, sin embargo, el consejero de Joseph Biden para política exterior, Richard Nocholas Burns, le habría propuesto al gobierno alemán un tipo de opción cero: la interrupción de las obras para obtener tiempo para una «conversación relajada y confidencial». Al mismo tiempo, Estados Unidos mantiene una especie de amenaza contra el proyecto. El portavoz del ministerio del exterior, Edward Price, declaró el miércoles que USA «observaría de cerca» y que tan pronto como se inicien los trabajos de construcción, entrarían en vigor las sanciones en contra de los implicados.

Leer más

Nord Stream 2. Conflicto por el gasoducto

x Aert van Riel

En la disputa en torno a Nord Stream 2 se trata de cuestiones geopolíticas.

Si una cárcel se llama «silencio de los marineros», se generan espeluznantes asociaciones. Se dice que allí la resistencia de hombres especialmente fuertes puede ser quebrada o que se trata de un lugar en donde a los prisioneros los amenaza el eterno silencio. Lo que es un hecho es que muchos hombres nombran de este modo a la prisión preventiva Nr. 1 del servicio penitenciario ruso en Moscú porque se encuentra en la calle Matrosskaja tischina (silencio de los marineros).Sobre las condiciones de arresto se dicen cosas malas, sin embargo, es imposible comprobar si son ciertas o no.

El reo más famoso actualmente es el opositor y -así mismo nombrado- activista anticorrupción Alexei Nawalny. Fue condenado a 30 días de prisión luego de su regreso desde Alemania en un procedimiento de urgencia. La fiscalía justifica su arresto porque Nawalny habría violado su libertad condicional. Nawalny permaneció en la República Federal Alemana después de su envenenamiento y no se presentó ante la policía rusa.

Leer más

Propaganda occidental contra Turquía

x Thierry Meyssan

Aunque Occidente finge proteger a Turquía, su propaganda en realidad escamotea los ‎pedidos de auxilio provenientes de Ankara. El problema es mucho más grave que ‎los encontronazos de los soldados turcos con las fuerzas rusas en la región siria ‎de Idlib, tampoco se trata de qué va a suceder con las familias de los yihadistas. ‎El mundo es cruel y no será tratando de no ver la realidad que se logre prestar ‎ayuda a las poblaciones en peligro. ‎

Leer más

“Una enseñanza puede aprenderse de la vida de Rosa Luxemburg: constancia, perseverancia y la llama inagotable para defender y conseguir objetivos”

x Salvador López Arnal

Entrevista a Jaime Martínez, miembro de la Asamblea de Izquierda Unida en Berlín- Federación de IU Exterior

***

¿Quiénes fueron Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht?

Eran las figuras visibles de la Revolución Espartaquista y fundadores del KPD (Partido Comunista de Alemania). Son quienes, podríamos decir, lideraron la lucha por que la recién proclamada República de Weimar fuera un paso más allá y no se quedara en el reformismo, sino que se instaurara una verdadera República Socialista.

Se cumplirán el próximo enero cien años de su asesinato. ¿Qué pasó? ¿Quiénes los asesinaron?

El 15 de enero de 1919, por la tarde, el entonces presidente Ebert del SPD (Partido Socialdemócrata Alemán) había mandado ya aplastar la Revolución Espartaquista. Para ello se sirvió de los «Freikorps», brigadas contrarrevolucionarias nacionalistas. Estas mismas fueron las que mataron a Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht. Creo que Rosa Luxemburg ya sabía lo que iba a ocurrir. Ella escribió poco antes de morir «El orden reina en Berlín», que es una llamada a la lucha futura, quizás sabiendo que ella no sería ya partícipe de la misma. Como decía, el 15 de enero por la tarde los mataron a la vez que a muchos miembros del KPD. Ella acabó con un disparo en la cabeza en el Landwehr Kanal y Karl Liebknecht en una fosa común.

Habláis en un comunicado, también lo has hecho ahora, de la revolución espartaquista. ¿Qué revolución fue esa? ¿De dónde el adjetivo espartaquista?

La Revolución Espartaquista es, para entendernos, la vuelta de tuerca que necesitaba un recién creado régimen que aspiraba al reformismo y que no era suficiente para crear una República Socialista. Rosa Luxemburg, Karl Liebknecht o Klara Zetkin, que eran militantes del SPD lideraron la línea crítica al reformismo dentro del partido, y a través del USPD (Partido Socialdemócrata Independfiente) acaban formando la Liga Espartaquista que deriva en la creación del KPD. La Liga pretendía aplicar en Alemania lo que el Manifiesto Comunista teorizaba, como así queda en el escrito de Rosa Luxemburg «¿Qué quiere la Liga Espartaquista?», a saber, la toma de los medios de producción, la nacionalización de bancos, transportes y otras grandes empresas; la creación de consejos de trabajadores y soldados, o la igualdad legal y social entre hombres y mujeres.

El adjetivo «espartaquista» viene de Espartaco, el gladiador tracio que, entre otros, lideró la revuelta de esclavos que se conoce como Tercera Guerra Servil contra la entonces República Romana.
Leer más